LÍDER ABSOLUTO DEL EQUIPO TEJANO

La hoja de ruta de Dallas Mavericks: Doncic, la incógnita Porzingis y el verano de 2021

Tras la esperada derrota ante los Clippers, la franquicia confía en poder mejorar el equipo para Luka Doncic, con el mercado de agentes libres del 2021 como gran aspiración

Foto: Luka Doncic y Kristaps Porzingis, en una imagen de archivo. (Reuters)
Luka Doncic y Kristaps Porzingis, en una imagen de archivo. (Reuters)

Luka Doncic terminó su segunda temporada en la NBA con una derrota frente a los Angeles Clippers en la que murió matando. Una eliminatoria de primera ronda de playoffs acabada con un 4-2 que mandó a Dallas a los Mavericks. De nada sirvió el esfuerzo del esloveno, que jugó con el tobillo tocado, sin Porzingis y ante un Kawhi Leonard desatado. Doncic ha batido todo tipo de récords, uno de los más espectaculares el de superar los 30 puntos, 8 asistencias y 8 rebotes de prometido en sus primeros partidos como debutante de la fase final de la NBA, algo que nadie había conseguido.

Este tipo de datos, unidos a su memorable actuación en el cuarto partido de la serie en la que el ex del Real Madrid anotó en el último segundo un triple ganador y sumó 43 puntos, han colocado al líder de los Mavs como un claro aspirante a dominar la liga en los próximos años. La franquicia está contenta de haber alcanzado playoffs con una plantilla muy corta, conscientes de que pasar la eliminatoria contra los Clippers era poco más que una utopía. Ahora llega el momento de la verdad para Dallas, la offseason, donde los despachos marcarán las aspiraciones reales del equipo a medio y largo plazo. La irrupción de Doncic en esta segunda temporada en la NBA no deja espacio para la franquicia más que apostar por buscar el anillo, se acabó la reconstrucción.

Doncic y Porzingis, en un 'selfie' durante una sesión fotográfica. (Reuters)
Doncic y Porzingis, en un 'selfie' durante una sesión fotográfica. (Reuters)

La incógnita de Kristaps Porzingis y el hueco de Dirk Nowitzki

El equipo texano, propiedad del excéntrico empresario Mark Cuban, logró su primer y único anillo de la NBA de la mano de Dirk Nowitzki, el jugador más importante de la historia de los Mavericks. Fue en la temporada 2010/11, con el alemán en plenitud ganando la final al Big Three de los Miami Heat (LeBron James, Chris Bosh, Dwyane Wade). Pero los mejores años de su estrella pasaron y durante los últimos años Dallas ha apostado por liberar espacio salarial, no comprometerse a largos y caros contratos, y esperar una buena oportunidad de mercado.

Así llegó Kristaps Porzingis, una promesa de súper estrella para juntarla con Doncic (elegido por los Atlanta Hawks en el tercer pick del Draft del 2019 y traspasado esa misma noche a Dallas). El letón aterrizó en la NBA como un desconocido tras su paso por el baloncesto sevillano. Lo hizo como cuarto pick del Draft 2015 seleccionado por los New York Knicks. Las dudas iniciales sobre el ala-pívot desaparecieron nada más comenzar a jugar. Calificado en la NBA como "el unicornio", Porzingis es un jugador de 2,21 metros capaz de anotar con facilidad de 3 puntos y de jugar por el exterior, algo nunca visto en la liga.

El letón parecía ser el jugador capaz de enderezar la crisis constante de los Knicks, pero una rotura de ligamento cruzado en su rodilla izquierda dinamitó las opciones. En un polémico traspaso por el escaso coste de los jugadores que dieron los Mavericks, Porzingis llegó a Dallas para ser el compañero perfecto de Doncic. Un 4-5 capaz de amenazar las posiciones exteriores cuando Luka penetre y habilidoso en el pick and roll. La franquicia le renovó por el máximo de su historia, 5 temporadas a cambio de 158 millones de dólares, la última con opción del jugador.

Pero las lesiones han seguido perjudicando su carrera. Cuando estas le respetan, Porzingis ha dejado buen sabor de boca en el American Airlanes, promediando 20.4 puntos y 9.5 rebotes en temporada regular. Y lo más importante, demostrando una química absoluta con Doncic. La incógnita sigue estando en su estado físico. El letón no pudo completar la serie frente a los Clippers después de jugar sus últimos dos partidos de la temporada con molestias en la rodilla derecha. Finalmente se confirmó un desgarro en el menisco. Dallas tiene comprometidos cerca de 30 millones por temporada con Porzingis. Si el ala-pívot cayese en una espiral de lesiones en las rodillas, algo que ha terminado carreras en la NBA como es el caso de Greg Oden o Amar'e Stoudemire, las posibilidades de un hipotético traspaso con ese contrato serían prácticamente nulas.

El tiro de 3 es una de las grandes cualidades de Porzingis. (Reuters)
El tiro de 3 es una de las grandes cualidades de Porzingis. (Reuters)

Los Mavericks siguen confiando en los progresos de Porzingis, que vivió sus mejores momentos en Dallas durante la burbuja de Orlando. El jugador mantiene una magnífica relación con Doncic, ambos comparten pasado en la ACB, y no ha tenido problemas en actuar como segunda espada ante el descomunal despliegue ofensivo del ex del Real Madrid.

Un mercado tranquilo antes de la ‘locura’ del 2021

En la agenda de los Dallas Mavericks se plantea, en principio, una pretemporada de despachos en la que pulir detalles de la plantilla. La franquicia, como toda la NBA, ha perdido importantes ingresos a causa del parón deportivo por la pandemia del coronavirus. Además, escasas piezas de gran valor de la liga saldrán al mercado de la agencia libre. El nombre más potente de este mercado es el de Anthony Davis, 4 de los Angeles Lakers, quien tendrá su primera oportunidad de como agente libre. Es difícil imaginar que el jugador vaya a abandonar a la franquicia dorada que le podrá dar un contrato de larga duración y cerca de 40 millones por temporada. Además, pasa por su mejor momento deportivo y los Lakers son serios candidatos a ganar la NBA.

La franquicia de Doncic tiene las cuentas de los contratos relativamente estables. El esloveno cuenta todavía con un salario de primer contrato, de 8 millones de dólares. Porzingis es quien más cobra, seguido de Tim Hardaway. El escolta ha destacado en este curso como un complemento anotador del dúo de estrellas, aunque cobrando casi 19 millones de dólares. Hardaway tendrá que decidir en las próximas semanas si ejecuta su opción de jugador para continuar una temporada más con ese sueldo. Si sale al mercado, Dallas le ofrecerá una renovación de varios años, aunque con la economía actual de la NBA parece difícil que los números de la oferta se acerquen a su actual salario.

Seth Curry, Delon Wright, Maxi Kleber y Dwight Powell son sólidos miembros de la plantilla con un salario de entre 7-10 millones de dólares por temporada y con contrato garantizado para, mínimo, las dos próximas ediciones de la NBA. Jugadores que no cobran por encima de su rendimiento y que tienen cartel en caso de una futura operación tanto a corto como a medio plazo. Con algunas incorporaciones que den descanso a sus estrellas, los Mavericks podrán aumentar logros, dar más experiencia a Doncic en playoffs y llegar al mercado del 2021 con opciones.

Antetokounmpo y LeBron, durante la disputa de un partido. (Reuters)
Antetokounmpo y LeBron, durante la disputa de un partido. (Reuters)

¿Por qué toda la NBA tiene los ojos puestos en esa agencia libre? Por la sencilla razón de los nombres que, salvo renovación previa con sus actuales equipos, optarán a escuchar ofertas de las franquicias. Giannis Antetokounmpo, Kawhi Leonard, LeBron James, Paul George o Blake Griffin podrían formar un mercado histórico para el que Dallas quiere ser protagonista. El equipo texano llegaría a la fecha con la posibilidad de acometer una ficha de alto salario, más de 30 millones de dólares. Cualquiera de esos jugadores, más algún veterano de renombre, a la orden de Rick Carlisle colocarían a los Mavericks en la senda para conseguir su segundo anillo de la NBA. Luka Doncic acelera los plazos de la franquicia, que ya ha entendido lo que tienen entre manos con el esloveno.

NBA
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios