AHORA SE DEDICA AL CUIDADO DE MONOS EN CANADÁ

Sabino Padilla, médico de Induráin, lidera los médicos españoles relacionados con el 'doping'

Eufemiano Fuentes acapara portadas y atención mediática. Los que le conocen dicen que está disfrutando con el show que está rodeando la operación Puerto,

Foto: Sabino Padilla, médico de Induráin, lidera los médicos españoles relacionados con el 'doping'
Sabino Padilla, médico de Induráin, lidera los médicos españoles relacionados con el 'doping'
Eufemiano Fuentes acapara portadas y atención mediática. Los que le conocen dicen que está disfrutando con el show que está rodeando la operación Puerto, pero el canario no es el primer médico español señalado por la sombra del doping o la de las ayudas extras. Deportistas de todos los rincones del mundo se han puesto en manos de ellos. Su fama traspasaba fronteras por los resultados de sus trabajos. El precursor, sin duda, fue Sabino Padilla, preparador de Miguel Indurain, Martín Fiz, el Athletic club y otros muchos deportistas que buscaron en el médico de Ochandiano, de 53 años, la ayuda que les faltaba para asomarse a la élite. Dicen que Padilla bebió en las fuentes del afamado Ferrari, médico italiano señalado por todos,  incluido Armstrong, pero antes pasó por Francia para terminar su formación académica realizada en Valladolid. Ahora, el responsable médico del Athletic en el 2002, momento del positivo de Gurpegi, busca en Canadá desde 2010 la tranquilidad que aquí no tiene.
     
Tras el hoy cuidador de monos más allá del Atlántico hay otros muchos nombres de médicos salpicados de manchas, de investigaciones policiales y de positivos descubiertos o confesos. Jesús Losa, Walter Virú (ejerce en Aldaia), Marcos Maynar (castigado en Portugal para después ser exculpado de dieciséis presuntos casos de doping), Ramón Segura (médico de Guardiola en Bolonia), Nicolás Terrados (hoy en el fútbol y señalado por su época como responsable médico en la ONCE),  Merino Bartres (el mago de las transfusiones y caído del cartel de la Puerto por enfermedad), Luis del Moral (médico del US Postal y hoy en el Instituto Valenciano de Medicina del Deporte), Alfredo Córdoba (implicado en la Operación Puerto, pero que finalmente no fue imputado), Pedro Celaya (médico del Radioshack hasta el pasado verano) y José Martí (preparador de tenistas como Ferrer o Errani y de Alberto Contador).

Desde el positivo de Huélamo en los Juegos de Múnich en 1970 hasta el sonado positivo de Contador, multitud de deportistas españoles han pasado por la encrucijada que supone recibir una sanción por dar positivo. David Martínez, Alberto García, Julio Rey, Gurpegi, Paquillo Fernández, Roberto Heras (ahora le han devuelto la vuelta que perdió), Aitor González, David Meca, Astarloa, Santos González, Iban Mayo, Beltrán, Dueñas, Onyia, Sevilla, Mosquera... forman una lista que han llevado a considerar a España como el paraíso del dopaje en las últimas décadas, "la plataforma ideal para el dopaje" tal y como afirmó Gerard Guillaume, médico del Française des Jeux y como ha dejado patente la trama descubierta por la USADA, que ha dejado a Armstrong señalado de por vida.
 
El que fuera siete veces campeón del Tour de aquella manera que todos sabemos promete ayudar a la AMA a partir de ahora, desvelar la trama y señalar a culpables, pero antes de que se produzca ha mandado mensajes señalando a todos. "No hay ninguna generación limpia: ni la de Indurain, ni la de Hinault, Anquetil o Coppi". David Millar, otro arrepentido y colaborador de la AMA incidió en ese aspecto. "Indurain debería explicar, hablar y contar todo lo que ha pasado por el dopaje". 

Conconi y Ferrari, más madera para el dopaje

El exciclista norteamericano fue claro y señaló a distintas generaciones. Las transfusiones, sí, las mismas que utilizaba Mick Jagger en su época para poder continuar en pie, se empezaron a realizar en Francia en la década de los 90. El país vecino endureció la ley y los que se paseaban con la bolsa tuvieron que mirar hacia otro lado. Italia tocó el cielo incluso antes, pero la denuncia de Sandro Donatti, uno de los principales activos de la AMA hoy en día, no tuvo reparo en denunciar las prácticas de Francesco Conconi, científico ambicioso que manejaba deportes como el atletismo y el ciclismo.
 
Por ahí asomaba la cabeza ya Michele Ferrari (responsable médico de Rominger, Berzin, Riis, Jalabert...), pero el Gobierno dio un paso adelante, no sin poner en duda todas las denuncias de Donatti y comprar todos los libros que el citado entrenador puso en el mercado, en los que sacaba a relucir todos los trapos sucios del deporte italiano, personándose como acusación y siendo implacable a través de su Comité Olímpico. La cárcel pasó a ser una realidad para todo aquel que tonteara con el doping.

Por el contrario, en España nada se hacía. Se miraba hacia otro lado y se protegía a todos los tramposos, amparándose en normas legales y en una legislación ambigua al máximo. Ahora se prepara una nueva ley, dudo que esté en vigor antes del verano, de acuerdo con las normas de la AMA. Tarde, pero por lo menos España ya está consiguiendo quitarse el cartel del 'todo vale', tras haberse paseado bolsas de sangre, dosis de EPO y otras sustancias con cierta impunidad. Demasiada.
 
El juicio de la operación Puerto se reanuda hoy con otro de los platos fuertes, como es la declaración de ciclistas como Jorg Jaksche, Ivan Basso y Marcos Serrano. El germano, con su declaración, fue uno de los argumentos utilizados por la USADA para sancionar a Armstrong. Mañana será el turno de Vicioso, Nozal, Beloki, Unai Osa y Etxebarria. El miércoles le tocará a Jesús Manzano. el primero en denunciar las prácticas de doping en el ciclismo.
Deportes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios