VICENTE SORIANO SE DESMARCÓ DE LA EMPRESA

Inversiones Dalport tiene un día para pagar a los accionistas del Valencia

La incertidumbre vuelve a planear sobre el futuro económico del Valencia CF. La sociedad Inversiones Dalport S.A, máxima accionista del club desde el pasado 4 de

Foto: Inversiones Dalport tiene un día para pagar a los accionistas del Valencia
Inversiones Dalport tiene un día para pagar a los accionistas del Valencia

La incertidumbre vuelve a planear sobre el futuro económico del Valencia CF. La sociedad Inversiones Dalport S.A, máxima accionista del club desde el pasado 4 de julio, tiene un día de plazo para pagar a los accionistas, pero a falta de 24 horas, la duda sobre si la ‘misteriosa’ sociedad dispone del dinero para cerrar la compra de acciones crece a pasos agigantados.

 

Sin ir más lejos, el apoderado y portavoz de la empresa, el ex presidente Vicente Soriano, se desmarcó el miércoles de la sociedad contestando un rotundo “pregúntele usted a Dalport” cuando fue interrogado sobre si Inversiones Dalport disponía del dinero para cerrar la operación.

 

La sociedad, “conformada por un grupo empresarial con significativa ascendencia valenciana”, adquirió el 4 de julio ante notario un paquete accionarial superior al 50% de las acciones del Valencia Club de Fútbol con la intención de paralizar la ampliación de capital propuesta por el Consejo de Administración.

 

El CSD autorizó la compraventa de acciones

 

Ese día, Soriano anunciaba enigmáticamente su regreso a Mestalla un mes después de su dimisión como presidente del Valencia, después de haber comprado a través de Inversiones Dalport las acciones de los otros grandes accionistas, entre ellos el también ex presidente Juan Soler.

 

En esa rueda de prensa, Soriano dijo ser el representante y portavoz del nuevo accionista mayoritario, aunque el miércoles no fuera capaz de resolver las dudas planteadas, un nuevo misterio para añadir a las incógnitas despertadas por la empresa.

 

Aunque el Consejo Superior de Deportes autorizó el 21 de julio la compraventa de acciones, quién está detrás de Inversiones Dalport es un ‘expediente X’. Soriano se negó a desvelar la identidad de los propietarios de la empresa, que no está inscrita en el registro mercantil por tener domicilio fiscal en Montevideo (Uruguay).

 

Sin referencias en Internet, su filial española tiene domicilio social en un chalé en Boadilla del Monte, aunque el Ayuntamiento de la localidad madrileña no tiene constancia de las actividades de la empresa.

 

Último interrogante, el águila utilizada como logotipo está sacada de una página web con dibujos para niños.

 

Todo un mar de dudas por aclarar que, a falta de un día para la finalización del plazo para cerrar la compra, apuntan a un desenlace ‘de infarto’ para el pobre corazón de los aficionados, máximas víctimas en esta truculenta trama.

Deportes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios