Es noticia
Menú
Sillas de comedor ideales para decorar y sentirte cómodo
  1. DeCompras
DECORACIÓN, COMODIDAD Y SERVICIO

Sillas de comedor ideales para decorar y sentirte cómodo

Elegir una buena silla de comedor ofrecerá garantías de comodidad y se convertirá en un mueble decorativo más en el salón. Descubre cuál se adapta mejor al estilo de hogar

Foto: Acertar con las sillas para el comedor es muy fácil (Foto: Pixabay)
Acertar con las sillas para el comedor es muy fácil (Foto: Pixabay)

Las sillas de comedor son un elemento de decoración tan importante o más que la mesa del salón o de la cocina. Son capaces de hacerse protagonistas de ambientes modernos, clásicos, minimalistas o nórdicos rápidamente. Además, te brindarán un asiento cargado de confort en el que celebrar reuniones con amigos o familiares cada vez que te apetezca y disfrutar de maravillosas veladas con una buena cena.

El juego de 6 sillas de comedor Albatros que lidera esta comparativa es un buen ejemplo. De hecho, lo hemos elegido como el mejor gracias a las excelentes valoraciones que le otorgan sus compradores en Amazon, así como por su buena relación calidad-precio, la comodidad que ofrecen sus respaldos y su elegante diseño. Pero, si buscas una alternativa con reposabrazos, seguramente te interese más este set de 2 butacas Clipop. Son muy resistentes y poseen un acolchado de alta densidad bajo tapizado de terciopelo. Dos alternativas con cualidades para convertirse en una compra inteligente, pero hay más.

Set de 6 sillas de comedor de piel sintética Albatros

Las mejores sillas de comedor de la marca Albatros según las opiniones de los usuarios de Amazon son las encargadas de encabezar esta comparativa. Lucen un 4,1 sobre 5 y un 54 % de valoraciones de 5 estrellas. En concreto, se trata del modelo MILANO, que está disponible en 9 colores diferentes y que se puede adquirir en juegos de 2, 4 y 6 unidades. “Son muy resistentes, cómodas y elegantes. Tienen patas antideslizantes de acero y un tapizado en piel sintética con acabado brillante espectacular. Son ideales para cualquier salón de estilo moderno” comenta Luis sobre ellas. Su respaldo alto con formas ergonómicas garantiza una excelente sujeción de la espalda. Asimismo, Samuel resume que “son fáciles de montar y poseen una relación calidad-precio estupenda. ¿Qué más se puede pedir?”.

placeholder Set de 6 sillas de comedor de piel sintética Albatros
Set de 6 sillas de comedor de piel sintética Albatros

Ver precio

Sillas de comedor con fundas plásticas protectoras extraíbles y lavables

Ahora vamos con las mejores fundas para sillas de comedor de la marca YISUN. Sus compradores en Amazon les otorgan un 4,1 sobre 5 y un 53 % de reseñas de 5 estrellas. Según Gema, “son muy fáciles de poner y quitar y se pueden lavar a máquina sin problemas si se manchan”. Esto se debe a que han sido confeccionadas en tela jacquard, una mezcla de poliéster y spandex similar a la licra que tampoco requiere de planchado. Pueden colocarse en todo tipo de sillas de entre 52 y 60 cm de alto con asientos de entre 40 x 40 cm y 48 x 48 cm. Se vende en packs de 4 y 6 unidades.

placeholder Sillas de comedor con fundas plásticas protectoras extraíbles y lavables YISUN
Sillas de comedor con fundas plásticas protectoras extraíbles y lavables YISUN
Ver precio

Silla de comedor nórdica tapizadas con reposabrazos Woltu

Llega el momento de la que, según las valoraciones de los clientes de Amazon, es la mejor silla de comedor con reposabrazos de la marca Woltu. Llega al 4,6 sobre 5 y al 72 % de calificaciones máximas. Posee un asiento acolchado muy cómodo y ha sido tapizada en terciopelo. Está disponible en 19 colores diferentes y, como indica María, “es ideal para presidir cualquier mesa de comedor gracias a su estilo vintage. Yo he puesto una en cada extremo y otras cuatro diferentes en los laterales y, la verdad, la combinación me ha quedado genial”. Por su parte, su respaldo, de 40 cm de alto, es flexible y previene el dolor de espalda. Sus patas son de metal y emplea espuma de alta densidad bajo el tapizado para mayor confort.

placeholder Silla de comedor nórdica tapizadas con reposabrazos Woltu
Silla de comedor nórdica tapizadas con reposabrazos Woltu
Ver precio

Set de 4 sillas de comedor vintage Homy casa

4,6 sobre 5 y 74 % de análisis de 5 estrellas. Esa es la nota que merecen, según los consumidores en Amazon, las mejores sillas de comedor de la marca Homy Casa. Poseen un estilo retro de tipo escandinavo, lo que queda claro en el tratamiento de envejecimiento aplicado a la madera. Sus dimensiones son de 43 x 45 x 86 cm (44 cm de respaldo) y se vende en un pack de 2 o 4 unidades. José dice de ellas que son “muy fáciles de montar” y “mucho más cómodas de lo que parecen a simple vista”. Las patas son de metal y son ideales para niños y adultos.

placeholder Set de 4 sillas de comedor vintage Homy casa
Set de 4 sillas de comedor vintage Homy casa
Ver precio

Set de 2 sillas de madera maciza con asiento tapizado Alkove

“Poseen un diseño clásico que no pasa de moda. Además, vienen montadas y, al ser de madera de haya maciza, resultan extraordinariamente resistentes. De diez”. Esta opinión, firmada por Marian, resume perfectamente las principales cualidades de las mejores sillas de comedor con cojín de la marca Alkove según las reseñas de los usuarios de Amazon. Poseen un respaldo bastante alto (102,7 cm en su punto más elevado) y cuentan con un acabado lacado de gran calidad. Se venden por parejas y lucen un 4,4 sobre 5 y un 72 % de revisiones de 5 estrellas.

placeholder Set de 2 sillas de madera maciza con asiento tapizado Alkove
Set de 2 sillas de madera maciza con asiento tapizado Alkove
Ver precio

Juego de 2 sillas de comedor tapizadas en tela terciopelo CLIPOP

Terminamos con las mejores sillas de comedor bajas de la marca Clipop. Quienes las han comprado en Amazon les dan un 4,7 sobre 5 de media con un 82 % de notas máximas. Son tan resistentes que soportan hasta 136 kg de peso y, además, disponen de un diseño ergonómico marcado por el uso de goma espuma de alta densidad y por un tapizado de terciopelo. Según aclara Elena, “son muy versátiles. Yo, además de en la mesa del salón, tengo otra en mi dormitorio frente al tocador”. Probablemente, que estén disponibles en 5 colores es lo que realmente brinda esta posibilidad.

placeholder Juego de 2 sillas de comedor tapizadas en tela terciopelo CLIPOP
Juego de 2 sillas de comedor tapizadas en tela terciopelo CLIPOP
Ver precio

¿Cómo elegir sillas de comedor?

Las opiniones en sillas de comedor analizadas dictan que, a la hora de elegir, estos son los aspectos de compra más relevantes:

  1. Materiales. De madera, de metal, de cristal... Las opciones son muchas y muy variadas. Para elegir, has de tener en cuenta el estilo decorativo de tu salón-comedor o cocina.
  2. Estilo. En los estilos nórdicos y minimalistas, la madera clara de haya o abedul es la protagonista. En cambio, en los clásicos y en los rústicos, la oscura de roble es más interesante. Asimismo, en los modernos se llevan más los lacados en blanco o en tonalidades intensas, mientras que en los industriales quedan mejor los acabados metálicos.
  3. Formas. Varían, fundamentalmente, en función del respaldo y de los reposabrazos. Estos elementos aportan confort adicional y dan mayor presencia visual a las sillas. También hay que considerar las patas. Lo habitual es que sean cuatro, pero algunos diseños retro y vanguardistas utilizan una peana con solo un soporte.
  4. El tamaño de tu comedor. Sus dimensiones determinarán el tipo de silla a elegir. Por ejemplo, en los más pequeños, las sillas de comedor plegables, apilables o sin respaldo que puedan almacenarse bajo la mesa son las más recomendadas. En los más amplios, siempre quedarán a la vista y se deben elegir con mayor presencia.
  5. Número de sillas. Es posible comprar una sola, pero lo habitual es que se vendan en juegos de entre 4 y 6 unidades. Cuantas más incluya el conjunto, más barato te saldrá.
  6. Tapizado. Puede ser de piel, de tela, de terciopelo, etc. Cada uno ofrece una estética diferente y requiere de mayores o menores cuidados.
  7. Precio de las sillas de comedor. Es difícil de determinar. En esta comparativa hemos visto ofertas en sillas de comedor en las que la unidad sale por menos de 20 €. Sin embargo, no es difícil encontrar diseños que superan los 200 €, sobre todo, si se trata de butacas.
  8. Mejores marcas de sillas de comedor. Albatros, YISUN y Duehome han sido las mejor calificadas por los usuarios dentro de esta comparativa por la buena relación calidad-precio de sus diseños.

¿Qué son las sillas de comedor?

Las sillas de comedor son piezas de mobiliario formadas por un asiento, un respaldo, cuatro patas y, en ocasiones, dos reposabrazos. Reciben este nombre ya que están diseñadas para colocarse en la mesa de comedor sin importar si esta se sitúa en la cocina o en el salón. Deben hacer juego con ella y ofrecen una combinación perfecta entre diseño y funcionalidad.

¿Por qué debería cambiar o comprar nuevas sillas para el comedor?

Comprar sillas de comedor nuevas es una buena idea por todos estos motivos:

  • Renovarás la estética del comedor para disfrutar de un estilo más moderno y actual sin necesidad de sustituir la mesa.
  • Satisfarás tus necesidades de asiento sin romper la estética si has tenido hijos y ahora sois más en casa.
  • También tendrás la posibilidad de incrementar el número de asientos por si vienen invitados.
  • Un juego de sillas de comedor baratas puede salirte más económico que restaurar las antiguas.
  • Podrás colocarlas en el salón-comedor o en la cocina sin problema.

Tipos de sillas de comedor

Los factores que más definen a cada tipo de silla de comedor es el estilo y el material de fabricación. Podemos distinguir entre:

  • Sillas de comedor clásicas. Siempre están tapizadas. Su elemento distintivo es la inclusión de tachuelas o ribetes en las costuras. Una variante son las sillas de comedor contemporáneas, que poseen textiles lisos sin estampar. Ambas son ideales para ambientes elegantes y sofisticados como, por ejemplo, los salones de eventos.
  • Sillas de comedor nórdicas. Generalmente, son fabricadas en madera clara de haya o abedul, aunque también es posible encontrar sillas de comedor plásticas de este estilo. Son muy sencillas y minimalistas. Tanto que, en muchos casos, ni siquiera incluyen acolchado para el asiento. Es necesario comprar un cojín de galleta si piensas pasar varias horas en ellas.
  • Sillas de comedor de estilo industrial. Una de las alternativas más modernas. Habitualmente, son sillas de comedor de metal o cuero muy robustas.
  • Sillas de comedor rústicas. En este caso, lo habitual es emplear maderas oscuras de gran calidad. El mejor ejemplo es el roble. Suelen tener acabados artesanales y mostrar las vetas del material.
  • Sillas de comedor para exteriores. Son las utilizadas en el jardín o la terraza junto a la mesa de comedor. Poseen un estilo muy naturalista en el que es protagonista tejidos como el ratán y el mimbre.

Hay un montón de tipos de sillas a tu alcance: interiores clásicas, nórdicas o rústicas para exteriores

Ahora bien, existen otros aspectos secundarios que también definen a los diferentes tipos de sillas de comedor disponibles en el mercado. El primero de ellos es el respaldo:

  • Sillas de comedor con respaldo bajo. Proporcionan una mayor sensación de amplitud espacial en el ambiente, pero no resultan excesivamente cómodas. De hecho, si apuestas por esta opción, asegúrate de que el respaldo tenga un diseño ergonómico que se adapte bien a la zona lumbar. También ha de ser flexible y envolvente. Estas son las sillas de comedor recomendadas para ambientes informales.
  • Sillas de comedor con respaldo alto. Más adecuadas para ambientes elegantes y sofisticados. Ocupan más espacio, pero también son muy protagonistas en él. No hay alternativa más cómoda.

Los reposabrazos suponen otro punto de interés:

  • Sillas de comedor sin reposabrazos. Las más interesantes para el día a día ya que se pueden guardar cómodamente debajo de la mesa. Además, aunque no resulten tan cómodas, en los almuerzos y cenas diarias no se pasa tanto tiempo en la mesa como en fechas señaladas, así que no es un problema.
  • Sillas de comedor tipo butaca. Cuentan con dos reposabrazos y son mucho más serias, distinguidas y cómodas. Lo habitual es colocarlas presidiendo mesas de comedor alargadas en las que se puedan colocar sillas sin brazos en los laterales. Así adquieren mayor protagonismo.
Foto: Mesas de comedor decorativas y funcionales para disfrutar en casa (Pixabay)

Por su parte, muchos diseños están pensados para estar siempre a la vista junto a la mesa. Sin embargo, existen sillas de comedor plegables o apilables especialmente recomendadas para hogares con poco espacio.

Finalmente, solo nos queda hablar las patas o soportes de las mejores sillas de comedor:

  • Sillas de comedor de cuatro patas. La opción tradicional y más habitual.
  • Sillas de comedor de una sola pata o de dos. Es, probablemente, la opción preferida de los amantes del estilo retro y vintage. Requieren de una base circular o rectangular que sirva de apoyo.
  • Sillas de comedor giratorias. Son más habituales en los despachos y oficinas, pero también se pueden encontrar. Ofrecen una mayor movilidad.

¿Cómo saber qué estilo tiene mi cocina?

Esto es algo que, probablemente, determinaste en el momento de comprar los muebles de tu cocina y de elegir el revestimiento para el suelo y las paredes. Sin embargo, es posible que comprases o alquilases la vivienda con la cocina ya montada y que no la hayas modificado. Hay algunas pistas que pueden ayudarte a determinar su estilo:

  1. El color de los muebles... Las cocinas minimalistas y de estilo nórdico suelen tener muebles de color blanco u otras tonalidades claras. Asimismo, las más modernas los poseen de colores intensos, mientras que las clásicas dejan ver las vetas de la madera barnizada. Las de corte industrial acostumbran a tener elementos metálicos.
  2. … y de los electrodomésticos. Los acabados de acero inoxidable son los más habituales por su versatilidad ya que encajan perfectamente en la mayoría de estilos. Sin embargo, los blancos se asocian siempre a cocinas modernas.
  3. La mesa. Las de madera suelen usarse en cocinas clásicas y minimalistas. En estilos más actuales suele apostarse por el vidrio, mientras que en las industriales las de metal son las más frecuentes.

¿Dónde puedo colocar sillas de comedor?

Evidentemente, lo más habitual es usar tu juego de sillas de comedor rodeando a la mesa de tu cocina o salón. Sin embargo, hay otras que ofrecen muchas posibilidades adicionales. Por ejemplo, las puedes colocar:

- En el dormitorio para sentarte mientras te pones el calzado.

- En la mesa de escritorio de tu despacho.

- En tu rincón de lectura preferido junto a una lámpara adecuada.

- Frente al tocador para maquillarte y peinarte cómodamente.

- En tu terraza, jardín o porche para disfrutar de algunos minutos de sol cada mañana o tarde.

¿Qué hacer si las sillas no combinan con la decoración del hogar?

Acabas de comprar sillas para comedor modernas, esperas que lleguen a casa con ilusión y, cuando las sacas de la caja y las montas, te das cuenta de que no encajan con el resto de la decoración. La primera opción que tienes a tu disposición es desmontarlas, empaquetarlas de nuevo y devolverlas. Pero, si realmente te gustan y no las quieres cambiar, tienes alternativas:

- Compra una mesa de comedor que se ajuste al estilo de las sillas. Es posible que pensaras renovarla de igual modo más adelante, así que puede que el momento haya llegado.

- Vuelve a pintar las paredes de la cocina. Tanto si son de yeso como si son de azulejo. Cambiar el color puede hacer que encajen a la perfección.

- Redecora las sillas. Probablemente no sea la opción primordial ya que modificar su barnizado, lacado o tapizado te hará perder la garantía, pero siempre es un recurso a tener en cuenta.

Foto: Posavasos para conservar mejor las mesas de tu casa (Foto: Pixabay)

Por su lado, mezclar estilos dentro de tu salón-comedor o cocina es perfectamente posible. De hecho, queda genial en muchos casos. Eso sí, tienes que hacerlo siguiendo estas pautas:

- Limita al máximo el número de colores. Esta es la clave para conseguir armonía visual en espacios que mezclan distintos estilos. Por ejemplo, unas sillas de madera clara encajarán a la perfección junto a una mesa de comedor blanca y unos muebles de cocina de la misma tonalidad. Usa colores intensos solo para los detalles decorativos.

- No te pases combinando estilos. Usa elementos de dos o, como máximo, tres estilos diferentes.

- Cuidado con las proporciones. Compra las sillas teniendo en cuenta las medidas de la mesa y del resto de elementos del salón-comedor o cocina. No deben ser ni muy grandes ni muy pequeñas.

- Da a cada estilo su espacio. No los mezcles sin ton ni son. Por ejemplo, puedes elegir un conjunto de sillas minimalistas que se combinen con una mesa de estilo similar y, después, tener muebles de cocina clásicos.

¿Cómo decorar sillas de comedor?

En esta comparativa de sillas de comedor hemos visto multitud de diseños originales, elegantes y económicos. Sin embargo, es posible que prefieras remodelar las que ya tienes para darles un aspecto más moderno y acorde al actual estilo decorativo de tu casa. Aquí vamos a darte algunos trucos.

¿Cómo tapizar sillas de comedor?

Es mucho más sencillo de lo que parece. Solo necesitas comprar un trozo de tela que te guste y espuma de poliuretano para renovar el acolchado. Se hace así:

  1. Dale la vuelta a la silla. Verás que, en la parte de abajo, el asiento está sujeto mediante tornillos. Retíralos y, después, haz lo mismo con el respaldo (si lo tiene).
  2. Mide el largo, el ancho y el grosor del acolchado y del respaldo. La tela que elijas debe sobresalir 10 cm por cada lado. La espuma de poliuretano que uses sí ha de tener las mismas dimensiones exactas.
  3. Retira el tapizado y el acolchado antiguo hasta quedarte solo con la base.
  4. Coloca el acolchado. Puedes pegarlo usando adhesivo especial para este material. Lo puedes comprar en cualquier ferretería.
  5. Envuelve el asiento y el respaldo con la tela y grápala a la base. También puedes usar remaches o adhesivos especiales.
  6. Vuelve a colocar los tornillos y a montar la silla. ¡Ya habrás terminado de tapizarla y tendrá una apariencia totalmente nueva!

¿Cómo hacer forros para asientos de sillas de comedor?

Es posible que, en lugar de tapizarlas, prefieras confeccionar fundas para sillas de comedor. Una opción más sencilla y versátil para renovar su estética. Sigue estas instrucciones para elaborar una que ni siquiera requiera de remaches:

  1. Mide la silla de comedor. Determina las dimensiones del asiento y del respaldo. Además, necesitarás conocer las medidas que hay desde el asiento al suelo y desde el punto más elevado del respaldo hasta el extremo inferior de las patas.
  2. Corta la tela. Suma el largo del asiento, de la distancia de este al suelo, del respaldo y de los centímetros que hay desde su punto más elevado a la superficie. Eso te dará la longitud de tela que necesitas. Asimismo, el ancho será el mismo que el de esos elementos.
  3. Presenta la funda sobre la silla. Debe quedar bien. Pero, si sobra algo de tela, córtala para que quede perfecta.
  4. Fija bien la funda. Nuestro consejo es que lo hagas con un lazo del mismo color que rodee el respaldo.

¿Cómo hacer cojines para sillas de comedor?

Muchas veces, para disfrutar de sillas cómodas para el comedor, es necesario agregar un cojín de galleta al asiento. Puedes comprarlos o, si lo prefieres, confeccionarlos tú mismo. Es muy fácil:

  1. Mide el largo y el ancho del asiento.
  2. Compra goma espuma para el acolchado del asiento. Debe tener sus mismas medidas y unos 3 cm de grosor.
  3. Corta la tela. Debe tener el doble del largo y del ancho del asiento sumando los 3 cm de grosor del acolchado. Por ejemplo, si el asiento es de 40 x 40 cm, la tela que utilices deberá ser de 93 x 93 cm.
  4. Envuelve el acolchado con la tela.
  5. Por la cara posterior, cose la tela de modo que quede bien firme.
  6. Agrega un lazo en cada esquina de la parte del cojín que toque el respaldo. Estos elementos servirán para atarlo a él y que no se mueva cuando te sientes.
  7. Coloca el cojín sobre el asiento de la silla de comedor y ¡listo!

¿Cómo lavar las sillas del comedor?

Dependerá del material con el que hayan sido fabricadas tus sillas elegantes para comedor y si disponen de tapizado o no. Ten en cuenta que algunos modelos combinan varios materiales:

  • Sillas de comedor de madera. Basta con diluir en un litro de agua un vaso de vinagre blanco de limpieza, aunque también puedes usar un producto específico. La clave es usar un paño suave y secar la superficie nada más terminar.
  • Sillas de comedor de tela. Algunas poseen fundas que se pueden retirar y lavar a máquina, pero otras no. Para limpiarlas tienes que usar jabón neutro y un paño de microfibra. Evita la utilización de detergentes abrasivos que puedan deteriorar el color.
  • Sillas de comedor de vidrio. Solo vas a necesitar un limpiacristales y un paño que no deje pelusas para dejarlas como nuevas.
  • Sillas de comedor de piel. Este tejido no se mancha con facilidad y puede limpiarse solo con un paño húmedo. Eso sí, también hay que secarlo a conciencia nada más terminar. Recuerda que debes hidratarla si es natural, al menos, dos veces al año utilizando cremas específicas.
  • Sillas de comedor de metal. También basta con un paño humedecido en agua, aunque puedes usar productos abrillantadores para que queden relucientes. A no ser que sean de aluminio o acero inoxidable, sécalas bien para prevenir la corrosión. Este problema es muy frecuente en las sillas de comedor con patas de hierro.
  • Sillas de comedor de mimbre o ratán. Estos son materiales muy fáciles de limpiar y que apenas retienen la suciedad. Un trapo húmedo es suficiente.
  • Sillas de comedor de terciopelo. Este tejido sí es muy delicado. Para quitar las manchas de él, vierte un vaso de alcohol en un litro de agua. Sumerge en la mezcla una esponja suave y, con mucha delicadeza, frota la mancha hasta que salga. Es importante que estrujes bien dicha esponja para que no chorree. Además, tira la mezcla después de limpiar cada silla y elabora más si lo necesitas. La propia suciedad depositada en el agua al introducir la esponja puede manchar más el material.
  • Sillas de comedor de piedra. Son poco habituales, pero existen. Se limpian fácilmente con un paño y algo de agua, pero es importante retirar las manchas en cuanto se producen. ¿El motivo? Si la piedra es porosa, la suciedad penetrará a través de ella y puede dejar una marca permanente que solo se pueda quitar puliendo la superficie.

Ahora sí, ya te hemos contado todo lo que necesitas para comprar las mejores sillas de comedor para tu hogar.

En calidad de Afiliado, El Confidencial obtiene ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables. La inclusión de enlaces no influye en la independencia editorial de este medio: los redactores seleccionan y analizan los productos libremente, según su criterio y conocimiento especializado.

Las sillas de comedor son un elemento de decoración tan importante o más que la mesa del salón o de la cocina. Son capaces de hacerse protagonistas de ambientes modernos, clásicos, minimalistas o nórdicos rápidamente. Además, te brindarán un asiento cargado de confort en el que celebrar reuniones con amigos o familiares cada vez que te apetezca y disfrutar de maravillosas veladas con una buena cena.

Compras
El redactor recomienda