Los mejores soldadores de estaño para circuitos de electrónica profesionales
  1. DeCompras
CREA Y REPARA CIRCUITOS ELECTRÓNICOS EN CASA

Los mejores soldadores de estaño para circuitos de electrónica profesionales

Realizar pequeñas soldaduras en los circuitos electrónicos no sería posible sin la ayuda de los mejores soldadores de estaño. Descubre cuáles son los mejor valorados

Foto: Los mejores soldadores de estaño del mercado para circuitos eléctricos
Los mejores soldadores de estaño del mercado para circuitos eléctricos

Un soldador de estaño es muy útil a la hora de reparar circuitos, placas y muchos otros componentes electrónicos de nuestros equipos informáticos y de nuestros electrodomésticos. Esto se debe a que permite realizar soldaduras de gran precisión de manera cómoda, rápida y sencilla.

Esto es lo que sucede con el modelo de SREMTCH que encabeza esta comparativa. Lo hemos elegido, tomando como referencia las opiniones y valoraciones de los usuarios de Amazon, el mejor soldador de estaño del momento gracias a su elevada potencia, a su sistema de calentamiento rápido y de disipación del calor y a su maletín de transporte. En resumen, una compra inteligente a un precio muy bajo.

El mejor, nuestra elección: Soldador de estaño de temperatura ajustable SREMTCH

El mejor soldador de estaño de la marca SREMTCH según las opiniones de los usuarios de Amazon. Ellos lo han avalado con una nota media de 4,4 sobre 5 y con un 75 % de valoraciones de 5 estrellas. Por ejemplo, Diego dice de él que es “un soldador de estaño con puntas diferentes muy versátil y de gran potencia”, a lo que Álex añade que “estudio informática y electrónica y me permite trabajar cómodamente sobre circuitos y placas”.

El mejor estañador de la marca Sremtch
El mejor estañador de la marca Sremtch

Este soldador de estaño con interruptor en el cable ofrece 60 W de potencia y permite trabajar con temperaturas de entre 200 y 450 ºC. Posee un diseño de tubos de acero y cuatro orificios de ventilación que ayudan a disipar el calor rápidamente. También dispone de una PCBA con resistencia fija de virutas y un mango de silicona de aislamiento térmico. Además, incluye un soporte soldador, 5 puntas intercambiables, una bobina de estaño de 1 mm de diámetro y un práctico estuche de transporte.

Ver precio

Segunda opción: Soldador de estaño con interruptor Tabiger

Ahora toca hablar del mejor soldador de estaño de la marca Tabiger según las valoraciones de los clientes de Amazon. Su puntuación en este marketplace es de 4,3 sobre 5 y luce un 68 % de reseñas de 5 estrellas. “Un soldador de estaño de temperatura ajustable, bomba de desoldar y tecnología de calefacción y refrigeración. Recomendado” dice de él Jaime, mientras que María Asunción prefiere centrarse en que “tiene una gran capacidad para mantener la temperatura estable mientras suelda y ofrece un bajo consumo energético”.

El mejor soldador de estaño de la marca Tabiger
El mejor soldador de estaño de la marca Tabiger

Aquí hablamos de un soldador de estaño con cerámica interior climatizada capaz de calentar y disipar el calor de la punta rápidamente. Opera en un rango de entre 200 y 450 ºC y dispone de un práctico interruptor ON/OFF en el cable. Dispone de una práctica bomba de desoldar, de una esponja de limpieza y de un soporte. También es un kit soldador estaño con pinzas antiestáticas, 5 puntas intercambiables, pelador y cortador de alambre, bobina y estuche de transporte.

Ver precio

Alternativa: Soldador de estaño con caja de herramientas Victsing MYGEDS022AHEU-ESAE1

Vamos a terminar hablando del mejor soldador de estaño de la marca Victsing a tenor de los comentarios y reseñas de los usuarios de Amazon. Presume de contar con un 4,5 sobre 5 de nota media con un 69 % de valoraciones de 5 estrellas. Una de ellas se la da Mario, que nos cuenta que “se calienta en cuestión de segundos” y que “incluye multitud de accesorios y herramientas de soldadura”. Por su lado, Víctor hace hincapié en que “es un soldador de estaño barato si tenemos en cuenta todo lo que incluye y la variedad de trabajos que se pueden realizar con él”.

Soldador de estaño para componentes electrónicos de Victsing
Soldador de estaño para componentes electrónicos de Victsing

Este soldador de estaño permite realizar soldaduras blandas y duras gracias a que opera a entre 220 y 480 ºC gracias a su potencia de 60 W. Dispone de un sistema de calentamiento y de enfriamiento rápido y su mango es ergonómico y aislante de la temperatura. De hecho, ha sido fabricado en su conjunto con materiales ecológicos. Incluye un juego de 5 puntas, maletín de transporte y puede utilizarse como pirograbador en corcho, cuero y madera.

Ver precio

¿Cómo elegir un soldador de estaño y qué tener en cuenta antes de adquirir uno?

Tras realizar esta comparativa de soldadores de estaño hemos podido concluir que los aspectos clave a considerar para elegir un modelo determinado son los siguientes:

  1. Potencia: los mejores soldadores de estaño ofrecen hasta 60 W de potencia. Hay modelos más económicos y recomendables para uso puntual desde 30 W.
  2. Ajuste de temperatura: un soldador de estaño regulable en temperatura nos permitirá trabajar sobre mayor variedad de soldaduras. Lo ideal es que permita realizar blandos (menos de 450 ºC) y duras o fuertes (más de 450 ºC).
  3. Puntas intercambiables: según las opiniones en soldadores de estaño analizados, uno de los aspectos más importantes debido a la versatilidad que aporta a la herramienta.
  4. Sujeción: un soldador de estaño con soporte soldador nos permitirá colocar de forma segura la herramienta mientras no la estemos usando y su punta aún esté caliente.
  5. Transporte: si queremos llevar nuestro soldador de alta potencia de un sitio a otro para realizar trabajos a domicilio, será mejor que el dispositivo venga con un maletín de transporte que lo proteja.
  6. Velocidad de calentamiento: los mejores soldadores de estaño llegan a la temperatura indicada de forma prácticamente instantánea. Sin embargo, si optamos por una opción más económica, lo recomendable es que la alcancen en no más de 30 segundos.
  7. Velocidad de enfriamiento: cuanto antes se enfríe la punta, antes podremos guardar la herramienta. Los sistemas de disipación de calor eficiente son muy útiles para ello.
  8. Soldador de estaño inalámbrico o con cable: el primero proporciona mayor libertad de acción y de movimientos. Sin embargo, no ofrece una potencia tan elevada como los que se enchufan.
  9. Diseño ergonómico: el aparato debe contar con un mango de silicona u otro material termoaislante con una forma específica para posibilitar su fácil uso y sujeción con la mano.
  10. El tamaño: no es lo mismo un micro soldador de estaño que un soldador de estaño de punta fina o gruesa voluminoso. Debemos tener presente a la hora de elegir qué trabajos vamos a realizar con él.
  11. Eléctricos o a gas: comprar un soldador de estaño eléctrico nos permitirá soldar con precisión piezas de pequeño tamaño de componentes electrónicos y elementos similares. Uno de gas será más útil para soldaduras grandes en el ámbito industrial y profesional.
  12. Extras: los mejores soldadores de estaño incluyen una bomba de desoldar, una resistencia fija de virutas y tecnología para calefacción y refrigeración. Además, tienen un bajo consumo de energía.

¿Qué es un soldador de estaño?

Un soldador de estaño es una herramienta utilizada para realizar soldaduras con dicho metal en circuitos electrónicos principalmente. Sin embargo, es además un dispositivo útil en fontanería y en la industria, por ejemplo. Recibe también el nombre de cautín y, según el modelo, se encarga de transformar la energía eléctrica o la generada por gas en calor. Este es transmitido desde su punta metálica al estaño para provocar su fusión.

Foto: Las mejores pistolas de calor y aire caliente

Los soldadores de estaño eléctricos están formados por las siguientes partes:

  1. Un cable de alimentación: se conecta a un enchufe y proporciona la energía que la herramienta precisa para operar. También existen soldadores de estaño a pilas totalmente inalámbricos, aunque son menos potentes.
  2. Un mango de silicona de diseño ergonómico: actúa como aislante del calor y facilita su cómodo manejo. En él suele estar incorporado el interruptor OFF/ON y el selector de temperatura ajustable.
  3. Una punta metálica: es la parte que se calienta y que posibilita que el estaño alcance su punto de fusión.

En el caso de los soldadores de estaño a gas, el cable de alimentación es sustituido por un depósito de butano, propano o gas similar cuya combustión actúa como fuente de energía para la herramienta. No disponen tampoco de punta, sino de un soplador de aire caliente

¿Cómo funciona y para qué sirve un soldador de estaño?

El funcionamiento de un soldador de estaño es muy simple. Una fuente de energía (cable conectado a un enchufe o depósito de gas) alimenta una resistencia eléctrica que, a su vez, calienta una punta fabricada en un metal con un punto de fusión superior al del estaño. Cuando esta entra en contacto con ese material, lo derrite automáticamente y permite realizar la soldadura.

Los soldadores de estaño son utilizados en circuitos electrónicos y soldaduras y reparaciones microinformáticas

Los soldadores de estaño potentes permiten realizar multitud de tareas:

  1. Realizar soldaduras sobre placas y circuitos electrónicos.
  2. Fijación de piezas y componentes sobre las placas electrónicas.
  3. Reparar resistencias eléctricas.
  4. Revestir y soldar cobre, hierro y otros metales utilizados habitualmente en fontanería.

¿Qué tipos de soldadores de estaño existen?

En primer lugar, podemos distinguir diferentes tipos de soldadores de estaño en función de su sistema de funcionamiento:

  • Soldadores de estaño de resistencia eléctrica: son los más baratos y frecuentes en los hogares. Poseen una resistencia eléctrica que, vinculada a un cable, a una batería o a pilas, calienta una punta de cobre con forma de punta, varilla o martillo. Esta es la responsable de fundir el estaño y realizar la soldadura.
  • Soldadores de estaño instantáneos: los más modernos e innovadores ya que usan tecnología de inducción. Suelen tener forma de pistola y se caracterizan porque sus puntas alcanzan temperaturas muy elevadas en el momento en el que se pulsa el botón de encendido. Cuando se suelta, el estaño se solidifica automáticamente. Son los mejores soldadores de estaño profesionales.
  • Soldadores de estaño a gas: emplean gas butano o propano en una bombona como fuente de alimentación. Este enciende una llama a través de un cabezal soplador de aire caliente, que es el responsable de calentar el estaño. Son los soldadores recomendados para fontanería.
Foto: Los mejores carros de herramientas del mercado para profesionales y manitas

También debemos diferenciar entre soldadores de estaño a tenor de su forma y diseño:

  • Soldadores de estaño tipo lápiz: poseen una forma alargada similar a la de un bolígrafo o lápiz, de ahí su nombre. Alcanzan temperaturas de hasta 400 ºC.
  • Soldadores de estaño rectos: similares a los anteriores, pero con un mango ligeramente más grande y con puntas intercambiables. Además, admiten la regulación de temperatura. Son soldadores de estaño de precisión recomendados para circuitos electrónicos y trabajan, por lo general, en un rango de temperatura de entre 240 y 270 ºC.
  • Soldadores de estaño tipo pistola: son muy ergonómicos y sirven para trabajar en horizontal y vertical. La mayoría de soldadores instantáneos son de este tipo.

Por último, también podemos clasificar los soldadores de estaño según su potencia:

  • Soldadores de estaño de baja potencia: menos de 30 W.
  • Soldadores de estaño de potencia media: entre 30 y 60 W.
  • Soldadores de estaño de alta potencia: más de 60 W.

Soldadores a gas vs soldadores eléctricos. ¿Cuáles son sus diferencias?

Un soldador a gas, llamado también soldador de aire, es una herramienta compuesta por una bombona o recipiente de gas comprimido (generalmente, butano o propano) y por un soplador de aire caliente con una llave de paso incorporada. Pueden incluir un encendedor automático o exigir que sea el usuario el que encienda la llama usando un mechero. Expiden esa llama a gran velocidad para que el estaño alcance su punto de fusión y se realice la soldadura.

Por su lado, un soldador eléctrico cuenta con una resistencia eléctrica o una bobina de inducción que calienta una punta de cobre. Esa temperatura es suficiente para que el estaño alcance su punto de fusión.

Para realizar grandes soldaduras se suelen utilizar los soldadores de gas, más potentes que los eléctricos

Salta a la vista que los soldadores eléctricos son herramientas de mayor precisión que los soldadores a gas. Además, también son más seguros de usar ya que no emplean un gas inflamable. El único hándicap respecto a ellos es que no son tan eficientes a la hora de realizar grandes soldaduras.

Tipos de soldaduras

Existen, fundamentalmente, dos grandes tipos de soldaduras:

  1. Soldadura blanda: se realiza a una temperatura inferior a 450 ºC. Es la recomendada para unir componentes electrónicos sobre un circuito, piezas de calor, tuberías y cables eléctricos. Se caracteriza por requerir muy poca cantidad de energía, por ser fácil de ejecutar, por resultar un procedimiento más sencillo y por no eliminar la conductividad eléctrica de los materiales.
  2. Soldadura dura o fuerte: es la que se efectúa a temperaturas superiores a 450 ºC. Por ejemplo, es la más útil para unir piezas de metal de aparatos de aire acondicionado y refrigeración y para tubos en general. Por ello, es la más habitual en el ámbito industrial. Permite soldar materiales disimilares controlando exhaustivamente el proceso y dando un excelente acabado. Eso sí, exige un gran dominio de la técnica y bastante experiencia.

Trucos básicos para realizar una mejor soldadura con estaño

Más allá de la experiencia y la práctica, hay una serie de recomendaciones que nos permitirán realizar soldaduras perfectas con estaño:

  1. Usar una buena bobina de estaño: con, al menos, una proporción de 60 % de estaño y 40 % de plomo. En el siguiente apartado ahondaremos sobre esta cuestión.
  2. Limpiar los componentes a soldar: en muchos casos, puede sernos útil usar un poco de decapante. Sin embargo, si vamos a trabajar sobre componentes electrónicos o cables eléctricos, un trapo impregnado en agua y alcohol será suficiente.
  3. Seleccionar la temperatura adecuada: siempre en función de los materiales que vayamos a soldar y de si queremos realizar una soldadura dura o blanda.
  4. Esperar unos minutos para que la herramienta alcance la temperatura óptima: a no ser, claro está, que dispongamos de un soldador instantáneo.
  5. Sujetar el soldador en la posición adecuada: nunca debe estar totalmente en vertical ya que eso reduce la superficie de contacto y la transferencia de calor. Lo ideal es usarlo describiendo un ángulo de 45º, aproximadamente.
  6. Nunca soplar sobre el estaño una vez realizada la soldadura: esto hace que se enfríe antes de lo recomendable y que quede quebradiza y frágil.
  7. Poner estaño por separado en cada parte antes de soldarlas: cuando queremos unir dos piezas, debemos colocar con el soldador estaño en cada una de ellas de forma separada. De este modo, al volver a aplicar el soldador en ambas, el estaño se derrite de forma uniforme y la soldadura queda más firme.

¿Qué tipos de hilos de estaño buenos existen?

La calidad del hilo de estaño vendrá marcada por la pureza del material, si bien es cierto que también dependerá del material que se quiera soldar con él. Por lo general, el utilizado a través de estos soldadores es eutéctico, lo que significa que su punto de fusión es inferior al de los materiales que componen la aleación:

  1. Estaño SnPB 60/40: está compuesto por un 60 % de estaño (punto de fusión a 232 ºC) y un 40 % de plomo (327 ºC). La temperatura de fusión de esta aleación es de 183 ºC. Es el más utilizado en las soldaduras sobre componentes y circuitos electrónicos pero, al ser el plomo un material contaminante, cada vez se utiliza menos.
  2. Estaño SAC305: formado por un 96,5 % de estaño, un 3 % de plata (961,8 ºC) y un 0,5 % de cobre (1085 ºC). Su temperatura de fusión es de 220 ºC, lo que implica que necesitemos calentar los componentes tratados en mayor proporción que con el estaño SnPB. Sin embargo, la soldadura resultante es de mayor calidad. De hecho, este es el mejor estaño para soldar electrónica.
  3. Estaño SnPbAg: está conformado por un 62 % de estaño, un 36 % de plomo y un 2 % de plata. Su temperatura de fusión ronda los 190 ºC. Es una alternativa intermedia entre el estaño SnPB y el estaño SAC305.

Aleaciones y grados de fusiones óptimos

Sin embargo, aunque los citados anteriormente sean los mejores hilos de estaño para soldar, existen otras muchas alternativas en forma de aleaciones con otros materiales. Son las siguientes con sus correspondientes puntos de fusión:

  1. Aleación de estaño y bismuto: 138 ºC.
  2. Aleación de estaño y plomo: 183 ºC.
  3. Aleación de estaño y zinc: 199 ºC.
  4. Aleación de estaño, plata y bismuto: 205-215 ºC.
  5. Aleación de estaño, playa y cobre: 217 ºC.
  6. Aleación de estaño y plata: 221 ºC.
  7. Aleación de estaño y cobre: 227 ºC.

¿Cuáles son los mejores soldadores de estaño según calidad y precio?

Los mejores soldadores de estaño en relación calidad-precio son, sin duda, los tres que hemos analizado en esta comparativa:

  1. Kit de soldador SREMTCH: el precio de este soldador con hilo de estaño para soldar, que incluye 5 puntas intercambiables, interruptor de encendido y apagado en el cable es de solo 15,99 €. Teniendo en cuenta que incluye también estuche de transporte y que ofrece hasta 60 W de potencia, debe considerarse como una opción económica y de calidad.
  2. Soldador de estaño TABIGER: otro soltador de alta potencia con puntas diferentes que, además, incluye un sistema de apagado automático y una desoldadora. Poco más se puede pedir por solo 19,99 €.
  3. Soldador de estaño con caja de herramientas VICTSING: 21,99 € es el precio de este soldador de estaño con sistema de calentamiento rápido, potencia de 60 W y capacidad de operar en un rango de entre 220 ºC y 480 ºC, lo que le permite realizar soldaduras duras y blandas.

¿Por qué comprar un soldador de estaño?

Aprovechar una buena oferta en soldadores de estaño nos proporcionará los siguientes beneficios:

  1. Son fáciles de usar y apenas requieren experiencia ni conocimientos previos.
  2. Podremos reparar todo tipo de componentes electrónicos por nuestra cuenta, lo que nos ahorrará dinero a largo plazo.
  3. Resultan compactos y fáciles de transportar.
  4. Son totalmente seguros si se usan de la forma adecuada.
  5. Gracias a su versatilidad, pueden usarse con otros metales más allá del estaño.

En definitiva, ya tienes toda la información que necesitas para acertar al comprar un soldador de estaño y, además, para utilizarlo de forma adecuada cuando lo necesites.

Electrónica Amazon Compras
El redactor recomienda