APTO SÓLO PARA LOS MÁS GOLOSOS

Las mejores creperas para hacer tortitas y crepes como un profesional

Las crepes o tortitas son dulces que puedes hacer fácilmente en casa con alguna de las mejores creperas. Descubre las mejor valoradas por los amantes de la crepe

Foto: Las mejores creperas te permiten hacer estas crepes en casa (Foto: Pixabay)
Las mejores creperas te permiten hacer estas crepes en casa (Foto: Pixabay)
Autor
Tiempo de lectura12 min

Una crepera eléctrica o de gas es imprescindible en la cocina de cualquier amante del chocolate y de los dulces en general, aunque pueda usarse también para preparar crepes salados. Un excelente ejemplo es H.Koening Krep29, elegida como la mejor crepera según las opiniones de los usuarios de Amazon por sus 1300 W de potencia, su superficie antiadherente y su termostato ajustable multiposición. Además, se trata de un dispositivo portátil y muy versátil que también nos permite elaborar sándwiches calientes, tortillas y tortitas, por ejemplo. Basta con verter la masa de harina de trigo sobre su placa, esperar a que se caliente y retirarla con total seguridad usando una espátula de madera.

La mejor, nuestra elección: Crepera eléctrica H.Koening29

La mejor crepera de la marca H.Koening según las opiniones de los clientes de Amazon. Posee una nota media de 4,7 sobre 5 con un espectacular 87 % de reseñas de 5 estrellas. Entre ellas destaca la de Otes3000, que nos cuenta que es “una crepera potente y fácil de usar con selector de temperatura ajustable”, a lo que Julia añade que “resulta muy fácil de limpiar y viene con piloto de control e interruptor de encendido y apagado”.

La mejor crepera eléctrica de H. Koenig
La mejor crepera eléctrica de H. Koenig

Esta es una crepera con diadema de acero inoxidable capaz de brindar una potencia de hasta 1300 W, lo que le permite alcanzar los 230 ºC de temperatura máxima. Además, posee un diámetro de 33 cm y un termostato ajustable multiposición. También dispone de una placa de acero inoxidable con revestimiento antiadherente, incluye un divisor de madera y una espátula grande y pesa solo 2 kg.

Segunda opción: Crepera con revestimiento antiadherente y termostato regulable Cecotec Crepera Fun Crepeston

Analizando las opiniones y reseñas de los usuarios de Amazon, esta es la mejor crepera de la marca Cecotec. Su valoración es también de 4,7 sobre 5, aunque se queda en un muy meritorio 81 % de puntuaciones de 5 estrellas. “Una crepera práctica, rápida y sin teflón que incluye un accesorio para tortitas” dice de ella Itziar. Asimismo, Victoria West, que la utiliza también “para calentar sándwiches y trozos de pizza”, no dice que “la masa no se pega nunca y las placas se limpian en segundos”.

La mejor crepera de Cecotec prepara unas tortitas de chuparse los dedos
La mejor crepera de Cecotec prepara unas tortitas de chuparse los dedos

Esta crepera de Cecotec destaca por sus 1000 W de potencia y por contar con un revestimiento ecológico de piedra RockStone libre de PTFE y PFOA. Incluye, además, una espátula y un rodillo esparcidor de masa. Su placa posee un diámetro de 30,5 cm y posee un sistema de protección contra el sobrecalentamiento. Dispone de un indicador luminoso que alerta al usuario cuando la plancha ha alcanzado la temperatura ideal para cocinar y con un interruptor de encendido y apagado.

Alternativa: Máquina de hacer crepes Clatronic CM 3372

Por último, queremos hablar de la mejor crepera de la marca Clatronic en base a las opiniones de los clientes de Amazon. “Una crepera grande y potente con termostato ajustable y carcasa de tacto frío para evitar quemaduras” dice de ella Christian G., a lo que Jesús Rodríguez que “tras realizar una comparativa de creperas”, llegó a la conclusión de que es “una de las mejores del momento en relación calidad-precio”. Su valoración media es de 4,5 sobre 5 con un 74 % de reseñas de 5 estrellas.

Prepara crepes como un profesional con la mejor crepera de Clatronic
Prepara crepes como un profesional con la mejor crepera de Clatronic

Esta crepera alcanza los 900 W de potencia y posee una plancha con recubrimiento antiadherente de fácil limpieza de 29 cm de diámetro. Además, posee un termostato ajustable manualmente y dos indicadores luminosos. Uno de ellos indica si el dispositivo está encendido y otro alerta del momento en el que alcanza la temperatura ideal. También cuenta con asas termoaislantes y carcasa de tacto frío. Incluye un práctico esparcidor de masa que facilita la tarea de conseguir que el crep quede fino y totalmente redondo.

¿Qué es una crepera y qué funciones tiene?

Las creperas son dispositivos específicamente diseñados para facilitar la elaboración de crepes. Existen creperas cuadradas y redondas pero su funcionamiento es el mismo. Se vierte la masa sobre la base y se cierra la tapa superior, que incluye también una plancha de hierro fundido, de titanio, o de acero inoxidable con revestimiento antiadherente para que se haga por ambos lados. Solo tenemos que regular la temperatura y esperar el tiempo indicado para que se cocine. Las mejores creperas cuentan con un indicador luminoso que avisa del momento en el que está lista.

Con tu propia crepera tú decides cuando preparas los crepes o tortitas: desayuno, merienda o cena

Lo más habitual es comprar una crepera individual, pero hoy en día existen dispositivos de este tipo con módulo de crepas dobles y triples, es decir, que permiten cocinar dos o tres a la vez. Son mucho más fáciles y seguras de usar que las sartenes creperas ya que no nos exigen dar la vuelta manualmente a la masa usando espátulas de madera cuando ha terminado de cocinarse un lado.

Por su parte, las creperas no solo sirven para hacer crepes, sino que se pueden utilizar para realizar otras muchas recetas:

  1. Sándwiches: basta con introducir el sándwich en su interior, esperar a que sus placas se calienten y dejar que se dore. Sin duda, las creperas son excelentes sustitutas de las sandwicheras.
  2. Galettes: son variantes de los crepes tradicionales que emplean masa de harina de trigo sarraceno, no harina de trigo candial. Suelen rellenarse de queso Emmental y de ingredientes salados de todo tipo.
  3. Blinís: se trata de tortitas finas y enrolladas elaboradas con huevo y leche. Son típicos de la cocina eslava.
  4. Tortitas: también llamadas panqueques o pancakes. Se caracterizan por ser planas y por servirse con ingredientes salados o dulces por igual.
  5. Tortillas: las creperas también se pueden usar para cocinar tortillas francesas de forma rápida y cómoda.

¿Cómo elegir una crepera y qué tener en cuenta antes de comprar una?

Para asegurarnos de comprar la crepera ideal para nosotros, es necesario tener estos aspectos en cuenta:

  1. ¿Eléctrica o de gas? Más abajo explicaremos las ventajas y desventajas de ambos tipos, lo que nos será de gran utilidad para dilucidar cuál es la crepera recomendada para cada uno de nosotros.
  2. El tamaño: suele decirse que un crep debe tener, al menos, 16 cm de diámetro. Por lo tanto, esas son las dimensiones mínimas del modelo que tenemos que elegir. Eso sí, podemos comprar una mini crepera de 10 cm de diámetro también, aunque será más adecuada para hacer tortitas.
  3. Seguridad: estos dispositivos alcanzan temperaturas muy altas y, por ello, deben contar con asas termoaisladas, con base aislante de calor y con patas antideslizantes como mínimo. Las mejores creperas disponen también de sistemas de seguridad contra el sobrecalentamiento.
  4. El material de las planchas para crepas del dispositivo: actualmente es posible encontrar creperas con plancha de aluminio fundido o de hierro torneado, así como de acero inoxidable, de cromo y o con revestimiento cerámico. Debemos asegurarnos de que, si compramos una de hierro, posea una superficie esmaltada para no tener que hacer un proceso de curado periódicamente. Asimismo, si es de aluminio, no debe contar con recubrimiento de teflón. Solo así tendremos la garantía de que es una crepera libre de PTFE y PFOA.
  5. Accesorios: las mejores creperas del mercado incluyen esparcidores de masa, piedras abrasivas para el mantenimiento de la placa, fieltro engrasado y secado, espátulas de acero inoxidable y rastrillos. Comprar estos utensilios por separado suele salir bastante más caro que hacerlo junto al dispositivo.
  6. La potencia: una crepera de alta potencia cocinará la masa más rápido, aunque gastará más energía. Por ello, es importante revisar el grado de eficiencia energética del producto en cuestión.
  7. ¿Manual o automática? Al usar una crepera manual, seremos nosotros los que deberemos ajustar la temperatura e introducir la masa cuando llegue a la temperatura óptima. Las creperas automáticas disponen de termostatos que permiten que el usuario solo tenga que preocuparse de introducir dicha masa.
  8. ¿Crepera doble o crepera sencilla? Depende de cuántos seamos en casa. El primer tipo nos permitirá elaborar dos crepes a la vez y el segundo solo uno.
  9. Extras: las mejores marcas de creperas comercializan modelos con rodillo esparcidor de masa y con sistema de almacenamiento de cable, por ejemplo. No son accesorios obligatorios pero sí que hacen su uso mucho más cómodo.

¿Qué ingredientes lleva el crep perfecto?

Para elaborar la masa de un crep es imprescindible utilizar los siguientes ingredientes:

  1. 100 gramos de harina de trigo.
  2. 250 ml de leche.
  3. 2 huevos frescos.
  4. 10 gramos de mantequilla.
  5. Una pizca de sal.

Con esto tendremos suficiente para preparar entre 6 y 8 crepes, dependiendo del diámetro que tengan. Para crear la masa, lo único que necesitas es batir todos los ingredientes en una batidora de vaso a máxima potencia durante un minuto, aproximadamente. Eso es lo que tardará en quedar homogénea.

Ñam! Ñam! Puedes rellenar las crepes con dulces o salados. Prueba a mezclar Nutella con plátano o jamón cocido con queso

El resto de ingredientes dependerán de nuestros gustos. Si queremos un crepe salado, podemos ponerle una pizca adicional de sal, jamón york y queso parmesano. En cambio, si lo preferimos dulce, tenemos la posibilidad de rellenarlo de helado y fresas y de echarle por encima chocolate líquido. En cualquier caso, quedará delicioso.

¿Cómo funciona una crepera profesional?

Una crepera profesional o industrial funciona exactamente igual que una crepera económica de uso doméstico sin importar si es eléctrica o de gas:

  1. Se enciende el dispositivo y se espera que llegue a su temperatura óptima (entre 220 ºC y 270 ºC, según el caso).
  2. Se vierte la masa líquida en el centro de la placa y se esparce por toda su superficie usando una espátula de madera.
  3. Se deja calentar durante 10 minutos.
  4. Se extrae el crep y se rellena con los ingredientes que queramos.

Mantenimiento de una crepera

Con el paso del tiempo, y sin importar si hemos comprado una crepera barata o hemos apostado por una de las mejores creperas del mercado, lo normal es que las planchas del dispositivo se ensucien y se forme en ellas una especie de costra derivada de la adhesión de las zonas más tostadas de la masa. Sin embargo, limpiarlas es muy sencillo:

  1. Desenchufar la crepera o desconectarla de la fuente de suministro de gas.
  2. Verter un poco de quitagrasa sobre las placas metálicas y esperar a que la costra se ablande.
  3. Retirar la costra con una espátula metálica o una lija gruesa.
  4. Limpiar con un paño humedecido con agua.

Tras este proceso, si disponemos de una crepera con diadema de acero inoxidable, esmaltada o de cualquier otro material que no sea de fundición torneada como, por ejemplo, el hierro, habremos acabado. Si no es así, tendremos que realizar un proceso de curado de la crepera del siguiente modo:

  1. Calentar la placa hasta alcanzar los 270 ºC o, en su defecto, su temperatura máxima.
  2. Colocar en el centro de la placa una cucharada de aceite y esparcirla uniformemente utilizando un paño de algodón.
  3. Dejar que el aceite se cueza durante 10 minutos.
  4. Repetir este proceso entre 6 y 8 veces hasta que la placa de la crepera quede perfecta.

El proceso de curado evita que la masa se pegue a la plancha de la crepera y facilita retirarla cuando se ha terminado de cocinar. Además, preserva y prolonga la eficacia y la vida útil del dispositivo.

¿Qué considerar antes de comprar una crepera?

No debemos lanzarnos a por una oferta en creperas sin pararnos a pensar también en los siguientes detalles:

  1. ¿Realmente le vamos a sacar rendimiento?: aunque el precio de la crepera nos seduzca por ser muy bajo, no tiene sentido comprar una si la usamos una vez al año. En esos casos, puede sernos más rentable una sartén crepera que podamos usar para muchas otras cosas.
  2. ¿Cuál es nuestro presupuesto?: estos dispositivos no son excesivamente caros. Las creperas con mejor relación calidad-precio cuestan entre 25 € y 30 €.
  3. El diseño: lo normal es que nuestra crepera quede a la vista dentro de nuestra cocina. Por ello, hay que elegir un modelo que encaje bien con el estilo decorativo de la estancia.
  4. Comprar una crepera con placas intercambiables: de este modo, podremos sustituirlas si se rayan o estropean o cambiar de tamaño cuando, en lugar de crepes, queramos hacer tortitas o sándwiches calientes.

Crepera a gas o eléctrica: ¿cuál es mejor?

Existen dos tipos de creperas:

  1. Crepera eléctrica: se trata de una máquina para hacer crepes que debe conectarse a un enchufe para funcionar y que no requiere de instalación. Esto hace que sea portátil y se pueda transportar fácilmente. Cuenta con placas extraíbles de fácil limpieza y escaso mantenimiento.
  2. Crepera a gas: es un dispositivo que utiliza gas procedente de una bombona para cocinar. De hecho, es conocida también como crepera de gas butano. Sí requiere de instalación, es más pesada y exige mayores cuidados.

A.V.C.

Dicho esto, ¿cuál es la mejor crepera del mercado? Todo depende del uso que le vayamos a dar. Estas son las principales diferencias entre ambos tipos:

  1. Uso: las creperas a gas están recomendadas para usarlas en exteriores y las eléctricas en interiores.
  2. Temperatura máxima: las creperas eléctricas cocinan a temperaturas intermedias y las de gas butano a temperaturas muy elevadas. Las primeras tardan más de 10 minutos en llegar a 200 ºC, temperatura óptima para preparar este postre, mientras que las segundas solo requieren 5 minutos.
  3. Gasto de energía: las creperas a gas son más eficientes y consumen menos energía que las eléctricas.
  4. Control de la cocción: las creperas eléctricas cuentan con termostatos ajustables que regulan la cocción de forma muy precisa. Las de gas exigen que sea el usuario el que lo haga manualmente.
  5. Movilidad: las creperas a gas pueden funcionar en cualquier parte si llevamos con nosotros una bombona de butano. En cambio, las eléctricas requieren de un enchufe cercano siempre.
  6. Precio: las creperas eléctricas son más económicas.

Además, los expertos afirman que los modelos de gas ofrecen mejores resultados en cuanto a sabor. De hecho, se consideran las creperas profesionales por antonomasia. Por su parte, también es posible comprar una sartén crepera para inducción, vitrocerámica u hornilla de fogones, así como una plancha para crepes. Sin embargo, estos utensilios de cocina no entran dentro de la definición exacta de crepera.

En definitiva, esperamos haber sido de ayuda para nuestros lectores y haberles facilitado la tarea de elegir la mejor crepera posible.

DeCompras

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios