La música con sangre entra
  1. Cultura
  2. Cine
estreno de 'whiplash'

La música con sangre entra

Damien Chazelle triunfó en Sundance con su segundo filme, Whiplash', que acaba de conseguir XX nominaciones para los próximos premios Oscar

Foto:

“Queréis la fama, pero la fama cuesta y aquí es donde vais a empezar a pagar. Con sudor”, decía la profesora de baile Lidya Grant en la serie musical Fama. La escuela de la famosa ficción televisiva es un juego de niños si se compara con el Conservatorio de Música de la Costa Este de EEUU donde se desarrolla Whiplash, la película independiente del año que ha conseguido 5nominaciones a los Oscar.

Lo de que la fama se gana con sudor se da por hecho en esta película, a lo que habría que añadir que también se gana con sangre. La sangre de las manos encallecidas del batería que interpreta con éxito Miles Teller, un joven obsesionado con ser el mejor en la banda de jazz que dirige con mano de hierro Terence Fletcher.

La eléctrica y maniaca interpretación de Simmons tiene todo a favorpara llevarse el Oscar al Mejor actor de reparto, pero sería injusto que el filme se quedara eclipsado por su papel, ya que su director, el casidebutante (es su segundo filme) Damien Chazelle ha creado una obra que instaura el género del thriller musical.

Porque a pesar de que la historia de Whiplash sea una disección sobre la obsesión y el éxito, las formas que imprime el director son las de un filme de suspense en constante crecimiento hasta un clímax a ritmo de batería que hace que el espectador tenga el corazón en un puño. Veinte minutos de infarto que crean más tensión que cualquier thriller visto en mucho tiempo.

Marcando sus tiempos con ritmo militar y al compás del jazz, Chazelle consigue una obra frenética, técnicamente perfecta y que perdura. El filme no acaba cuando aparecen los títulos de crédito, sino que uno termina obsesionado por este profesor y su alumno dispuesto a sacrificar todo por estar a la altura.

Las credenciales de Chazelle antes del filme ya anticipaban su gusto por mezclar la música y el suspense, ya que suyo es el guion de Grand Piano, del español Eugenio Mira. Un thriller en el que un pianista, Elijah Wood, no podía fallar una nota si no quería morir en el escenario. Un filme en el que la música era también la partitura alrededor de la que giraban el resto de elementos, pero que fallaba en un último tercio desquiciado.

Chazelle demuestra en Whiplash más coherencia y se muestra más comedido, a la vez que opta por no juzgar a sus personajes, sino que intenta humanizarlos a pesar de que sus actuaciones sean despreciables. Se atreve, además, a ofrecer una conclusión pesimista y desalentadora, muy alejada del happy end al que Hollywood nos tiene acostumbrados.

Whiplash

Dirección: Damien Chazelle

Género: Drama

Duración: 104 minutos

Nacionalidad: EEUU

Intérpretes: Miles Teller, J.K. Simmons, Melissa Benoist, Paul Reiser, Austin Stowell, Jayson Blair

Cine Críticas de cine Premios Oscar 2016