Es noticia
Menú
Malkovich, en la piel de un asesino de prostitutas: "No lo apruebo ni repruebo, solo es trabajo"
  1. Cultura
Un buen plan de teatro

Malkovich, en la piel de un asesino de prostitutas: "No lo apruebo ni repruebo, solo es trabajo"

El actor presenta el 11 y 12 de agosto en el Conde-Duque de Madrid la obra 'The Infernal Comedy', en la que encarna al asesino y poeta Jack Unterweger

Foto: John Malkovich, ayer en Madrid (EFE/Emilio Naranjo)
John Malkovich, ayer en Madrid (EFE/Emilio Naranjo)

John Malkovich está en Madrid para representar la obra de teatro ‘The Infernal Comedy. Confesiones de un asesino en serie' que protagonizará en el Patio Central de Conde Duque, dentro del programa Veranos de la Villa, el 11 y 12 de agosto. Una obra teatral dirigida por Michael Struminger y basada en la historia de Jack Unterweger, un asesino convicto y reconocido autor que estuvo implicado en el asesinato de prostitutas en Viena, Graz, Praga y Los Ángeles. A Unterweger se le conoció como el "poeta de la cárcel", ya que allí escribió su autobiografía y poemas que tuvieron buena acogida entre los intelectuales de lengua germana. Consiguió la libertad vigilada en 1990, hasta que nuevas investigaciones le llevaron de nuevo a prisión. Se suicidó en su celda en 1994 horas después de haber sido condenado a cadena perpetua por el asesinato de nueve prostitutas.

El actor estadounidense lleva interpretando este personaje desde 2008. "Es una de las asociaciones más duraderas que he tenido con un personaje", señaló ayer durante la presentación de la obra en rueda de prensa en Madrid. En el escenario le acompañan Susanne Langbein y Chen Reiss como sopranos y la orquesta Weiner Akademie. Un componente musical que la hace “diferente a la demás obras” en las que ha participado o dirigido.

placeholder El actor John Malkovich (d), durante la presentación del espectáculo 'The Infernal Comedy. Confesiones de un asesino en serie' (EFE /Emilio Naranjo)
El actor John Malkovich (d), durante la presentación del espectáculo 'The Infernal Comedy. Confesiones de un asesino en serie' (EFE /Emilio Naranjo)

Malkovich, con más de 100 películas a sus espaldas, es reconocido por ponerse en la piel de villanos. "No creo que haya algo ni bueno ni malo en interpretar personajes malos o por lo menos no buenos. La mayor parte de la dramaturgia mundial se basa casi siempre en personajes quizás no necesariamente buenos o que no fueran malos, pero que habían realizado unas decisiones malas", manifestó. Quien fuera el famoso vizconde Valmont en 'Las amistades peligrosas' -otro personaje de moral dudosa- aseguró ayer que siempre intenta desarrollar una especie de "hermandad" con los personajes que interpreta. Sin embargo, eso no significa que sean justificables: alguien que ha cometido atrocidades, como en este caso Unterweger, son difíciles de redimir. Ahora bien, el actor marca distancias: "No apruebo ni repruebo mis personajes, no es más que trabajo", apostilló.

"Si vas a ver una obra de teatro, la experiencia es única, se vive"

El estadounidense dio su salto a la gran pantalla con ‘En un lugar del corazón’ (1984), pero nunca ha abandonado del todo el teatro, al que considera como "algo orgánico y efímero", mientras que "las películas perduran para siempre. Si vas a ver una obra de teatro, la experiencia es única, se vive". Con mucha experiencia en tablas y platos reconoció que, pese a ello, mantiene la misma “la curiosidad respecto al mundo” desde que era pequeño.

Sobre Madrid, Malkovich comentó que hace veinte años estuvo dirigiendo la película ‘Pasos de Baile’ y que desde entonces la visita de vez en cuando. "Soy un gran aficionado a Madrid", concluyó.

John Malkovich está en Madrid para representar la obra de teatro ‘The Infernal Comedy. Confesiones de un asesino en serie' que protagonizará en el Patio Central de Conde Duque, dentro del programa Veranos de la Villa, el 11 y 12 de agosto. Una obra teatral dirigida por Michael Struminger y basada en la historia de Jack Unterweger, un asesino convicto y reconocido autor que estuvo implicado en el asesinato de prostitutas en Viena, Graz, Praga y Los Ángeles. A Unterweger se le conoció como el "poeta de la cárcel", ya que allí escribió su autobiografía y poemas que tuvieron buena acogida entre los intelectuales de lengua germana. Consiguió la libertad vigilada en 1990, hasta que nuevas investigaciones le llevaron de nuevo a prisión. Se suicidó en su celda en 1994 horas después de haber sido condenado a cadena perpetua por el asesinato de nueve prostitutas.

Prostitución Teatro