Qué hay detrás del asesinato de Twitter que vuelve a todos locos: "Creían que era real"
  1. Cultura
COMPARTIDO MÁS DE 50.000 VECES

Qué hay detrás del asesinato de Twitter que vuelve a todos locos: "Creían que era real"

El nuevo relato que ha tenido en vilo a Twitter forma parte de un concurso de literatura organizado por la red social, pero eso no ha evitado que se haya convertido en un fenómeno. Así se hizo

placeholder Foto: El autor del fenómeno de Twitter se sirvió de montajes fotográficos y conversaciones falsas (@modesto_garcia)
El autor del fenómeno de Twitter se sirvió de montajes fotográficos y conversaciones falsas (@modesto_garcia)

El móvil de Modesto García no para de sonar. Al menos así era hasta que silenció las notificaciones de Twitter. Los mensajes, las felicitaciones y los nuevos seguidores siguen llegando a su cuenta personal “de cien en cien”, pero también a la cuenta de la que se sirvió para publicar el hilo que le ha convertido en el nuevo Manuel Bartual: una historia sobre un joven que descubre un asesinato gracias a una fotografía y publica las pruebas en su red social. El relato se publicó el día dos de junio y sus 25 minutos de tiempo de lectura han cautivado a decenas de miles de personas, algunas de las cuales llegaron a creérsela hasta que en el último tuit, Modesto, bajo el pseudónimo de Mr. Brightside, firmó con el hashtag #FeriaDelHilo, el I certamen de literatura organizado por Twitter. ‘Tuiteratura’ en su estado más puro. A estas alturas, con el plazo cerrado, nadie duda de que la historia de Modesto se llevará, por lo menos, el premio al hilo más viral. Ya se ha compartido más de 50.000 veces.

“¡Policía! Acabo de resolver un crimen a través de Twitter y tenéis que tomar cartas en el asunto inmediatamente. Hace días falleció @jor_g_t (en el centro de la foto) y el caso se cerró como un suicidio, pero fue un asesinato y puedo demostrarlo. El asesino está en la foto”. Con este jugoso gancho arranca la historia de Modesto. Un primer tuit que deja volar la imaginación, la curiosidad y la ira de quien en un primer momento reflexione que una red social no es el lugar adecuado para una acusación como esta, sino una comisaría. “No esperaba que la gente se lo creyera, pero hubo quien sí”, cuenta Modesto a El Confidencial, aún alucinando. “Pensaba que era tan falso que nadie podía creérselo, así que le subí el tono literario para que en el concurso valoraran la escritura”. Ayer, algunas personas aún le preguntaban si la Policía había podido hacer algo o deseaban a Jorge, el personaje fallecido, que descansara en paz.

Después de sembrar la semilla del misterio en el primer tuit, el alter ego de Modesto va desgranando cada una de sus pruebas y el supuesto proceso de investigación con el que ha llegado hasta ellas -y que no destaparemos para que a los pocos que todavía no hayan devorado la historia del momento les dé tiempo a calentar las palomitas-. El propio Modesto lo preparó todo, desde los montajes fotográficos hasta los mensajes por WhatsApp de los testigos o las cuentas de Twitter de los sospechosos. Todos ellos falsos, creados gracias a combinaciones de fotografías suyas y de sus amigos para no incluir a ninguna persona real. “Me fui a Málaga diez días a trabajar en la oficia de Cabify”, cuenta Modesto. En su tiempo libre iba orquestando toda la historia con ayuda de su familia. “Tardé varios días porque lo hacía por las tardes. Un día decidí la historia, otro creé la cuenta, otro retoqué las fotos… Al final me ocupó los diez días que estuve en Málaga”.

La ficción de Modesto ha reventado Twitter, ha recibido halagos de miles de personas y retuits de gente a la que admira, como el periodista Gonzo o el director Juan Antonio Bayona. La propia cuenta de la Policía colaboró en la narrativa sin que Modesto se lo pidiera. Algunos de sus lectores -más incisivos que el protagonista de la historia de Modesto- le escribieron para señalarle algunos pequeños fallos, como detalles casi imperceptibles en sus montajes o lo revelador de que todas las cuentas de los personajes hayan sido creadas a la vez. “Pero no puedo viajar en el tiempo”, ha explicado con paciencia.

Creó durante varios días los montajes fotográficos o las cuentas falsas de la historia

“¡Eres el nuevo Quijote!”, asegura, entre risas, que le han escrito. A su alrededor se ha formado casi un ‘fandom’, con seguidores que piden a Netflix que compre los derechos o ruegan a las editoriales que le publiquen un libro. “Alguna editorial pequeña me ha leído”, revela con misterio el autor del hilo, que insiste en que no puede decir nada más. Aun así, lo que más ilusión le ha hecho ha sido los memes que sus nuevos fans han extraído de la historia, 'selfie' de Carlos Herrera incluido.

Ahora es un éxito, pero Modesto no estaba nada convencido del resultado y le daba vergüenza publicarlo. De ahí que eligiera hacerlo con un nombre falso en otra cuenta de Twitter. “Esa cuenta ya tenía 2.000 seguidores, me la dio un amigo que ya no la usaba porque solo la tenía para comentar temas de Eurovisión. Por eso dejé lo de 'eurofan' en la bio”, ríe. Al recibir la gran acogida del hilo casi con la fuerza de una bofetada, Modesto confesó que era el autor y, ante la avalancha de felicitaciones, publicó otro hilo contando cómo lo había hecho. “Lo primero que tengo que aclarar es que nadie ha muerto”, escribió. Lo gracioso es que esa cuenta falsa, cuya foto de perfil es una que ha sacado de iStock, ya acumula más seguidores que la cuenta real de Modesto. “Pero estoy encantado”, admite. “Quiero aprovechar esa cuenta para escribir más hilos, la gente me ha dicho que quiere leer más. Quiero explotar este formato”.

“Nunca leo, pero no podía dejar tu historia”

“No leo una mieda pero no he podido dejar tu historia”, recuerda Modesto que le han llegado a decir en uno de los cientos y cientos de mensajes que han aterrizado en su bandeja de entrada. La llamada ‘tuiteratura’, los hilos de Twitter, es algo que le gusta y que quiere seguir cultivando. “Se puede ofrecer una narrativa diferente con la que acercarte a la gente. Bartual abrió una manera diferente de escribir literatura, aunque en América ya se había hecho algo. Creo que en los hilos de Twitter hay un nicho por explorar y tiene muchas posibilidades con todos los añadidos multimedia que ofrece”, explica emocionado. “Ya no hablamos de novela gráfica, es una cosa muy rara, muy nueva y que aún tiene que terminar de definirse”.

La mecánica del cuento de las vacacciones de Bartual fue como cuando nos enganchamos a 'Perdidos' -con permiso de la comparación- y teníamos que esperar a la emisión del siguiente capítulo. El de Modesto García es más como una serie de Netflix que vomita todos los episodios de golpe propiciando una maratón. Si el de Bartual fue en tiempo real, Modesto ha utilizado la opción que instaló Twitter poco después del fenómeno del hilo veraniego, que permite publicar una serie de tuits enlazados en una sola tanda. “Era una denuncia a la Policía, no tenía sentido ir poniéndolos poco a poco como lo que hacía Bartual de continuar al día siguiente”.

No es arriesgado vaticinar que, cuando terminemos de hablar y Modesto cuelgue el teléfono, otro centenar de mensajes estará esperando a que los abra en su cuenta personal. Es la que tiene activa ahora y en la que espera que le contacten. La de su alter ego la ha silenciado porque, aunque agradecido, no podía más. “No me estaba centrando en cosas del trabajo”, cuenta. “Y ahora sigo nervioso, todo esto me ha tensado mucho, me duele el cuello porque el móvil no paraba de sonar y yo no me quería perder nada. Pero al final cerré los mensajes de esa cuenta porque era una cosa muy loca. Me levantaba por la mañana y era imposible leerlos todos”.

Una de las fantasías utópicas de Modesto, de 31 años, sería escribir una novela, y aunque no se dedica profesionalmente a la escritura, ya se postula como uno de los ganadores de, al menos, uno de los premios de la #FeriadelHilo. Para la ocasión, el propio Manuel Bartual hará las veces de presidente del jurado y le acompañarán reconocidos escritores o tuiteros como Carmen Pacheco y El Hematocrítico. Algunas de las categorías dotadas con premios de 500 euros son la de mejor hilo de ficción, el de no ficción o el hilo con más likes y retuits, al que aspira Modesto. “Hay un premio al más viral y mi hilo, objetivamente, es el más viral". Luego se ríe. “Aunque no quiero que me den solo ese”.

Redes Sociales Literatura Humor Escritura creativa Misterios
El redactor recomienda