Es noticia
Menú
“Nos hemos pasado al porno para que nos escuchen”
  1. Cultura
campaña 'revistas porno 4%, calderón 21%'

“Nos hemos pasado al porno para que nos escuchen”

Contactar, Gente Libre o LIB. Son los nombres de tres revistas porno de las que muchos hacían acopio en los noventa. Hoy tienen una segunda nueva

Foto: El elenco de la compañía Primas de Riesgo en el kiosko donde se puede comprar la revista porno que distribuye
El elenco de la compañía Primas de Riesgo en el kiosko donde se puede comprar la revista porno que distribuye

Contactar, Gente Libre o LIB. Son los nombres de tres revistas porno de las que muchos hacían acopio en los noventa. Hoy tienen una segunda nueva vida gracia a su superreducida fiscalidad del 4%. Y al teatro. Porque en eso de conquistar mercados, hoy sus portadas comparten espacio con Calderón de la Barca y regalan una entrada para el teatro, que tiene un 21% de IVA.

No debería ser tan llamativo que una revista regale un producto (chanclas, neceseres, barras de pan…) si no fuera porque aquí es el porno el que sirve para poder hacer teatro y denunciar la política cultural de un Gobierno y de un país que “nos ahoga”.

La idea de la compañía teatral Primas de Riesgo de convertirse en una empresa distribuidora de revistas porno ha revolucionado al personal. Tanto que antes de que ayer se abriera la venta de las revistas-invitaciones, ya han recibido decenas de llamadas de espectadores, editoriales y distribuidores de revistas porno y quiosqueros, Todos quieren jugar en este tan calderoniano espectáculo al que aboca la situación actual, como explican en una entrevista con El Confidencial Karina Garantivá, directora y productora de esta compañía nacida en 2012, y Esther Acevedo, productora y actriz. La primera función de El mágico prodigioso, con adaptación de Ernesto Caballero, director del Centro Dramático Nacional y pareja de la directora, será el 25 de noviembre en la sala pequeña del Nuevo Teatro Alcalá.

¿Tan mal están las cosas que hay que recurrir a cambiar de actividad y a este tipo de acciones contestarías y mediáticas para trabajar?

Karina: La campaña Revistas porno 4%, Calderón 21% busca trasladar al público un debate que hasta ahora se ha mantenido entre artistas y políticos. Y creemos que no es el sitio donde debe estar. O no el único. Es la gente, porque al final es el espectador el que paga el IVA, la que tiene que opinar, decidir y la que puede presionar y tomar una decisión sobre si le parece lógico o no algo como que las revistas porno tributen al 4% y la cultura al 21%.

¿Por qué las revistas porno?

Esther: Nos hemos pasado al porno como una forma de llamar la atención para que nos escuchen y el debate salga a la calle. Surge de la coyuntura que estamos viviendo.

Karina: La principal razón porque la que elegimos las revistas porno es porque nos encontramos que tienen un IVA superreducido del 4% y es llamativo que el IVA para ver una obra de Calderón es del 21%. El debate estaba servido. No teníamos más que hacer que juntar estas dos cosas y dejar que la gente saque sus conclusiones. No queremos entrar en una riña política.

Decís que es un debate social y no político pero la subida del IVA es una medida política adoptada por este Gobierno y su ministro de Hacienda.

K: Está claro que este Gobierno se ha equivocado subiendo el IVA cultural al 21% pero la cuestión es que no hemos llegado aquí de la noche a la mañana. Esto es un proceso que viene de atrás y del que ha formado parte también el anterior Gobierno. El teatro no tiene una fiscalidad que permita que su desarrollo sea fácil y esto no viene sólo de Cristóbal Montoro. No queremos que el debate se reduzca a que el señor Montoro ha subido el IVA. El debate es sobre este pacto al que hemos llegado como sociedad. Este absurdo. Y es el público el que tiene que decidir qué quiere hacer con su cultura.

Es simbólico que hablemos más de Montoro y que de José Ignacio Wert, que es el ministro de Cultura.

K: Hablamos de Montoro porque es quien ha tomado la decisión de subir el IVA. Wert creo que está tan ocupado con la educación o con no sé qué proyectos tendrá encima de la mesa pero algo no está haciendo porque sus gestiones en materia cultural no trascienden a Hacienda.

¿Cuál es el funcionamiento para comprar estas revistas vintage que os ha cedido un coleccionista y tener de regalo una entrada para el teatro?

K: Hemos llegado al acuerdo con una distribuidora que a su vez tiene un convenio con la editorial de estas revistas, que también ha decidido implicarse en la campaña poniendo a disposición nuestra este primer lote que nos servirá de muestreo. Con esta primera tirada de 300 revistas porno pretendemos hacer un estudio de mercado en el que veremos si a la gente le interesa o no la iniciativa. Para eso hemos abierto unos canales: nuestra web, el email revistasporno4calderon21@gmail.com, el teléfono 914 35 92 77 y un blog en el que iremos contando paso a paso cómo se hace la reconversión de una compañía teatral en la primera distribuidora de revistas porno que regala entradas para el teatro. Y vamos a dar toda la información en el blog para que todas las compañías que quieran dedicarse a esto también puedan hacerlo.

¿Cuánto nos costaría ir a ver El mágico prodigioso y cuánto nos va a costar a través de la compra de las revistas porno?

K: La entrada que tendríamos que cobrar costaría unos 35 euros, porque el espectador, que esto no suele saberlo, debe pagar el trabajo de todas las personas que participan en el montaje, desde las actrices a los técnicos y demás, los derechos de autor que generan los contenidos artísticos que se exponen, la amortización, como es lógico, del espectáculo y el IVA. Todo eso debe pagarlo el espectador y eso nos lleva a unos precios que no son competitivos. Los profesionales ante esto lo que estamos haciendo es autoexplotarnos, estamos trabajando por el mínimo cuando no regalando nuestro trabajo. Básicamente porque esta es una actividad vocacional, no podemos dejar de hacerla. Pero si esto lo lleváramos como nos propone el Gobierno con sus medidas fiscales a una empresa, porque eso es precisamente lo que se nos pide, el resultado es que tendríamos que desaparecer porque no es viable.

¿Y con la campaña cuesta la función?

K: Con los primeros 300 espectadores que nos escriban no queremos hacer únicamente un pacto económico. Queremos que además suscriban nuestra campaña, para lo que les pedimos que firmen un documento en el que donan 16 euros a Revistas porno 4%, Calderón 21% para que podamos desarrollarla y tenga la mejor difusión nacional e internacional y para que, posteriormente, hagamos un estudio sociológico que investigue cómo ha llegado la sociedad española a esta conclusión tan absurda en la que una revista porno tiene un 4% de IVA y Calderón el 21%.

La primera tirada/obra es de 300 revistas porno con 300 invitaciones para una función el 25 de noviembre. ¿Habrá continuidad?

K: Actuaremos como todas las empresas, según oferta y demanda. Si nos piden más, haremos más. Si en los 40 días que nos damos de plazo para reconvertirnos en una distribuidora de revistas porno la situación sigue siendo la misma y el IVA del 21% seguiremos con esta campaña, nos convertiremos en distribuidora y seguiremos avanzando en este proyecto que parece ser que es más rentable. Ojala no sea necesario y se cambie el IVA.

E: Siempre hay que ser optimista y pensar que algo va a cambiar, sino te pones a llorar.

K: Yo espero que me llame Montoro y me diga: "Vamos a bajar el IVA" (risas). En serio, la cultura se encuentra en una situación en la que no existe un régimen especial ni una ley que determine su especificidad. Nuestra actividad no está contemplada como tal y nos tenemos que acoplar a un régimen que es una camisa de fuerza que no nos está bien, que nos asfixia y no nos permite trabajar cómodamente. Nosotros con esta campaña queremos demostrar cuál es el resultado de estas políticas de una forma práctica para que la gente se sienta aludida y saque sus propias conclusiones.

¿Qué decís a quien os acuse de querer ahorraos un dinero utilizando una fiscalidad menor?

K: Es completamente absurdo porque el IVA lo paga el espectador y quien se lo va a ahorrar es el espectador.

Pero te afecta igual, si va mejor gente a ver la obra, ganarás menos dinero.

K: Sí, pero esta campaña no nace para ahorrarnos unos eurillos. Además de que a efectos prácticos no es así. Esta campaña busca el debate.

Es una acción en el fondo es muy calderoniana

E: Los personajes de Calderón siempre son personajes en plena lucha y en búsqueda de canales y vías para abrir su visión al mundo. Ven cómo sobrevivir. Y nuestra compañía está viendo cómo sobrevivir en este mundo tan complicado. Vivimos una realidad en la que cada vez nos lo ponen más difícil, tanto que dan ganas de llorar. Es agotador.

Contactar, Gente Libre o LIB. Son los nombres de tres revistas porno de las que muchos hacían acopio en los noventa. Hoy tienen una segunda nueva vida gracia a su superreducida fiscalidad del 4%. Y al teatro. Porque en eso de conquistar mercados, hoy sus portadas comparten espacio con Calderón de la Barca y regalan una entrada para el teatro, que tiene un 21% de IVA.

Cristóbal Montoro
El redactor recomienda