La fundación lichtenstein lA dona a 5 museos

El Reina Sofía pagó más de 700.000 euros por una obra que ahora se regala

El tesoro consta de casi 200.000 documentos, está valorado en 25 millones de dólares y almacena la obra de dos fotógrafos que se dedicaron a dejar

Foto: 'Security Zone', Vito Acconci, Nueva York, EEUU, 1940 (Museo Reina Sofía)
'Security Zone', Vito Acconci, Nueva York, EEUU, 1940 (Museo Reina Sofía)

El tesoro consta de casi 200.000 documentos, está valorado en 25 millones de dólares y almacena la obra de dos fotógrafos que se dedicaron a dejar testimonio de las acciones y performances de la vanguardia artística de los años cincuenta, sesenta y setenta, en Nueva York y París. Harry Shunk (1924-2006) y János Kender (1937-2009) se ofrecían como un equipo para registrar eventos e inauguraciones de los principales acontecimientos en galerías. Su obra cumbre fue el documento de Yves Klein (1928-1962) haciendo el salto del ángel en el archiconocido Salto al vacío (1960).

El pasado mes de diciembre, la Fundación Roy Lichtenstein anunció que regalaría todo ese fondo a “las cinco instituciones capitales del arte contemporáneo”: el Getty Research Institute de Los Ángeles, el Museum of Modern Art (MoMA) de New York, la National Gallery of Art de Washington, la Tate de Londres y el Pompidou de París. La Fundación compró en subasta pública entre 2008 y 2012 los fondos, con la intención de evitar la dispersión del conjunto y su desaparición final.

Las 370 copias que compró el Museo Reina Sofía por 700.000 euros son una parte mínima de las 19.000 copias que la Fundación Lichtenstein regalará a los cinco mejores museos de arte contemporáneo

Entre los cinco representantes capitales de la contemporaneidad artística no está el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, pero sí parte del material que la institución española compró al marchante parisino Loïc Malle por valor de 700.000 euros más IVA, el 25 de noviembre de 2010. El conjunto tiene 370 copias de fotografías de varias medidas, del trabajo titulado Projects: Pier 18, que documenta las acciones del muelle 18 del puerto neoyorquino. La polémica compra del archivo de Agustí Centelles se cerró con la misma cantidad, que pagó el Ministerio de Cultura en el año 2009, pero a cambio de 10.000 fotografías de la historia de España.  

Esas 370 copias de gelatinobromuro de plata sobre papel son una mínima parte de las 19.000 copias de las que se compone el conjunto, además de 12.000 hojas de contacto, 126.000 negativos y 26.000 diapositivas. Un total de 183.000 documentos que la fundación repartirá gratis entre los cinco centros mencionados, con la intención de que estos a su vez la compartan libremente con usuarios y entidades de todo el mundo. Una donación sin precedentes que deja la compra del Reina Sofía en una dudosa justificación.

Fragmento de 'Proyecto Muelle 18', en el Museo Reina Sofía.
Fragmento de 'Proyecto Muelle 18', en el Museo Reina Sofía.

La adquisición se hizo bajo la dirección de Manuel Borja-Villel, tras el cierre de la exposición Manhattan, uso mixto. Fotografía y otras prácticas artísticas desde 1970 al presente. Paradójicamente, el Museo Reina Sofía no acudió a la subasta pública celebrada en Nueva York en 2008 a adquirir los fondos, en la que la Fundación Roy Lichtenstein los compró sin encontrar disputa. Este periódico no ha podido obtener una explicación del museo estatal.

La Fundación Lichtenstein ha pueso on line los 183.000 documentos de los que consta el tesoro documental de la práctica artística de los años cuarenta, cincuenta y sesentaDos años más tarde, el Museo Reina Sofía decide comprar a un intermediario el trabajo de encargo por el que Shunk y Kender fueron contratados por el editor Willoughby Sharp para documentar los trabajos efímeros de Vito Acconci, Mel Bochner, Dan Graham, Gordon Matta-Clark y Richard Serra, entre muchos otros. El elevado precio de adquisición habría sido mucho más elevado de admitir la oferta de salida del avispado marchante, que pidió 1.200.000 euros, según los documentos a los que ha tenido acceso este periódico.

Segundas copias

El informe para la adquisición de la obra realizado por los especialistas del Reina Sofía se puede leer en la ficha técnica, la valoración crítica de la obra y la valoración del precio ofertado. “Sólo existen dos versiones completas de la obra: una en la Fundación Lichtenstein (impresa en 1971 y expuesta originalmente en el MoMA) y la que se ofrece en venta al Museo Reina Sofía (positivada en 1992 por el propio Harry Shunk y expuesta sólo en dos ocasiones: en el Museo de Arte Moderno y Arte Contemporáneo de Niza (1992) y en el Museo Reina Sofía, en 2010)”. Es decir, las copias fueron realizadas 20 años después de la acción y de las originales.

En el mismo documento se aclara que la Fundación Lichtenstein ha tasado cada foto en 5.000 dólares y en 3.000 si se considera dentro del proyecto en su totalidad. “Esto significa que, de forma separada, sólo las fotos de Shunk y Kender tendrían un valor de 1.710.000 dólares (1.219.000 euros) y dentro de Pier 18 de 1.026.000 dólares (731.000 euros)”. Lamentablemente, el mercado no valora igual las primeras copias que las segundas. Son incomparables.

'Proyecto Muelle 18', del Museo Reina Sofía.
'Proyecto Muelle 18', del Museo Reina Sofía.

El total del conjunto, en el que se incluyen lotes de Richard Serra y Dan Graham, “supone una rebaja de 160.000 euros, es decir, casi el 23% de reducción sobre el precio de mercado, lo que convierte la presente oferta en enormemente ventajosa para el museo”. Sin embargo, después del regalo de la fundación de uno de los padres del Art Pop, la ventaja se vuelve grotesca. De hecho, ninguna de las cinco mejores instituciones de arte contemporáneo se interesó por esta obra, que ahora tienen gratis.

Un documento único

“Este archivo nos llamó la atención porque es una parte insustituible de la Historia del Arte y el futuro del mismo corría el riesgo de disgregarse y desaparecer. Honrar el legado de Roy Lichtenstein significa proteger la época en la que trabajó. Nos sentimos muy afortunados de poder donar estas riquezas a las cinco instituciones más destacadas del mundo”, explica en la nota difundida Jack Cowart, director ejecutivo de la fundación. Por su parte, Dorothy Lichtenstein añade que estas fotos serán un recurso valiosísimo para las instituciones a las que han decidido apoyar.

Están documentadas las acciones de cerca de 400 autores decisivos y ofrecen, según la fundación, una visión íntima de todos ellos en sus estudios y en plena actuación. Se trata del mejor documento histórico de una época, porque son insustituibles como único registro existente de obras de arte y acciones efímeras. Fotografías que terminaron convirtiéndose, además de documentos, en obras de arte.  

La fundación ha conservado, catalogado y digitalizado los fondos, ha creado un archivo online libre para cualquier visitante y los ha puesto a disposición de la reproducción en publicaciones académicas. Mencionan a Vito Acconci, Arman, Joseph Beuys, Lee Bontecou, Trisha Brown, Alexander Calder, Christo y Jeanne-Claude, Merce Cunningham, Lucio Fontana, el Grupo Gutai, Eva Hesse, Jasper Johns, Donald Judd, Yayoi Kusama, Joan Miró, Bruce Nauman, Barnett Newman, Nam June Paik, Michelangelo Pistoletto, Man Ray, Robert Rauschenberg, Lou Reed, Niki de Saint Phalle, Jean Tinguely, Cy Twombly, Andy Warhol o Lawrence Weiner. Por supuesto, también está retratado Roy Lichtenstein en acción.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios