Es noticia
Menú
Gilles Leroy: "Mi admiración a Fitzgerald se trocó en fascinación por Zelda"
  1. Cultura

Gilles Leroy: "Mi admiración a Fitzgerald se trocó en fascinación por Zelda"

Irene Dalmases Barcelona, 1 feb (EFE).- El escritor y periodista francés Gilles Leroy, que obtuvo en 2007 el premio Goncourt con la novela

Irene Dalmases Barcelona, 1 feb (EFE).- El escritor y periodista francés Gilles Leroy, que obtuvo en 2007 el premio Goncourt con la novela "Alabama Song", donde se convierte en el altavoz de Zelda Fitzgerald, esposa de Francis Scott Fitzgerald, explica a EFE que llegó a esta mujer de la mano de su marido, un hombre al que admiraba desde su juventud.

Leroy, que ha viajado hasta Barcelona para presentar este título que en España publican RBA y Edicions 1984 (en catalán), comenta que desde siempre se sintió fascinado por Fitzgerald, uno de los grandes del siglo XX, autor de obras que no perecen como "El Gran Gatsby", y por cómo trataba a sus heroínas, todas muy parecidas entre sí.

Empezó a indagar en la vida del estadounidense para descubrir quién se encontraba detrás de este modelo femenino y llegar a la conclusión de que todas tenían algo de Zelda, su esposa, una aristócrata de la sureña Alabama, con problemas mentales desde muy joven, que murió a los 48 años en un incendio del Highland Hospital de Asheville, en Carolina del Norte, un manicomio en el que estaba ingresada.

Poco a poco, reconoce Leroy, "mi admiración por Scott Fitzgerald se fue trastocando en fascinación por Zelda, una mujer a la que se le había impedido hablar a lo largo de su vida".

Durante mucho tiempo estuvo el autor francés pensando la manera más precisa de entrar dentro de la piel de Zelda -también escritora y pintora- hasta decidir convertir en un monólogo todo lo que había ido recopilando sobre su peripecia vital, tanto al lado del consagrado Scott como con sus ocasionales amantes, su hija, o sus amigos del ámbito de la danza, la escritura o el cine.

"Todavía no sé cómo me pude transformar así en Zelda", dice hoy Leroy, cuando se le señala que su relato es de una gran credibilidad, sintiendo el lector que quién habla es realmente una mujer, perturbada en ocasiones, muy lúcida en otras, pero siempre marcada por su relación con el escritor de Minnesota.

Respecto a la enfermedad mental que sufría, y que todavía hay especialistas en la actualidad que no saben catalogar si como esquizofrenia o como un trastorno bipolar, remarca Leroy, que, en todo caso, "su desequilibrio" tenía que verse reflejado en las páginas de "Alabama Song".

La novela, que también consigue transportar al lector hasta los escenarios de la vida de Zelda, con sus olores y sabores, acaba dejando en un segundo plano a Scott Fitzgerald, que murió, alcoholizado, en Hollywood en 1940.

Gilles Leroy cree que ese proceso era inevitable, aunque, a la vez, en las últimas páginas reconoce a Scott como "un gran escritor y como una persona que a su manera amaba a Zelda".

Con todo, precisa: "es Zelda quien habla a lo largo de la obra y es evidente que es alguien muy enfadado y con ira. Rehabilitándola a ella, era impepinable que tenía que decir cosas desagradables de él".

Nacido en Bagneaux en 1958, Leroy, que se trasladó a vivir a unos 110 kilómetros de París para poder escribir con más tranquilidad en una casa con jardín, es periodista de profesión y tiene en su haber varias novelas como "L´amant russe" y "Champsecret".

Ahora se encuentra embarcado en una nueva aventura literaria, pero "es difícil dedicarle mucho tiempo, porque con la promoción de ´Alabama Song´ voy de avión en avión y de hotel en hotel". EFE id/saf/mlb

Irene Dalmases Barcelona, 1 feb (EFE).- El escritor y periodista francés Gilles Leroy, que obtuvo en 2007 el premio Goncourt con la novela "Alabama Song", donde se convierte en el altavoz de Zelda Fitzgerald, esposa de Francis Scott Fitzgerald, explica a EFE que llegó a esta mujer de la mano de su marido, un hombre al que admiraba desde su juventud.