Antonio Banderas empieza a rodar en Málaga su segunda película
  1. Cultura

Antonio Banderas empieza a rodar en Málaga su segunda película

El actor malagueño Antonio Banderas empieza en Málaga el rodaje de su segunda película como director, titulada El camino de los ingleses, adaptación de la novela

El actor malagueño Antonio Banderas empieza en Málaga el rodaje de su segunda película como director, titulada El camino de los ingleses, adaptación de la novela homónima de su amigo Antonio Soler, que tendrá en su equipo artístico a Juan Diego, Victoria Abril y Fran Perea, entre otros. El camino de los ingleses tiene para Banderas múltiples referencias personales y la trama, que cuenta las vivencias de un grupo de adolescentes a punto de cruzar a la madurez, transcurre en 1979, año en que el actor malagueño dejó la ciudad para embarcarse rumbo a Madrid para comenzar su carrera.

La historia transcurre en el último verano adolescente de un grupo de chiquillos, a los que observa un personaje, al que da vida Fran Perea, que vive alejado de esa pandilla, cuenta lo que pasa diciendo mucho de lo que ellos no dicen y recoge el alma del autor de la novela y también un poco de Antonio Banderas.

El malagueño confesó al presentar el rodaje el pasado viernes que "hay algo de mí en la novela y en la película. Ese vértigo y vacío que encierra la adolescencia" y que "con 17 años, yo era un chico muy fantasioso que sólo pensaba en irme de Málaga y saltar al otro lado, al teatro, que ya se había convertido en mi sueño". También añadió que "el grupo de adolescentes, que son el músculo, el corazón y el alma de la película, no está poseído por el mundo. Vive en una burbuja intemporal y sus problemas son también intemporales" y que, por ello, "no se trata de un filme nostálgico, sino de que los jóvenes de hoy se verán reflejados en esas crisis".

Banderas acomete este trabajo seis años después de rodar su primer filme como director, Locos en Alabama, hecha en inglés y con su esposa Melanie Griffith como protagonista. El guión es del propio Soler; un grupo de actores jóvenes, muchos de ellos desconocidos, forman parte del equipo y Antonio Banderas destacó la "valiente apuesta visual" de la película.