FUEGO AMIGO CONTRA LA SEXTA Y PLANETA

'El País' consuma su giro a la derecha y ataca el apoyo mediático de Planeta a Podemos

El diario 'El País' critica que el grupo Atresmedia y Planeta jueguen a todas las barajas y sean responsables del despliegue mediático de Podemos en La Sexta

Foto: Rivera e Iglesias debaten y se 'enganchan' en el cara a cara de Jordi Évole. (EFE)
Rivera e Iglesias debaten y se 'enganchan' en el cara a cara de Jordi Évole. (EFE)

A tres semanas de las elecciones y con el veredicto del 'sorpasso' al PSOE en todas las encuestas, el diario 'El País' ha optado por consumar su giro a la derecha para alertar del “magma populista y radical” formado por la coalición de Pablo Iglesias y Alberto Garzón. Un giro en el que el principal altavoz de Prisa ha optado por recurrir a los mismos argumentos expresados por el Gobierno de Mariano Rajoy contra los apoyos mediáticos que Podemos encuentra en televisiones de Atresmedia como La Sexta. Un grupo empresarial “que juega a todas las barajas” y que, según añadía el domingo en su editorial principal, “sabe estar al lado del Gobierno cuando la situación lo requiere”, ya sea a través de Antena 3 o 'La Razón'.

No es la primera vez que, desde diferentes medios, se critica a La Sexta por su apoyo televisivo a las filas de Podemos, pero sí es novedoso que estos ataques provengan del grupo Prisa, hasta hace no mucho referente mediático de la izquierda política y enzarzado en los últimos meses en un fuego cruzado con La Sexta y otros medios a cuenta de la vinculación de Juan Luis Cebrián en los papeles de Panamá. Más novedoso aún es que estos ataques a la tele de Planeta se hagan con las mismas quejas que, en privado, reconocen miembros del Gobierno de Rajoy.

En el Partido Popular siempre se han mostrado abiertamente críticos con La Sexta, a la que consideran que el Ejecutivo de Rajoy contribuyó a salvar en 2012 al flexibilizar las condiciones de la fusión con Antena 3. Hay que recordar que una decisión contraria a la unión de ambos operadores o la imposición de unas condiciones más exigentes -como quería la CNMC- habrían acabado con el cierre de la cadena, que se evitó para garantizar el pluralismo televisivo.

Juan Luis Cebrián, Manuela Carmena y Antonio Caño.
Juan Luis Cebrián, Manuela Carmena y Antonio Caño.

Las tesis independentistas y a la izquierda del PSOE de Jaume Roures y Tatxo Benet -también consejero de Atresmedia tras la fusión- siempre han sido manifiestamente conocidas. De hecho, a los dueños de Mediapro se debe la producción del documental sobre Podemos filmado por Fernando León de Aranoa y que se puede ver estos días en algunos cines. Pero en medios afines al PP siempre se ha esperado -en balde- que la fusión con Antena 3 sirviera para moderar y ablandar los postulados ideológicos del canal. Argumentos que se vienen a reproducir con la misma intención en el editorial del domingo en 'El País', titulado “Una gran impostura”.

En él, el periódico se hacía eco del sondeo “alarmante” que sitúa ya a Podemos por encima del PSOE y criticaba el pacto “tan artificial como oportunista” firmado entre Podemos e Izquierda Unida de cara al 26-J. Y en esta línea, reprochaba el apoyo prestado por Atresmedia. “La estrategia [de Podemos] es clara: asfixiar a los socialistas negándoles el acceso al Gobierno y dominar la agenda mediática, para lo cual ha contado con el inestimable apoyo de un canal de televisión perteneciente a Atresmedia, grupo empresarial que juega a todas las barajas -es el mismo que edita 'La Razón'- y que sabe estar al lado del Gobierno cuando la situación lo requiere”. Críticas que, por otro lado, siempre se han hecho a los Lara en su estrategia por compartir medios tan opuestos como el 'Avui' y 'La Razón' o Antena 3 y La Sexta.

'El País' también fue protagonista, en la campaña del 20 de diciembre, de una postura semejante a la que ahora critica con el apoyo que brindó entonces al candidato de Ciudadanos, Albert Rivera, al que llegó a aupar en las encuestas por encima incluso del PSOE. Un posicionamiento análogo al que tomaron otros gigantes del Ibex 35 en busca de un partido emergente que sirviera para frenar la escalada de Podemos en las encuestas. 

Sea como fuere, para entender este giro en el posicionamiento ideológico de Prisa hay que rememorar los cambios en el accionariado que ha ido experimentando en los últimos años, y que ha le han ido alejando de las posiciones de la izquierda tradicional. La crisis del grupo y la intervención del Gobierno, a través de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, sirvió para que los grandes bancos nacionales acudieran al rescate de Juan Luis Cebrián y transformasen su deuda en acciones del grupo. En el consejo de Prisa se sientan hoy tanto Telefónica como La Caixa, el Banco Santander o el HSBC, y empresarios extranjeros como el CEO del fondo Amber Capital o los cataríes de International Media Group

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios