Basta de publicidad, por J. R. de Azcárate
  1. Área privada EC Exclusivo
  2. Cartas al director
ENVÍE SU CARTA EN EL FORMULARIO INFERIOR

Basta de publicidad, por J. R. de Azcárate

La suscripción a El Confidencial me pareció una magnífica idea, porque pensé que así me libraría de la persecución publicitaria. No ha sido así

Foto: Imagen: EC.
Imagen: EC.

Estimado director:

Creo que para los suscriptores de El Confidencial se debería eliminar la publicidad de los vídeos exclusivos, o al menos aplicar data para que tengan sentido. Hoy, por ejemplo, para poder ver el de Rubén Amón, he tenido que ejercer la paciencia durante más de dos minutos mientras me recomendaban cremas para el cutis. A lo mejor tendría sentido si se diera el caso de que yo fuera una espléndida señora —que no lo soy— o, que no siéndolo, tuviera costumbre de embadurnarme con esos potingues, que tampoco.

Me pareció una magnífica idea la suscripción, porque pensé que así además me libraría de la persecución publicitaria. Desgraciadamente, parece que El Confidencial cree que también los textos y vídeos nos los debe trufar de esa suerte de anuncios que no solo no despiertan interés alguno, sino que, por contra, generan desapego al medio, al menos en mi caso. De seguir así, me veo escuchando el "compramos tu coche" 200 veces antes de poder leer o ver algo de interés, como ya pasa en alguna cadena de radio que abandoné.

Un abrazo,

Javier Ruiz de Azcárate

El Confidencial