Es noticia
Un matrimonio estuvo viviendo 15 años dentro de Disneyland: nadie se dio cuenta
  1. Alma, Corazón, Vida
Virales

Un matrimonio estuvo viviendo 15 años dentro de Disneyland: nadie se dio cuenta

Durante más de tres lustros, un matrimonio vivió en el corazón de Disneyland sin que los visitantes lo supieran. Esta es la historia de cómo su hogar se convirtió en parte de la magia

Foto: Sleeping Beauty Castle (Fuente: Wikimedia)
Sleeping Beauty Castle (Fuente: Wikimedia)

Detrás de la extravagancia de Big Thunder Ranch y más allá de los destellos de Fantasyland, yace un capítulo de la historia real tan fascinante que bien podría confundirse con un cuento de hadas. Nos referimos a la vida de Owen y Dolly Pope, cuya existencia se entrelazó con el nacimiento y desarrollo de Disneyland, revelando una narrativa tan mágica como cualquier atracción que el parque pueda ofrecer.

La pareja destacó en la época dorada tanto de Disneyland como del mundo ecuestre de California, estableciendo su hogar en el parque antes de que el primer visitante cruzara sus puertas en 1955. Con una devoción por los caballos que capturó la atención de Walt Disney en persona, los Pope se embarcaron en una aventura que los situó en el corazón de Disneyland, viviendo allí por más de 15 años.

Foto: Fuente: TikTok

Inicio de una relación única

La odisea comenzó en 1950, cuando el destino quiso que Harper Goff, uno de los artistas clave de Disney, descubriera a los Pope durante un espectáculo ecuestre. Admirado por su talento, Goff recomendó a Walt Disney que los conociera, lo cual marcó el comienzo de una relación singular. En aquellos días, Disney buscaba nuevas formas de entretenimiento para superar una crisis financiera, y la idea de un parque de atracciones comenzaba a cobrar vida, con los Pope destinados a convertirse en piezas fundamentales de este sueño.

Invitados a mudarse a los estudios de Disney en Burbank, los Pope se convirtieron en los únicos residentes, aparte del personal militar durante la Segunda Guerra Mundial, viviendo en una caravana mientras Owen construía establos para los proyectos ecuestres de Disney. Esta etapa no solo fortaleció su vínculo con Walt y Roy Disney, quienes los consultaban frecuentemente sobre espectáculos y atracciones, sino que también les otorgó un papel protagonista en la planificación de Disneyland.

Una vida entre la magia

Con la construcción de Disneyland en marcha, a los Pope se les ofreció seleccionar una vivienda dentro del incipiente parque. Escogieron una casa que posteriormente sería trasladada al Pony Farm, más tarde conocido como Circle D Corral, convirtiéndose en su residencia hasta su traslado a Florida en 1971 para asistir en el desarrollo de Walt Disney World. Lejos de ser una simple fachada, su hogar en Disneyland fue un verdadero refugio que permaneció desconocido para las multitudes de visitantes que pasaban por su lado.

placeholder Big Thunder Ranch (Fuente: Disney Blog)
Big Thunder Ranch (Fuente: Disney Blog)

La existencia de los Pope dentro de Disneyland refleja la esencia de lo que Disney siempre ha aspirado a ser: un lugar donde la imaginación se materializa. Más allá de vivir cerca de su lugar de trabajo, fueron guardianes de una magia que trasciende las atracciones y los espectáculos, aportando su sabiduría y pasión al legado de Disney, desde los espectáculos ecuestres hasta la expansión de los parques temáticos a nivel global.

Hoy en día, aunque la vivienda original de los Pope ha sido reubicada para dar cabida a nuevas aventuras, su relato perdura como testimonio de la profunda humanidad que palpita en el corazón de Disneyland. Una placa conmemorativa marca el lugar de su antiguo hogar y celebra la vida de este matrimonio cuya existencia se entrelazó con la creación de sueños y recuerdos para millones. Así, la próxima vez que visites el parque, recuerda que, para Owen y Dolly Pope, este lugar de ensueño fue también un hogar.

Detrás de la extravagancia de Big Thunder Ranch y más allá de los destellos de Fantasyland, yace un capítulo de la historia real tan fascinante que bien podría confundirse con un cuento de hadas. Nos referimos a la vida de Owen y Dolly Pope, cuya existencia se entrelazó con el nacimiento y desarrollo de Disneyland, revelando una narrativa tan mágica como cualquier atracción que el parque pueda ofrecer.

Virales