Es noticia
Menú
Padre a los 83 años y una gran inquietud: "Sé que no disfrutaré mucho de mi hijo"
  1. Alma, Corazón, Vida
MÉDICO JUBILADO EN ARGENTINA

Padre a los 83 años y una gran inquietud: "Sé que no disfrutaré mucho de mi hijo"

Este ex sanitario ha tenido un hijo con su mujer de 35 años aunque reconoce que no podrá disfrutar de su hijo todo lo que le gustaría

Foto: Alberto junto a su hijo pequeño (Instagram/drcormi)
Alberto junto a su hijo pequeño (Instagram/drcormi)

Se llama Alberto Cormillot y es un médico jubilado de 83 años que ya tiene una sola misión en la vida. Este veterano doctor ha sido padre hace unos meses y solamente vive para cuidar y disfrutar de su hijo. Sin embargo, la inquietud le reconcome: "Sé que no voy a poder ver cómo crece. Es una pena, pero tengo una edad en la que tengo que asumir que mi hijo se quedará pronto sin su padre".

Este hombre ya tiene dos hijos de su anterior relación. Alberto estuvo casado hasta 2017 con Monika Arborgast, matrimonio del que nacieron dos hijos, que ya están en edad adulta, llamados Reneé y Adrián. Monika falleció y Alberto Cormillot rehízo su vida con una joven de 35 años llamada Estefanía Pasquini. Fruto de esta relación, nació el pequeño Emilio.

En declaraciones a The Sun, este sanitario argentino ha sido muy claro: "Soy muy consciente de que la vida no es infinita. Me siento bien, pero, ya tengo 83 años y sé que no me quedan muchos años de vida. Las circunstancias son estas, pero soy feliz y no me puedo quejar. Tengo una esposa maravillosa y un pequeño que es la razón de mi vida".

Tiene dos hijos adultos

Alberto reconoce que "mi hijo no conocerá a su padre cuándo sea mayor. Espero vivir los años suficientes para que, al menos, tenga un recuerdo de mí. Ahora es muy pequeño y los recuerdos, cuándo sea adulto, habrán desaparecido. Lo importante es lo que estoy disfrutando de él. Ser padre a los 83 años es algo maravilloso".

Para que su hijo no se olvide de quién es su padre, el propio Alberto está grabando audios con su voz para que, en el futuro, el niño no le olvide: "No dramatizo las cosas. No grabo mensajes tristes o melancólicos. Solamente quiero que quede constancia de la realidad de la vida y que mi hijo se acuerde de la voz de su padre cuando crezca".

La pareja ha contratado una profesora de chino para que el pequeño aprenda este idioma desde ya: "Quiero que se acostumbre a escuchar esta lengua para que luego no le sea complicado aprenderlo. Así, todo le resultará mucho más sencillo cuando sea mayor". Alberto Cormillot pasa la gran mayoría del día educando y disfrutando de su hijo.

Se llama Alberto Cormillot y es un médico jubilado de 83 años que ya tiene una sola misión en la vida. Este veterano doctor ha sido padre hace unos meses y solamente vive para cuidar y disfrutar de su hijo. Sin embargo, la inquietud le reconcome: "Sé que no voy a poder ver cómo crece. Es una pena, pero tengo una edad en la que tengo que asumir que mi hijo se quedará pronto sin su padre".

HIjos
El redactor recomienda