Unos recién casados mandan facturas de 200 euros a invitados que no acudieron a la boda
  1. Alma, Corazón, Vida
"NO ES CUESTIÓN DE DINERO"

Unos recién casados mandan facturas de 200 euros a invitados que no acudieron a la boda

La tercera parte de los convidados no apareció el día de la celebración, a pesar de que les habían llamado hasta en cuatro ocasiones diferentes para confirmar su asistencia

Foto: Las bodas no siempre salen como se preparan (Foto: iStock)
Las bodas no siempre salen como se preparan (Foto: iStock)

El día de la boda es uno de los más importantes en la vida de cualquier pareja. Los meses anteriores a la celebración son siempre muy intensos y los novios llegan a un estado de nerviosismo total los días previos a la celebración esperando que todo salga perfecto: vestido, ceremonia, banquete, invitados… todo por lo que se ha trabajado tanto tiene que terminar bien.

Uno de los (muchos) quebraderos de cabeza de los novios tiene que ver con los invitados. Primero, hay que hacer la lista y que no solo no se olvide nadie, sino que tampoco haya enfados; después es el momento de recibir confirmaciones y colocarlos en las diferentes mesas de tal manera que no haya disputas entre los diversos convidados.

Pero, ¿qué hacer con aquellos invitados que han confirmado su asistencia y, finalmente, no acuden al enlace? Es algo habitual, ya sea por un imprevisto, un accidente, etc., pero el restaurante cobra religiosamente los menús que se hayan encargado. Lo que no es tan común es que los novios envíen una factura a esas personas que anunciaron su presencia en el convite y, a última hora, no aparecieron.

Una factura real

La pareja protagonista de esta historia es la compuesta por Doug Simmons y Dedra McGee. Tienen 44 y 43 años respectivamente, viven en la ciudad estadounidense de Chicago y decidieron celebrar su enlace en un hotel de lujo de Jamaica. Sin embargo, la tercera parte de los invitados que habían confirmado su presencia no se presentaron en la celebración.

placeholder El hotel de Jamaica donde la pareja celebró su idílica boda (Royalton Negril)
El hotel de Jamaica donde la pareja celebró su idílica boda (Royalton Negril)

Tal y como ha explicado Doug al New York Post, eso supuso "tener que tirar mucha comida a la basura". Así que se les ocurrió la idea de enviarles una factura personalizada: "Sois tan especiales para nosotros que os invitamos a nuestra boda. Sin embargo, vamos a romper esa relación por 240 dólares porque no nos dejasteis demostrároslo en persona. Pero enviaremos una invitación a nuestra 'baby shower' en algún momento, así que presentaos con un regalo". El precio, 240 dólares, unos 200 euros al cambio.

El novio es propietario de una pequeña empresa en Chicago y quiere dejar claro que no es un problema de dinero, sino que se sintieron heridos por las ausencias: "Cuatro veces preguntamos: '¿Estás disponible para venir? ¿Puedes asistir?' Y seguían diciendo 'Sí'. Tuvimos que pagar por adelantado en Jamaica. Nadie dijo nada ni envió un mensaje de texto diciendo 'Oye, no podemos asistir'. Si me dices que no puedes asistir, lo entenderé, pero no te calles y luego me dejes pagar por ti y tus acompañantes".

"Cuatro veces preguntamos: '¿Estás disponible para venir? ¿Puedes asistir?' Y decían que sí"

La historia se ha hecho viral en las redes sociales y, aunque algunos pensaban que se trataba de fake news, lo cierto es que Doug y Dedra lo han sufrido en sus propias carnes. Aún no tienen claro qué harán si no los morosos no pagan, pero esperan verlos a todos en su próxima celebración, la 'baby shower' donde se anunciará el sexo del futuro bebé de los recién casados..

Bodas Virales