Un avión choca contra un oso al aterrizar en un aeropuerto de Alaska
  1. Alma, Corazón, Vida
ES LA PRIMERA VEZ QUE SUCEDE

Un avión choca contra un oso al aterrizar en un aeropuerto de Alaska

El animal murió en el acto, mientras el avión sufrió daños en uno de sus motores, pero ni la tripulación ni los viajeros resultaron heridos

placeholder Foto: El avión de Alaska Airlines impactó contra un oso (Reuters/Mike Blake)
El avión de Alaska Airlines impactó contra un oso (Reuters/Mike Blake)

El vuelo 66 de Alaska Airlines hacía esta pasado sábado 14 de noviembre el trayecto entre Cordova y Yakutat, dos ciudades de Alaska separadas por apenas 350 kilómetros. Sin embargo, después de un plácido vuelo de apenas 45 minutos, los pilotos se enfrentaron a algo poco habitual: un accidente por encontrarse con dos osos cruzando por la pista de aterrizaje.

En un comunicado, Alaska Airlines explica que "el tren de aterrizaje esquivó los osos, pero el capitán sintió un impacto en el lado izquierdo, después de que los osos pasaron por debajo del avión". Cuando el avión se posó completamente y giró para dirigirse a la zona de desembarque, los pilotos pudieron ver el cuerpo de uno de los osos que había quedado tendido sobre la pista.

Los responsables del aeropuerto de Yakutak se encargaron de retirar el cuerpo del oso que falleció tras recibir el impacto de la aeronave. El accidente provocó algunos desperfectos en la cubierta del motor izquierdo, aunque no se produjo ningún daño ni a la tripulación ni a ninguno de los seis pasajeros que viajaban en el interior del avión.

Un accidente poco habitual

El portavoz del Departamento de Transporte e Instalaciones Públicas de Alaska, Sam Dapcevich, ha explicado a la CNN que "es extraño que ocurra algo como esto. He estado en Alaska toda mi vida y hemos tenido aviones que chocan contra pájaros y otros animales… Pero este es el primer caso de un oso del que he oído hablar".

"Hemos tenido aviones que chocan contra pájaros y otros animales… Pero este es el primer caso de un oso del que he oído hablar"

Tanto el Departamento de Pesca y Caza como el de Agricultura de Alaska habían visto en los días anteriores a dos osos, una hembra y una cría, en las inmediaciones del aeropuerto, pero no el día del accidente. Robert Johnson, un fotógrafo y biólogo local acostumbrado a trabajar con osos, también estaba sorprendido: "Fue un hecho inusual, en realidad el primero en Alaska al menos. He trabajado con osos la mayor parte de mi vida adulta aquí".

No es la primera vez que un vuelo de Alaska Airlines choca contra algo poco habitual. En 1987, fue un pez lo que golpeó en un lateral de la ventana de la cabina. La explicación para un hecho tan extraño es que un águila lo había pescado poco antes y lo tenía sujeto con sus garras, pero lo dejó caer justo cuando el avión pasaba por debajo, impactando en la aeronave.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Animales Aeropuertos Aerolíneas
El redactor recomienda