Es noticia
Menú
El último Tarzán: graban a un indígena del Amazonas que vive aislado del mundo
  1. Alma, Corazón, Vida
llevaría 22 años sin tener contacto con otro ser humano

El último Tarzán: graban a un indígena del Amazonas que vive aislado del mundo

"Está muy bien. Caza y cultiva papaya y maíz", explica a 'The Guardian' Altair Algayer, un coordinador regional de la organización brasileña Funai, que estudia las tribus indígenas del Amazonas

Foto: El indígena del Amazonas al que han grabado en vídeo
El indígena del Amazonas al que han grabado en vídeo

Semidesnudo y talando un árbol con un hacha. Así ha encontrado un equipo de investigadores a un indígena del Amazonas que llevaba más de 20 años sin tener contacto alguno con otros ser humano. El hombre, de unos 50 años, sería el último superviviente de una tribu que desapareció en 1995, cuando varios granjeros asesinaron a todos sus miembros y solo él pudo escapar. Aunque los expertos seguían sus pasos desde que en 1998 un grupo de documentalistas logró sacarle una fotografía, hasta ahora no habían conseguido grabarle a tan poca distancia.

"Está muy bien. Caza y cultiva papaya y maíz", explica a 'The Guardian' Altair Algayer, un coordinador regional de la organización brasileña Funai, que estudia las tribus indígenas del Amazonas. "Tiene buena salud y se encuentra en buen estado físico gracias a todos los ejercicios que hace", señala Agayer, apuntando en ese sentido a que el hombre caza con un arco cerdos salvajes, pájaros y monos, además de comer otras presas que captura mediante trampas hechas a partir de palos.

Más allá de sus investigaciones, Funai tiene como objetivo evitar el contacto entre los grupos aislados del Amazonas y el ser humano, para lo que crearon un área protegida en los años noventa. En 2015, la organización creó además la reserva de Tanaru con el mismo fin, y desde entonces han dejado hachas, machetes y semillas en la zona para que los indígenas puedan utilizarlas. Aunque el hombre de 50 años ha aprovechado estas herramientas, en ningún caso ha buscado ir más allá en su relación con el mundo exterior. "Es una forma de mostrar su resistencia y un poco de repudio y odio por lo que ha vivido", explica Algayer.

La grabación del hombre ha supuesto un espaldarazo para las organizaciones que luchan por los derechos de los indígenes, como es el caso de la asocicación 'Survival International'. "Funai tiene el deber de demostrar que él está bien y vivo. Lo crucial es que han logrado mantener su territorio", explica en este sentido Fiona Watson, la directora de dicha organización. "El hecho de que todavía esté vivo te da esperanza".

Según los cálculos de Funai, en la zona brasileña del Amazonas todavía quedan en torno a 113 tribus aisladas, de las cuales se ha confirmado la existencia de 27. Dichos indígenas cazan con cerbatanas, arcos y flechas, pero los expertos apuntan a que existen importantes diferencias entre unas y otras, ya sea por las lenguas que usan o las herramientas a las que tienen acceso. "La ironía es que estamos descubriendo que hay más personas aisladas de las que pensábamos, pero también es preocupante que sus recursos estén siendo destruidos", critica Watson.

Semidesnudo y talando un árbol con un hacha. Así ha encontrado un equipo de investigadores a un indígena del Amazonas que llevaba más de 20 años sin tener contacto alguno con otros ser humano. El hombre, de unos 50 años, sería el último superviviente de una tribu que desapareció en 1995, cuando varios granjeros asesinaron a todos sus miembros y solo él pudo escapar. Aunque los expertos seguían sus pasos desde que en 1998 un grupo de documentalistas logró sacarle una fotografía, hasta ahora no habían conseguido grabarle a tan poca distancia.

Brasil
El redactor recomienda