El piloto pulsó el botón equivocado. Y se lio una buena en el avión
  1. Alma, Corazón, Vida
alarma de secuestro

El piloto pulsó el botón equivocado. Y se lio una buena en el avión

El vuelo 1623 desde Nueva York a Los Ángeles experimentó un problema de radio que afectaba a la capacidad de comunicación de la tripulación y se envió una falsa alarma a la torre JFK

Foto: Imagen de archivo. (iStock)
Imagen de archivo. (iStock)

Unos 150 pasajeros que esperaban despegar del Aeropuerto JFK de Nueva York se llevaron un buen susto el pasado martes cuando un piloto accidentalmente activó una alarma de secuestro. El vuelo 1623 de JetBlue iba a partir hacia Los Ángeles, pero al final no emprendió el camino.

Al activarse el protocolo antiterrorista, decenas de policías y bomberos rodearon la nave en la pista. El piloto intentó introducir el código que alertaba a la torre de JFK de que la radio de la nave no funcionaba, pero sin querer pulsó las teclas que indicaban un secuestro, dijeron fuentes policiales, según el 'New York Post'.

El piloto intentó introducir el código que alertaba que la radio de la nave no funcionaba, pero sin querer pulsó las teclas que indicaban un secuestro

Entonces, sin contacto verbal con el vuelo 1623 y con el código ingresado manualmente que informaba de un secuestro, las autoridades de JFK no tuvieron más remedio que ponerse en lo peor y actuar en consecuencia.

Se montó un operativo antiterrorista

La policía de la Autoridad Portuaria, su Unidad de Servicios de Emergencia, las unidades K-9, los bomberos y las ambulancias se apresuraron a acudir a la escena. La mayoría de estos cuerpos "no había actuado aún en un secuestro, excepto en el entrenamiento", afirma una fuente policial.

El incidente causó un efecto dominó de retrasos en los aterrizajes y salidas. "El avión fue inspeccionado y desalojado sin amenaza de seguridad", dijo la portavoz de la Autoridad Portuaria.

El vuelo 1623, con 158 personas a bordo, debía partir a las 19:30 de la tarde y aterrizar a las 22:52 de la noche en Los Ángeles. Finalmente, y tras aclararse todo, despegó a las 23:23 de la noche, y se esperaba que aterrizara a las 2:28 de la mañana en Los Ángeles.

Una falsa alarma

La portavoz de JetBlue, Paula Acevedo, se negó a responder preguntas sobre la confusión de las comunicaciones, pero lo calificó como una "falsa alarma".

"Poco antes de la partida, el vuelo 1623 desde Nueva York JFK a Los Ángeles experimentó un problema de radio que afectaba la capacidad de comunicación de la tripulación y se envió una falsa alarma a la torre JFK", aseguró en un comunicado.

"Fue mi peor pesadilla. Honestamente pensé que íbamos a morir", escribió una de las pasajeras del vuelo en su perfil de Twitter

"Si bien la comunicación se restableció a través de canales alternativos, las autoridades respondieron con mucha precaución. El avión fue despejado y devuelto a la puerta de embarque para su inspección ".

El pasajero Tony Schwartz tuiteó: "Estoy en un vuelo de JetBlue en JFK que perdió sus comunicaciones. Creó que es una crisis de seguridad. Diez policías armados han abordado el avión y se han ido. Después de una hora y media en la pista, hemos vuelto a la puerta de embarque".

"Fue mi peor pesadilla. Honestamente pensé que íbamos a morir", escribió una de las pasajeras, Alexa Curtis, en su perfil de Twitter. Sin duda, una experiencia que no olvidarán.

Secuestros Delincuencia Virales
El redactor recomienda