UN PAÍS DENTRO DE OTRO PAÍS

Los 'coles' españoles mejores que Finlandia: qué revela el PISA de los centros educativos

La OCDE ofrece a los colegios la posibilidad de evaluarse individualmente, lo que está siendo aprovechado por algunos centros privados como herramienta de mejora y promoción

Foto: Algunas cadenas han decidido evaluar solo a uno de sus colegios, como ocurre con SEK Ciudalcampo.
Algunas cadenas han decidido evaluar solo a uno de sus colegios, como ocurre con SEK Ciudalcampo.

Desde su nacimiento en 2000, el informe PISA se ha convertido en el principal medidor de las competencias educativas, un 'ranking' que ha propiciado la comparación entre países y regiones. Hasta hace poco, no obstante, se desconocían los resultados obtenidos en cada centro. Sin embargo, gracias a Pisa para Centros Educativos, ahora cada uno puede ser evaluado y conocer su puntuación y situación a través de los exámenes realizados por la OCDE. Se trata de una prueba voluntaria a un coste no demasiado elevado (algo más de 3.000 euros) y cuyos resultados pueden ser publicados por el centro o no. El resultado, un diagnóstico “con información detallada y fiable sobre el nivel de competencia de los alumnos de 15 años”, como promete la OCDE.

Esa es la base que ha utilizado CICAE, la Asociación de Colegios Privados e Independientes, para evaluar a 20 centros voluntarios, con una muestra de 1.160 alumnos que realizaron la prueba el pasado febrero. Los resultados han sido tremendamente positivos, como presumen durante la presentación del informe el presidente de la organización, Enrique Maestu, y su directora general, Elena Cid. Los colegios de la organización que han decidido realizar la prueba han obtenido un 553 en Lectura, un 571 en Matemáticas, un 555 en Matemáticas y una media total de 559,7. Es decir, 8 puntos más que Singapur y hasta 25 más que Finlandia (con 551,7 y 522,7, respectivamente). Este grupo de centros se sitúa 67,7 puntos por encima de la media de la OCDE y 70 por encima de la media española.

Es revelador, aunque un tanto equívoco, ya que se compara un pequeño grupo de colegios de élite –CICAE se define como una asociación de excelencia que persigue la calidad y la innovación– con todo un país con una muestra de 40.000 alumnos en PISA 2015. Como Cid bromea a partir de los resultados, “si fuésemos un país, seríamos el mejor país del mundo”. Lo que, en opinión del presidente de CICAE, les diferencia de otros centros (tanto públicos como concertados y privados) es su apuesta por la innovación y la transformación educativa. La asociación reúne a 50 centros privados en 10 Comunidades Autónomas diferentes y alrededor de 50.000 alumnos, de los que se han presentado voluntariamente 20 para conocer cuál es el “valor añadido” que aportan a los alumnos que se matriculan en sus centros.

Los resultados “caen como una bomba en los claustros, no se habla de otra cosa durante días”, explica el presidente, Enrique Maestu

Los datos se han anonimizado, es decir, la asociación no ha hecho públicos los resultados de cada centro, algo que hará cada uno de forma individual si así lo decide. En el PISA para Centros Educativos cada colegio recibe un informe de aproximadamente 170 páginas, que también sirve de herramienta para detectar debilidades, fortalezas y posibilidades de mejora. Es el caso, por ejemplo, del 9% de alumnos que declara una escasa cantidad de lectura voluntaria o la relación entre profesores y alumnos, por debajo de la media española. Son datos que, en opinión de los responsables, resultan “muy interesantes para las familias”, pero que también “cae como una bomba en los centros y en los claustros de profesores, no se habla de otra cosa durante días”, explica Maestu.

Una nueva manera de competir

Aún son pocos los colegios que se han presentado al PISA para Centros Educativos (algo más de un centenar en España), y la mayoría de ellos son privados, ya que el coste en el caso de los públicos es asumido por la Administración. Se trata de un programa aún en sus primeros pasos salvo en comunidades que han apostado más fuerte como Castilla y León, pero que a medida que se generalice, puede terminar generando 'rankings' de centros –públicos, privados o concertados– que pongan de manifiesto las diferencias entre unos y otros a la hora de proporcionar las competencias básicas a sus alumnos. Gabriel Castellano, vicepresidente de CICAE, añade que “si los públicos consiguiesen que la Administración pública lo financie, sería bueno para todos”.

El proceso, a diferencia de los tradicionales exámenes PISA, puede realizarse en cualquier momento del año, y es particularmente rápido: apenas pasan dos meses entre la solicitud de evaluación y en un mes y medio se han obtenido los resultados. Como explican desde CICAE, el Ministerio de Educación les animó a través de reuniones con el INEE (Instituto Nacional de Evaluación Educativa) a presentarse a la prueba, y es probable que cada vez más centros se suban al carro dado el gran potencial publicitario que supone presentar datos superiores a Finlandia, como ocurrió, por ejemplo, con el colegio Nuestra Señora de El Pilar de Soria tanto en televisión como en prensa.

Dichos resultados, por otra parte, muestran la amplia distancia en los resultados PISA entre centros. La última oleada ya puso de manifiesto que algunas regiones como Castilla y León, La Rioja o Navarra se encuentran a menudo por encima de Finlandia o los países asiáticos mientras otras como Extremadura, Islas Canarias o Andalucía se encuentran por debajo de la media de la OCDE. Informes como este apuntan a que la brecha es aún mayor si la selección se realiza atendiendo a otros criterios, como la titularidad o el nivel socioeconómico de las familias. Como distintos países dentro de un mismo país.

“Hace 10 años no se tenía ni idea de dónde estaban los colegios, y ahora podemos saberlo”, concluye la directora, Elena Cid

Maestu insiste en que “la educación española mejorará cuando la escuela pública mejore”, ya que, recuerda, el porcentaje de privados (un 3%-4% frente al 28% de la concertada y un 69% de la pública) es muy minoritario en el panorama global del país. Como recuerdan, no quieren competir con países o comunidades, sino con otros centros semejantes a los suyos en otros países, “por ejemplo, con los mejores colegios de América”. “Hace 10 años no se tenía ni idea de dónde estaban los colegios, y ahora podemos saberlo”, concluye Elena Cid. Este año, la OCDE publicará por primera vez los resultados de PISA segregados por titularidad de centro, lo que volverá a reabrir el debate sobre la influencia de este factor en el rendimiento de los alumnos.

¿Qué colegios son?

Los resultados presentados en el informe son anónimos, así que tan solo presentan la media de los 20 centros participantes, que son los siguientes: El Centro Inglés (Cádiz), San José de Estepona (Málaga), Británico de Aragón (Zaragoza), Ágora San Cugate International School (Barcelona), St. Peter's School (Barcelona), Ágora International School (Madrid), Alameda de Osuna (Madrid), Brains International Schools (Madrid), Ramón y Cajal (Madrid), Los Sauces La Moraleja (Madrid), Los Sauces Torrelodones (Madrid), Mirabal International Schoools (Madrid), San Patricio (Madrid), SEK Ciudalcampo (Madrid), Virgen de Europa (Madrid), Ágora Lledó International School (Castellón), Los Sauces de Vigo (Pontevedra), Los Sauces (Pontevedra), Manuel Peleteiro de Santiago de Compostela (La Coruña) y Ágora Portals International School (Palma de Mallorca). Una vez cada centro obtenga su informe correspondiente, decidirá si hacerlo público en su página web o no, con una particularidad: si promocionan cualquiera de sus resultados, están obligados a publicar el documento completo.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios