ABANDONA EL BARCO

Por qué los cruceros son lo peor: lo que nunca te han contado

El viaje de tu vida puede acabar siendo una auténtica pesadilla. Si eliges embarcarte en un hotel flotante, ten cuidado. Luego no digas que no te avisamos

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Las que crees que pueden ser las vacaciones de tu vida pueden deparar resultados catastróficos. Elige mar o montaña, pero elige bien. Luego, no te quejes. Muchas veces, quedarte en casa es el mejor plan si tuvieras el poder de viajar al futuro y saber con antelación qué te espera nada más llegar a tu destino. Ir de cruceros está sobrevalorado. Además de lo caros que son, puedes enfrentarte a problemas a bordo que nunca habrías imaginado.

Están superpoblados, la comida es mala y quizás no te harían tanta gracia si te dijéramos que alguna vez sus pasajeros se han tenido que enfrentar a riadas de aguas fecales en sus camarotes. Parece que todo es posible en estos hoteles flotantes que surcan los mares y océanos de todo el mundo. Hoy te explicamos algunas razones por las que nunca deberías irte de crucero, recopiladas por Lia Ryerson en 'Business insider'.

Brotes víricos

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Los datos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades demuestran que los brotes y contagio de virus entre la tripulación no son nada raros. Por ejemplo, cientos de personas sufrieron enfermedades gastrointestinales en un solo crucero, el Royal Caribbean, el cual partió de Fort Lauderdale a Jamaica el 11 de diciembre. Exactamente, 332 de los más de 5.000 invitados a bordo, según informó un portavoz del Royal Caribbean a 'NBC News'. "Fue aterrador ver a todas esas personas con vómitos y diarrea a la vez. Algo espantoso", declaró uno de sus pasajeros, Tracy Flores, al medio 'WPLG Local 10 News'.

"Tirar tu vida por la borda" es mucho más que una expresión. Un total de 304 personas se arrojaron al mar entre 2000 y 2018

Pagas más si viajas solo

Tal vez embarcar sin estar acompañado te pueda servir para desconectar del todo, no solo de tu vida cotidiana, sino también de las presiones y agobios familiares que implican viajar con tu cónyuge e hijos. Sin embargo, existe una tasa que hace que enrolarte en un crucero te salga mucho más caro de lo que pensabas. Si una tarifa para dos personas cuesta 500 dólares, por ejemplo, si quieres viajar solo probablemente tengas que pagar 1.000, calcula 'Los Angeles Times'. Los suplementos individuales son la perdición del viajero solitario.

Varado en medio del océano

Si todavía guardas alguna fantasía de la infancia respecto a las sirenas, puedes experimentarlo en la vida real si embarcas en un crucero. Es lo que les pasó a los cerca de 20.000 turistas de cuatro líneas de crucero que surcaban el mar del Caribe en agosto del año pasado, a medida que el huracán Harvey avanzaba dejando efectos devastadores a su paso. Se quedaron varados en el mar y tocaron tierra una semana después de lo previsto. "Los huéspedes que deseen finalizar su crucero en este punto y desembarcar a Nueva Orleans pueden hacerlo", declaró Christine de la Huerta, portavoz de la cadena de cruceros Carnival, para la revista 'Time'. "Sin embargo, dada la severidad de la tormenta, les alentamos firmemente a permanecer a bordo", aconsejó.

La gente se lanza al mar

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Aunque sea difícil de creer, más gente de la que piensas decide "tirar su vida por la borda" en el sentido literal de la expresión. Según un estudio estadístico de 'Cruise Junkie', un total de 304 personas decidieron dejarlo todo y lanzarse al mar entre 2000 y 2018. Otro informe publicado por la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA) en 2016 afirma que 19 personas se arrojan cada año al mar estando de crucero. Quizás lo mejor sea que programes otro tipo de vacaciones, no sea que veas la inmensidad del océano e inconscientemente te parezca demasiado bonito como para dejarlo todo y sumergirte para siempre en sus aguas.

O, directamente, desaparece

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Un total de 165 personas desaparecieron mientras estaban de crucero desde 1995 según el 'Daily Mail', las últimas trece lo hicieron este año, según la Asociación de Víctimas de Cruceros Internacionales con sede en Estados Unidos. ¿Fueron víctimas de una siniestra y cruel ola de crímenes o tuvieron un percance y se cayeron por la borda? La verdad es que, en la mayoría de los casos, nadie lo sabe. Una realidad más que dolorosa, sobre todo para aquellos familiares que los acompañan en el viaje y que ni siquiera pueden tener la oportunidad de despedirse de ellos.

Los barcos atracan en puerto en un intervalo medio de 5 a 9 horas, con lo que difícilmente podrás ver todo lo que quieras de una ciudad

Aguas fecales

"Lo peor que me ha pasado. Algo repugnante", afirmaba la pasajera Ann Barlow en unas declaraciones recogidas por 'The Independent'. "Había aguas fecales corriendo por las paredes y el suelo. Los problemas mecánicos del Carnival Triumph llegaron a hacer del barco una auténtica cloaca. "Hay caca y orina por todo el piso. Hemos tenido que defecar en bolsas de plástico", comentaba Kalin Hill, otras de las pasajeras que fue a celebrar una despedida de soltera. "Me sentí increíblemente bien con solo ver tierra y edificios", expresaba Brittany Ferguson. "Lo más terrorífico fue no saber cuándo volveríamos".

Sin tiempo para nada

Normalmente, la gente que va de crucero aprovecha para visitar otros países con salida al mar. Pero tanto si te vas a los confines del mar del Norte y esperas hacer una visita al país ruso, como si te da por lanzarte al Mediterráneo y descubrir algunas de las mejores costas y ciudades del norte de África, es muy fácil que te quedes sin tiempo para ver nada. Ya ni se te ocurra entrar en algún museo. Las paradas que se hacen durante el viaje son solo para ver alguna ciudad de pasada y volver corriendo al barco. Además, suele haber tantos pasajeros que es imposible llevar la cuenta. Si llegas tarde, te quedas en tierra. No te van a esperar. Ni lo sueñes. Según afirma 'Business Insider', el intervalo medio de tiempo de espera en el puerto es de cinco a nueve horas.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Demasiado gasto innecesario

Los servicios ofertados dentro de algunos barcos se pagan sin dinero efectivo, es decir, directamente te cargan todas las compras a la habitación. Al principio, te parecerá muy cómodo. Más tarde, cuando veas la factura total de todo lo que has comprado, ya no te hará tanta gracia. Sobre todo cuando compruebes que te has gastado el equivalente a un mes normal sin vacaciones en ese whisky tan bueno pero que ni siquiera saboreaste.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios