sobre todo en mayores de 75

Un nuevo estudio insiste en el riesgo para la salud que causan las aspirinas

La investigación asegura que solo en Reino Unido se contabilizan unas 20.000 hemorragias y alrededor de 3.000 muertes al año causadas por este tipo de fármacos

Foto: Se suele recomendar para prevenir ciertas enfermedades. (iStock)
Se suele recomendar para prevenir ciertas enfermedades. (iStock)

Hace más de mil años, Hipócrates, el padre de la Medicina, descubrió el ingrediente activo de la aspirina, que extrajo de la corteza del sauce, y la utilizó para aliviar fiebres y dolores de cabeza. Pero no fue hasta 1897 cuando Felix Hoffmann desarrolló la pastilla que hoy todos conocemos. Más de un siglo después, el ácido acetilsalicílico es el fármaco más famoso y seguramente el más utilizado en el mundo.

Pero además de ser un analgésico reconocido, la aspirina ha ganado terreno como forma de prevenir ciertas enfermedades, así como varios tipos de cáncer. El fármaco se suele recomendar para aquellos pacientes que han sufrido previamente un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular. Se calcula que en este tipo de pacientes reduciría las posibilidades de un nuevo episodio en un 20%. Sin embargo, tomar aspirina regularmente también implica riesgos importantes.

Así lo demuestra una nueva investigación de la Universidad de Oxford, publicada este martes en 'The Lancet', que asegura que el riesgo a largo plazo de hemorragias graves y de muerte causado por el consumo de aspirinas es mayor de lo que se pensaba, sobre todo en personas mayores de 75 años. En concreto, el estudio indica que solo en Reino Unido se contabilizan unas 20.000 hemorragias y alrededor de 3.000 muertes al año causadas por este tipo de medicamentos.

Las personas que están considerando tomar aspirina para prevenir problemas deberían consultarlo antes con su médico

Los resultados han sorprendido al propio autor del estudio, Peter Rothwell, que en 2010 aconsejaba tomar a diario una pastilla acompañada de un vaso de leche para reducir el riesgo de cáncer. El profesor de Oxford aseguraba que sus descubrimientos cambiarían las recomendaciones de las autoridades sanitarias que, por aquel entonces, preferían no recetar aspirinas por sistema a los adultos sanos de mediana edad por un “pequeño riesgo de hemorragia interna”.

Al parecer, según sus últimos estudios, el riesgo no es tan pequeño. Alrededor de un 1,5% de aquellos menores de 65 que toman aspirinas a diario han requerido ser hospitalizados en este último año, en comparación con el 3,5% de los que tienen entre 75 y 84, y el 5% de aquellos mayores de 85. Por su parte, la tasa anual de hemorragias mortales es inferior al 0,5% para el primer grupo, del 1,5% para el segundo y de casi el 2,5% para los más mayores.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

El estudio en cuestión siguió la pista a 3.166 pacientes que previamente habían tenido un accidente cerebrovascular o un ataque cardíaco, a los cuales se les recetó aspirina. Durante un periodo de 10 años, 314 fueron ingresados en el hospital debido a hemorragias.

Si las aspirinas se consumen junto con protectores gástricos, se reducen las posibilidades de hemorragia entre un 70 y un 80%

“El riesgo de hemorragia grave es mucho mayor en los mayores de 75 años”, asegura Rothwell en 'The Guardian'. Se calcula que alrededor de un 40% de la tercera edad en Reino Unido toma una aspirina diaria y las cifras totales cada vez serán mayores, advierten los autores, debido al envejecimiento de la población. Eso sí, el profesor aclara que todo aquel que la esté tomando a diario no debe dejar de hacerlo sin antes consultar con su médico. “Para aquellos de menor edad, los beneficios de la aspirina, en cuanto a la prevención, superan al riesgo de sangrado, por lo que no necesitan preocuparse”, matiza.

Y si la aspirina me la ha prescrito el médico...

Como solución, Rothwell sugiere que aquellas personas que tomen aspirina a diario, sobre todo las de la tercera edad, lo hagan junto con protectores gástricos, conocidos como inhibidores de la bomba de protones (IBP), pues reducen las posibilidades de hemorragia entre un 70 y un 80%. Actualmente, tan solo se prescriben en una minoría de casos. El autor achaca el bajo consumo de los IBP en parte debido a sus efectos secundarios, pero también al menosprecio del riesgo para la salud de las aspirinas.

Muchos mayores consumen una aspirina al día. (iStock).
Muchos mayores consumen una aspirina al día. (iStock).

“La prescripción de cualquier medicamento es un equilibrio entre sus beneficios y riesgos, y la aspirina no es una excepción. Sin embargo, recomiendo encarecidamente a las personas que están considerando tomar aspirina para prevenir futuros problemas potenciales (como el cáncer o el ataque al corazón) que lo consulten antes con su médico”, advierte en 'The Guardian' Tim Chico, cardiólogo en la Universidad de Sheffield.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios