"es una niña por dentro y por fuera"

La emotiva carta de Nacho Vidal a su hija transexual

El conocido porno actor español se sincera y le muestra apoyo y comprensión incondicional a Violeta, de diez años: "Tenerte es una bendición"

Foto: Nacho Vidal hizo pública la transexualidad de su hija por televisión. (EFE)
Nacho Vidal hizo pública la transexualidad de su hija por televisión. (EFE)

El actor porno Nacho Vidal no dudó en hacer pública en pleno 'prime time' la transexualidad de su hija para dar voz a los miles de niños que forman parte de este colectivo. “Es muy madura, tiene responsabilidades y una lucha que no debería existir para una niña”, confesó en el plató de 'Sálvame'. Su hija de diez años nació con el cuerpo y el nombre equivocados. Antes se llamaba Nacho. Ahora, Violeta.

En una emotiva carta publicada por la revista colombiana 'Soho', el conocido actor español se sincera y le muestra apoyo y comprensión incondicional a su pequeña. “Querida hija, te escribo para que sepas, de mi puño y letra, lo que siento y lo que pienso sobre ti”, empieza. “Recuerdo perfectamente el día en el que naciste: estábamos en casa de mi gran amigo Miguel Bosé, pasando unos días con tu madre, y de repente quisiste salir”.

Llegué a pensar que tenía un niño y que sería homosexual, pero nunca se me cruzó por la cabeza que podías ser una niña

Vidal cuenta como su hija fue creciendo con una sensibilidad diferente a la de los niños de su entorno: “No te gustaban las pelotas, sino las muñecas; no te gustaban las zapatillas, sino los tacones; no te gustaban los pantalones, sino las faldas. Por aquel entonces, llegué a pensar que tenía un niño y que posiblemente sería homosexual, pero nunca se me cruzó por la cabeza que podías ser una niña”.

"Un tortazo de realidad"

Con solo seis años, Violeta confesó que sentía que había nacido en el cuerpo equivocado: “Pasaron los años y, un día, tu mamá (la también actriz porno Franceska Jaimes) y tú visteis un documental en la televisión en el que salía una niña transexual. Cuando terminó, le dijiste a tu madre que eso era lo mismo que te pasaba a ti”. Vidal lo describe como un “tortazo de realidad”.

Asimismo, le explica que va a vivir en un ambiente que todavía no tolera a la comunidad LGTB, con la cual Vidal está muy involucrado: “Automáticamente, te dije que al otro día iríamos a comprar toda la ropa que quisieras, para cambiar tu armario de niño a niña. Con mucho miedo, claro, porque vivimos en una sociedad que no tolera, que no respeta ni empatiza; una sociedad que no entiende esta situación… y yo, con ese miedo a que te pudiera pasar algo, a que te hicieran daño, a que lo pudieras pasar mal”.

Le guste a quien le guste, o no le guste a quien no le guste, existes. Has nacido. Eres. Y vas a ser siempre lo que eres: una niña

No va a ser un camino fácil, advierte: “Siempre van a hablar mal de ti, pero lo único que te tiene que importar es la gente que te quiere, la que te rodea. No puedes esperar que todo el mundo te acepte; tú tampoco aceptas a todo el mundo”. Y le da un consejo que a buen seguro tendrá presente el resto de su vida: “Le guste a quien le guste, o no le guste a quien no le guste, existes. Has nacido. Eres. Y vas a ser siempre lo que eres: una niña. No vamos a luchar por absolutamente nada porque en la vida no hay que luchar, hay que ser feliz”.

Vidal le muestra un apoyo incondicional como persona pública, activista por los derechos de los transexuales y, sobre todo, como padre: “Con esto quiero decirte que siempre voy a estar a tu lado, que todos vamos a estar a tu lado, y que vamos a ser felices en esta situación que Dios nos ha dado, y que para mí es una bendición. Tenerte es una bendición”.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios