¿QUÉ ES EL 'PIP'?

La terrible realidad que desvela el intento de suicidio de un empleado de Amazon

Muchos trabajadores deciden acabar con sus vidas al no poder soportar el estrés o la presión. Sin embargo, este caso pone de manifiesto una dinámica perversa. ¿Cuál?

Foto: Jeff Bezos, durante una presentación en la sede de Seattle de la compañía en octubre de 2014. (Reuters/Jason Redmond)
Jeff Bezos, durante una presentación en la sede de Seattle de la compañía en octubre de 2014. (Reuters/Jason Redmond)

Esta semana, un empleado de Amazon saltó desde la azotea de la sede de la compañía, de 12 plantas, en la ciudad de Seattle. El intento de suicidio, como lo ha calificado la policía de la ciudad, se saldó simplemente con heridas físicas. Sin embargo, las circunstancias en las que el desesperado acto han tenido lugar muestran que el verdadero problema era mucho más profundo y que afecta a un gran número de los empleados de la compañía, por no decir a todos.

Si el caso de este hombre anónimo se diferencia de otros tantos casos de suicidios relacionados con el trabajo –y que resultan muy difíciles de medir, en cuanto que es complicado establecer una relación de causa y efecto entre el estrés laboral y el suicidio–, se debe a que, como ha señalado 'Bloomberg', el trabajador envió antes de su intento de suicidio un correo electrónico a miles de sus compañeros entre los que también se encontraba el CEO de la compañía, Jeff Bezos.

En lugar de llamarlos Planes de Mejora del Rendimiento, deberían referirse a ellos como 'Planes Este es el Primer Paso Antes de que te Despidan'

Aunque el contenido exacto de la carta no es conocido, sí ha trascendido que en este se expresaban críticas hacia la compañía, en parte por la manera que tuvo de gestionar su petición de traslado a otro departamento, pero sobre todo, por haber pasado a formar parte del polémico programa Performance Improvement Plans o PIP en respuesta a su petición. ¿En qué consiste?

Una trituradora de personal

Los planes de mejora del rendimiento existen en multitud de empresas, y su nombre parece bastante definitorio. ¿O no? Un artículo publicado en 'Forbes' este mismo año indicaba que “cuando tu jefe se enfada contigo y te pone en un plan así, lo último que se le está pasando por la cabeza es mejorar tu rendimiento”. El artículo llegaba a afirmar que en lugar de llamarlos Planes de Mejora del Rendimiento, deberían referirse a ellos como Planes Este es el Primer Paso Antes de que te Despidan, “porque es lo que está pasando”.

¿Qué ocurre y por qué no oímos hablar de ello? (Reuters)
¿Qué ocurre y por qué no oímos hablar de ello? (Reuters)

Amazon no es una excepción, ni mucho menos. No es la primera vez que sale el lado oscuro de este programa de la tienda 'online': la primera vez fue en el año 2014, cuando 'Gawker' publicó el testimonio de varios de los trabajadores de la compañía que se atrevieron a dar el paso de manera anónima. El artículo lo describía como un “pretexto kafkiano de tolerancia cero para sacar a los empleados de la compañía”.

Uno de estos empleados señalaba que en Amazon, el PIP se utiliza “para despedir a trabajadores”. “Eso quiere decir que, una vez estás dentro del programa, puedes estar seguro de que vas a estar fuera en tres meses como máximo”, explicaba. El problema, añadía, es que cuando un empleado pasa a formar parte del PIP, firma un contrato de confidencialidad por el cual, si cuenta algo de lo ocurrido, terminará en la calle. Además, explica, el proceso es siempre el mismo con todos los trabajadores: incluso parece que los directores de Recursos Humanos han memorizado las frases que tienen que decir.

Si no eres capaz de cumplir con las expectativas anteriormente expuestas, puedes ser despedido

Por lo general, el proceso es el siguiente: el trabajador comete un error que, a juicio de la compañía, le ha hecho perder una gran cantidad de dinero. Por esa razón, se le emplaza en un programa de 'coaching' que dura unos dos meses, y en el cual no puede volver a dar un paso en falso. Eso sí, que nadie le confunda el nombre: como explicaban estos empleados, no hay ningún asesoramiento. Tan solo trabajar como siempre, eso sí, sabiendo que todos y cada uno de sus gestos está siendo monitorizado.

Pactando con el diablo

¿Cuáles son las cláusulas del documento que los trabajadores deben firmar antes de pasar al PIP? Como explicaba el trabajador, algunas de ellas señalaban cosas como: “Este es un programa de mejora definitivo para un rendimiento por debajo de la media”; “es el último aviso de que tu trabajo está en riesgo”; “tu puesto está sujeto a la consecución de los siguientes objetivos y metas”; “si no eres capaz de cumplir con las expectativas anteriormente expuestas, puedes ser despedido”.

El rostro invisible de un sistema casi secreto. (Reuters)
El rostro invisible de un sistema casi secreto. (Reuters)

Una vez comienza el proceso, el empleado es supervisado estrechamente para descubrir los errores que comete. Si no lo hace lo suficientemente bien, no se le despide, sino que se le pide que renuncie a su puesto. “En otras empresas, el PIP suele servir para los empleados que pierden el tiempo durante su horario de oficina, cotillean o manipulan en la empresa”, explicaba el trabajador. En otras firmas se les suele encargar trabajos más fáciles y se comprueba si el trabajador ha mejorado su actitud.

No en la gran tienda de comercio 'online' del planeta: por lo general, explica la fuente de 'Gawker', aquellos que terminan formando parte de este programa son algunos de los que obtienen mejores resultados. “Son brillantes y expertos en sus áreas de trabajo”, detalla. “Para ser precisos, son todos candidatos que merecen una promoción. Por eso fue una sorpresa para todos cuando se les dijo que necesitaban formar parte del PIP”. ¿Por qué? Los testimonios sugieren que se trata de un programa tan letal que tiene el objetivo, ante todo, de librarse de aquellos que no podrían ser expulsados aduciendo un mal rendimiento o que pueden poner en peligro a los mandos intermedios

No tiene nada que ver con mejorar el rendimiento, sino con hacer saber a un empleado arrogante quién es el jefe

Bezos respondió rápidamente asegurando que el testimonio no reflejaba la realidad de Amazon, y que, en caso de oír alguna historia semejante, se comunicase a los responsables de Recursos Humanos. Sin embargo, como sugería el reportaje de 'Forbes', la realidad puede ser muy diferente: “No tiene nada que ver con mejorar el rendimiento, sino con el poder y el control y hacer saber a un empleado arrogante quién es el jefe”, explicaba el autor. “Envía el mensaje: 'controlo tu supervivencia, así que no me la juegues”.  

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios