Así es como las estrellas del porno enseñan a tu novio a hacerte disfrutar en la cama
  1. Alma, Corazón, Vida
ELLAS TAMBIÉN QUIEREN DISFRUTAR

Así es como las estrellas del porno enseñan a tu novio a hacerte disfrutar en la cama

Ya bien sea por desconocimiento o remilgos excesivos, los varones dejan a sus mujeres muy desatendidas y estas activistas del orgasmo están decididas a que ellos saquen matrícula en sexo oral

placeholder Foto: Este chico es alérgico al marisco, pero se sacrifica por su novia. (SimplePickup)
Este chico es alérgico al marisco, pero se sacrifica por su novia. (SimplePickup)

El sexo oral es, junto a la mujer del cántaro de los pesebres vivientes, el gran desconocido en las relaciones sexuales, cuando no brutalmente ignorado porque a algunos hombres les resulta repugnante practicarlo, aunque cosas peores conserven en sus frigoríficos. Las estrellas del porno, siempre didácticas, saben que el clítoris es el mejor aliado para cabalgar en el salvaje oeste de los orgasmos hasta perder de vista el horizonte y quieren reivindicarlo. Así que cansadas de escuchar al resto quejarse de no recibir la lengua que deberían, o bien pedirle a sus novios: "¿te importaría?"; o lo que es peor, jugar a la gallina ciega –“A la derecha. No, un poco más arriba… Ahí, ahí. ¡No tan rápido!”– y agachar levemente la mirada para observar su jeto de desagrado, han decidido ponerle remedio.

Porque un orgasmo bien lo vale y no basta con una lengua esquiva que humedezca y estimule la zona como si chupase pilas, las actrices porno Dana Dearmond, Anikka Albrite, Skin Diamond y Penny Pax se han reunido para enseñar a nuestros novios y maridos que el placer toma tiempo y saliva. Y lo han hecho comiendo ostras, que siempre ha sido la forma más erótica de emular un buen cunnilingus.

Las ostras, ese gran afrodisíaco.

Aunque 'SimplePickup', la web en la que se publicó el vídeo, no nos permita oír sus consejos, los desglosamos para amantes autodidactas que no sean alérgicos al marisco ni tengan el ácido úrico por las nubes.

Instrucciones para provocar gemidos

1. Tener una buena higiene íntima: antes de practicar un cunnilingus o una felación conviene que cada miembro de la pareja se de una ducha o descubra las bondades del bidé. También se puede hacer en pareja para calentar motores.

2. Las cosas de palacio van despacio: las mujeres suelen necesitar más tiempo que los hombres para alcanzar un orgasmo, así que si ese día va a ser un 'aquí te pillo, aquí te mato' es mejor que ni lo intentes.

3. El twister de los amantes: Experimentar con vuestra sexualidad es una de las cosas más divertidas que puedes hacer con tu pareja. Buscad la posición que os resulte más cómoda, bien con las piernas abiertas, acostado o haciendo una sentadilla sobre su cara.

La comunicación es el talón de Aquiles de muchas parejas. Los expertos recomiendan hablar sin tapujos sobre sexo, eso sí, no durante el mismo

4. No vayas al grano: Si ella no está muy excitada desde el principio y la lengua va directa al clítoris, estará demasiado sensible, o todo lo contrario.

5. Regula el ritmo y la intensidad: No todas las mujeres sienten de la misma manera, por eso es importante estar atento a las necesidades de tu amante, e ir regulando la presión y el ritmo en la ejecución del cunnilingus para que sea placentero y ella no acabe fingiendo un orgasmo por compasión a tu pobre lengua seca.

6. Échale narices: Si eso ocurre y tu lengua está exhausta, un truco ingenioso que no aparece en el vídeo es utilizar la propia nariz como apoyo para ejercer presión.

Y recuerda que la generosidad es una de las bazas de una relación sexual exitosa. Que de egoístas y maniáticos está el mundo lleno, pero un buen orgasmo podría encender el alumbrado eléctrico. Y si no que se lo pregunten a Wilheim Reich.

Los dedos que cambiaron el mundo

No, no tiene que ver con jugar a los dardos, aunque puede que con este sistema deis en la diana. La web 'SimplePickup', a la que muchas mujeres deberíamos hacer una sonriente ola, difundió hace un tiempo otro vídeo didáctico para la masturbación manual. En este caso fueron los propios hombres quienes utilizaron frutas para aprender a estimular con las manos las vaginas de sus novias. Al menos unas 257.000 personas vieron este vídeo y algunos hombres debieron soltar internamente un “ajá, así es que era esto”.

Si bien no se trata de buscar culpables, la comunicación es el talón de Aquiles en la cama y fuera de ella. Por eso los expertos aconsejan ser lo más sinceros posibles con la pareja. Así lo apuntan en un artículo publicado en la web 'Nosotras.com': “Sin duda, la manera más fácil para iniciar una conversación donde se exploren cuestiones sexuales es hablando del sexo en general, sin especificar ni personalizar, con la mayor naturalidad posible y que no sea durante la relación sexual propiamente, porque darás la sensación de estar insatisfecho y el otro puede ofenderse”.

Así que ya sabéis, si queréis gozar y hacer gozar es mejor que os abráis, en todos los sentidos. Puede ser delante de una copa de vino, o agarrar por los cuernos la invitación de nuestras amigas las 'pornostars' y hacerlo delante de un plato de marisco. Seguro que de una pata de cangrejo o de unos percebes se pueden sacar valiosas lecciones...

Sexo Vídeo Relaciones sexuales Noadex
El redactor recomienda