"las tiendas deberían ser más claras"

La razón real por la que te piden la tarjeta de embarque en las tiendas del aeropuerto

Lejos de responden a un motivo burocrático más, los comercios requieren el 'boarding pass' a sus clientes para poder incrementar sus ingresos sustancialmente. Te contamos cómo lo hacen

Foto: Tienda duty free del aeropuerto de Pekín (Foto: CC/Zhanyanguange)
Tienda duty free del aeropuerto de Pekín (Foto: CC/Zhanyanguange)

Ni para comprobar que te has colado en la zona de embarque, ni para satisfacer la curiosidad de saber el destino al que vuelas, ni para certificar que efectivamente es tu nombre el que aparece en el billete. Las tiendas del aeropuerto no te piden el 'boarding pass' –tarjeta de embarque– con ninguno de estos objetivos, sino para complacer un propósito que tiene que ver con las finanzas: algunos de los minoristas que trabajan en este tipo de comercios han sido acusados de realizar prácticas fraudulentas al reclamar el 20% del IVA sobre los bienes vendidos a los pasajeros que vuelan fuera de la UE y que, sin embargo, no devuelven a los pasajeros.

Esta acusación ha tenido lugar en Reino Unido, según informa el diario 'The Independent'. Este medio de comunicación informa de que pedir la tarjeta de embarque para adquirir cualquier producto es una práctica fuera de la legalidad. Sus conclusiones han sido claras: las tiendas del aeropuerto se deducen el IVA que supuestamente deben devolver a sus clientes de fuera de la Unión, pero en la mayoría de los casos no lo retribuyen a sus compradores quedándose con el beneficio extra que estas cifras suponen. 

Una duty free shop en la Terminal 2 del aeropuerto de Heathrow, en Londres (Reuters)
Una duty free shop en la Terminal 2 del aeropuerto de Heathrow, en Londres (Reuters)

Los expertos han aprovechado la polémica para concienciar a los clientes de la importancia de prestar atención a las llamadas 'compras libres de impuestos'. Las tiendas, por su parte, deberían ser mucho más transparentes acerca de su política de devolución e informar en todo momento a los pasajeros de cómo se hace efectivo este reingreso. “El problema aquí es que las tiendas no están siendo claras con los clientes”, asegura Paul Lewis, experto en derechos del consumidor. “Les piden la tarjeta de embarque sin decirles que con ello pueden no pagar el IVA sobre lo que están vendiendo, un dinero que tendría que repercutir a los pasajeros que viajan fuera de Europa”, añade.

Los ingresos extra que acumulan las tiendas varían en función de los impuestos sobre los productos. Así, por la venta de una maquinilla eléctrica para afeitado se hacen con 32 libras –45,20 euros– que deberían devolver a los clientes. Por una crema solar de una conocida marca, 1,59 libras –2,25 euros–. Sin embargo, la cuantía aumenta considerablemente cuando se trata de productos más caros, como por ejemplo un iPhone 6 de 64 gigas. En este caso, el ingreso asciende hasta las 123,80 libras en tasas –174,88 euros que tendrían que ir a parar al bolsillo de sus clientes y que no siempre es así–.

Después de conocerse la ilegalidad de estas acciones, han sido muchos los viajeros que han decidido negarse a mostrar sus tarjetas de embarque. “Nunca me había dado cuenta de que enseñar el boarding pass no es una obligación. Siempre asumí que era seguridad”, puede leerse en el timeline de Twitter de un usuario.

'The Telegraph' considera esta oposición como una “mini revolución”, e incluso publica una encuesta realizada entre sus lectores que muestra que el 90% de los 29.000 sondeados nunca se había planteado por qué les pedían la tarjeta de embarque al realizar compras en las tiendas del aeropuerto.

El Gobierno, 'enfadado' con las tiendas

David Gauke, secretario de Estado del Tesoro en Reino Unido, ha afirmado que las tiendas de los aeropuertos deberían bajar sus precios debido a los grandes ingresos que consiguen al no devolver el IVA de los productos adquiridos por los clientes de fuera de la Unión Europea. De esta manera, el político se convierte en uno más de los críticos contra las acciones de los comercios. En relación a ello, una encuesta realizada por 'The Telegraph' asegura que el 88% de los sondeados –lo que supone cerca de 33.000 personas– se negarían a enseñar sus tarjetas de embarque ahora que conocen el destino de su dinero.

Un cliente, atendido por un comerciante en una tienda duty free (Reuters)
Un cliente, atendido por un comerciante en una tienda duty free (Reuters)

Según Gauke, la deducción del IVA se puso en marcha para “reducir los precios a los pasajeros” y no como una “ganancia extra para las tiendas”. En esta línea también se ha posicionado Steve Baker, miembro del comité encargado de las finanzas del país, que ha confirmado la sensación de los pasajeros al sentirse “estafados”.  “Los consumidores tienen derecho a que los impuestos le sean devueltos en lugar de que vayan a engrosar las ganancias de las compañías. Siempre he pensado que enseñar las tarjetas de embarque era un requerimiento oficial”, añadió Baker.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios