EL SECRETO RESIDE EN EL DOBLE AFEITADO

Se hace así: esta es la forma adecuada de afeitarte la barba

El vello facial lleva tanto tiempo entre nosotros que en algún momento tienen que desaparecer. Y el momento es ya. Aprende a eliminar eficazmente tu barba

Foto: Antes de afeitarte recorta tu barba. (Ted Horowitz/Corbis)
Antes de afeitarte recorta tu barba. (Ted Horowitz/Corbis)

Basta. Esto ha llegado demasiado lejos. ¿Desde cuándo todo el mundo empezó a llevar barba? ¿Es culpa de Rajoy? ¿Del nuevo Rey? Hasta el pequeño Nicolás tuvo un amago de dejarsela. Por suerte, en lo que respecta a la moda todo es cíclico. El vello facial lleva tanto tiempo entre nosotros que en algún momento tienen que desaparecer. Y el momento es ya.

Ahora bien, sí por fin has decidido afeitar tu barba, más te vale ir con cuidado. No es lo mismo afeitarte cada tres días que volver a hacerlo pasados unos meses: tu piel puede irritarse mucho más y la operación será dolorosa si no sigues los pasos correctos.

¿También necesitamos un manual para afeitarnos? Por supuesto. La piel de la cara es delicada, y si no lo haces bien podrías cortarte. Además, hacer las cosas bien es mucho más fácil que hacerlas mal y no cuesta nada. Estos no los pasos que debes seguir.

1. Cortar

Si tienes una barba hecha y derecha no puedes afeitarte por las buenas. Antes tienes que aligerar la barba a base de tijera, cortando todo el pelo que puedas. No hace falta que te preocupes por que todo quede igualado, tu único objetivo es eliminar pelo para luego poder afeitarte con comodidad. Sólo trata de no cortarte.

2. Primer afeitado

Estos son los pasos que debes seguir para afeitarte (y esto sirve también para aquellos que nunca dejan que la barba les crezca del todo):

  • Aplica la crema o espuma de afeitado sobre tu barba en movimientos circulares y deja que actué uno o dos minutos.
  • Utiliza una cuchilla de afeitar que no esté gastada (las buenas se estropean en 5 o 6 afeitados), humedécela en agua tipia y aféitate.
  • Empieza por la cara y el cuello y sigue por el bigote y la barbilla, que son las zonas en las que el pelo es más duro: así darás más tiempo a la espuma para reblandecer el pelo.
  • No aprietes mucho. Las cuchillas hacen su trabajo con una leve presión, si aprietas no conseguirás un mejor apurado, sólo lograrás irritar más la piel.
  • Recuerda además afeitarte en el sentido del nacimiento del pelo, de lo contrario también irritarás tu piel.

Si tienes una maquinilla eléctrica puedes afeitarte con ella en este primer afeitado, y dejar el afeitado con cuchilla, que será más apurado, para el segundo.

3. Ducha

Cuando hayas finalizado con el primer afeitado date una ducha con agua caliente. Gracias al vapor tu cara se hidratará y los poros se abrirán, dejando tu cara lista para el segundo afeitado que va a ser superapurado.

4. Segundo afeitado

Repite el proceso del primer afeitado y tu cara quedará verdaderamente suave. Aclara tu clara con abundante agua fría, que servirá para cerrar los poros. Tras el afeitado es importante que utilices un aftershave, pues al haber llevado barba tanto tiempo tu piel estará más irritada. 

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios