HAY QUE REMONTARSE AL SIGLO XVI

Por qué la Puerta del Sol de Madrid se llama así: su sorprendente origen

Para descubrir los misterios de Madrid, a periodista Clara Tahoces acaba de editar 'Guía del Madrid mágico', en el que explica misterios como este

Foto: Acto del encendido del luminoso de Tío Pepe el ocho de mayo. (Efe/Alberto Martín)
Acto del encendido del luminoso de Tío Pepe el ocho de mayo. (Efe/Alberto Martín)

Ni siquiera los habitantes de la capital conocen al dedillo los miles de leyendas y misterios que rodean a Madrid. Con el objetivo de descubrir algunas de ellas, la periodista Clara Tahoces acaba de editar Guía del Madrid mágico (Cúpula Enigmas), en el que descubre a propios y extraños los secretos de la capital y alrededores. En el fragmento que reproducimos a continuación, Tahoces explica el origen del nombre de la Puerta del Sol.

Llegamos a uno de los puntos neurálgicos de Madrid. Sin embargo, ¿nos hemos parado a pensar cuál es su origen? ¿Qué motiva su nombre? La leyenda, cómo no, vuelve a entremezclarse de nuevo con los datos históricos.

En 1520 llega a Madrid la famosa rebelión de los comuneros, que causa gran malestar y da origen al pillaje y al bandolerismo. Los comuneros (como se hacen llamar ellos mismos) exigen al rey Carlos I una serie de mejoras, pues la situación de hambruna y descontento se hacía ya insostenible.

La rebelión dio comienzo en Toledo cuando, haciendo caso omiso a los problemas del pueblo, el rey pidió a las Cortes (que se encontraban reunidas en esa ciudad) trescientos millones de maravedíes para un viaje de tres años de duración a Flandes.

Gran parte del pueblo se sublevó negándose a seguir sustentando los caprichos del rey, que desoía los clamores populares. Las protestas se extendieron a otros lugares hasta el punto de que el pueblo se llegó a organizar en milicias. En Madrid fue capitaneada por la mujer del alcaide, María Lago. Se exigió al rey, entre otras cosas, que en cada ciudad relevante se crease un banco encargado de administrar sus propios recursos, que el rey pagase los gastos generados por su corte, que hasta el momento eran costeados por el pueblo, y sobre todo que los cargos de relevancia política fueran nombrados por los habitantes de cada ciudad democráticamente.

Se especula que el sol fue pintado porque el castillo o torre estaba orientado a oriente (punto de salida del sol)

Como consecuencia de esta situación surge una de las plazas más famosas de España: la Puerta del Sol, que recibe este nombre porque las autoridades de la Villa, a fin de solucionar los problemas del bandolerismo generados por el descontento y malestar, además del hambre, ante la impotencia de solucionar el asunto deciden construir una especie de fuerte que los proteja. De este modo mandan cavar un foso y construir un castillo. La puerta principal de éste daba acceso a la ciudad. Así, pretendían frenar la ola de violencia e indignación de los comuneros cerrándoles el paso. En la puerta del frente pintan la figura de un sol. Se ignora el autor del fuerte y del adorno. Respecto al posible simbolismo de la figura del sol existen opiniones divergentes. Casi todos los autores que se refieren a este tema, entre ellos María Isabel Gea Ortigas, apuntan dos posibles hipótesis que en su día se barajaron, porque certezas no tenemos ninguna: pudo ser un capricho del artista, una casualidad. Sin embargo, también se especula que fue pintado porque el castillo o torre estaba orientado a oriente (punto de salida del sol). Además se dice que este apelativo se debería a que la luz del sol entraba por uno de los postigos de la muralla (que se encontraba justo donde ahora está la plaza), que fue derribada en la segunda mitad del siglo XVI.

El kilómetro cero (de donde nacen las seis carreteras principales de España) está enclavado en la Puerta del Sol. Surgió bajo el reinado de Felipe V. Existe una placa allí que lo atestigua que data de 1950. Pero el centro geográfico de Madrid cambió en 1978, fecha en la que se determinó que el centro oficial de la Villa coincidía con el jardín del Museo del Prado, frente a la escalinata de acceso al templo de San Jerónimo el Real. En los últimos años Madrid ha experimentado un gran cambio. No hay que olvidar que ahora la Villa es mucho más grande. Después de la instalación de una estación de servicio, el centro oficial de la Villa ha quedado fijado en el cruce de las calles Serrano y Goya. 

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios