Es noticia
Menú
La fórmula (¿paródica?) para ganar dinero riéndote del 'tonto' Starbucks
  1. Alma, Corazón, Vida
ABREN UNA CAFETERÍA IGUAL, salvo por un detalle

La fórmula (¿paródica?) para ganar dinero riéndote del 'tonto' Starbucks

La misma imagen de marca, logotipo, tazas, menús y tipos de café. A la cadena de cafeterías Starbucks le ha salido una molesta y popular copia

Foto: El logotipo y la imagen corporativa es idéntica a la de Sturbucks.
El logotipo y la imagen corporativa es idéntica a la de Sturbucks.

La misma imagen de marca, logotipo, tazas, menús y tipos de café. A la cadena de cafeterías Starbucks le ha salido una molesta copia que, para más inri, sólo se diferencia por anteponer la palabra dumb (tonto) al nombre comercial. El pasado fin de semana ha abierto las puertas al público de Los Ángeles, que protagonizó largas colas durante varias horas para matar la curiosidad y comprobar la diferencia entre el café original y el de su nueva competencia, que se dispensó gratuitamente durante la inauguración.

Los anónimos impulsores del proyecto han insistido en la idea de que se trata de una parodia, nunca de una suplantación de la identidad corporativa. Precisamente, esta justificación es la que trae de cabeza a los servicios jurídicos de la cadena norteamericana, fiel defensora de su característica imagen de marca, pues legalmente está bajo la protección de la primera enmienda sobre la libertad de expresión. Es más, en el cartel de FAQs (preguntas frecuentes) que preside el burlón establecimiento, se explica que es una cafetería “completamente de fiar”, además de “totalmente legal” porque se acogería a la denominada ‘parody law’.

Freg Garbowsky, de los Jonas Brothers. “Aunque somos una cafetería propiamente dicha, por razones legales, Dumb Starbucks necesita registrarse como un museo de arte paródico. A ojos de la ley, nuestra cafetería es en realidad una galería artística, por lo que el café que compre está considerado como una obra de arte. Pero todas estas cuestiones sólo deben preocupar a nuestros abogados. Usted lo único que tiene que hacer es disfrutar de nuestro delicioso café”. Así, sin un ápice de contrición y a modo de manifiesto, la polémica cafetería explica su trampa legal.

"Somos una galería y vendemos obras de arte"

Los abogados de la gigante cadena de cafeterías están investigando alguna posible violación de las leyes, mientras que sus portavoces se han limitado a aclarar al diario Wall Street Journalque, “obviamente”, este nuevo establecimiento no pertenece a Starbucks. Durante los primeros días de apertura, la cafetería no ha cobrado por las bebidas servidas a sus clientes, pero en el momento en el que se demuestre un beneficio comercial podrían surgir los problemas jurídicos.

placeholder Las colas para entrar en el establecimiento se prolongaron durante varias horas.

La alternativa para sortear este posible conflicto comercial parece un poco burda, pero a priori efectiva: elevar el café a obra de arte, y venderlo como tal. Entre algunos de sus clientes parece que ha calado el alegato artístico, que han colgado en internet fotos de las tazas de Dumb Starbucks como si fuesen un fetiche pop-art, cual latas de sopa Campbell pintadas por Andy Warhol.

La justificaciónde las parodias artísticas sobre las marcas comerciales, según la legislación, se basa en su supuesta función crítica, y están respaldadas por el derecho a la libertad de expresión. Sin embargo, en este caso los abogados de Starbucks también podrían alegar que se está dañando su imagen y reputación, además de dar lugar a engaño. “Apreciamos el humor pero no pueden usar nuestro nombre”, apuntó el portavoz de Starbucks, Jim Olson, al canal de noticias CNN.De pronto, los dueños tendrán que hacer frente a las reclamacionesde las autoridades de Los Ángeles, que han anunciado que la cafetería no cuenta con los permisos necesarios.

placeholder La oferta de menús y bebidas es prácticamente igual a la de Sturbucks.

“A nosotros nos encanta Starbucks y admiramos la cadena como un modelo a seguir. Por desgracia, la única forma de utilizar legamente su propiedad intelectual es haciendo una parodia de ellos. Por eso, nos hemos visto en la necesidad de incluir la palabra ‘tonto’, que no tiene intención de ofender”, apuntaban los anónimos dueños en otro cartel colgado en el establecimiento.

¿Performance o marketing televisivo?

El anonimato que rodea el proyecto, así como el eco que ha obtenido entre las celebrities televisivas, ha hecho que algunos medios comiencen a especular sobre sus verdaderas intenciones. Algunos han apuntado a que podría tratarse de una simple performance, mientras que otros apuntan a una intención publicitaria de un programa televisivo.

La hipótesis de la maniobra de televisiónes la que está comenzando a ganar más adeptos, sobre todo después de que el famoso actor de la serie The Office Rainn Wilson se fotografiase con los camareros. El popular músico estadounidense de los Jonas Brothers Greg Garbowsky también ha difundido una fotografía suya en el interior del Dumb Starbacks.

La identidad de los dueños de la cafetería no la conocen ni los camareros. Un extremo que ha levantado todavía más las sospechas que vinculan al Dumb Starbucks con un reality show. Según sus explicaciones, fueron contratados después de enviar su currículum a una oferta de empleo publicada en una revista de anuncios variados.De hecho, Nathan Fielder, una estrella televisiva del canal Comedy Central avanzó en su cuenta de Twitter que él es el autor de lo que describe como una broma. Sin embargo, añade, habrá que estar atentos a su programa para resolver el enegima.

Se trate de un programa o de una cafetería, lo que sí es seguro es que los hombres detrás del plan van a hacer un buen negocio, como está demostrando yala publicidad gratuita que han conseguido. Después de causar sensación en las redes sociales, pocos fueron los medios audiovisuales que no se acercaron al 1802 de Hillhurst Avenue para hacerse eco del acontecimiento.

La misma imagen de marca, logotipo, tazas, menús y tipos de café. A la cadena de cafeterías Starbucks le ha salido una molesta copia que, para más inri, sólo se diferencia por anteponer la palabra dumb (tonto) al nombre comercial. El pasado fin de semana ha abierto las puertas al público de Los Ángeles, que protagonizó largas colas durante varias horas para matar la curiosidad y comprobar la diferencia entre el café original y el de su nueva competencia, que se dispensó gratuitamente durante la inauguración.

Propiedad intelectual Leyes Marketing
El redactor recomienda