Es noticia
Menú
La solidaridad ya no debe viajar fuera, el problema son los niños españoles
  1. Alma, Corazón, Vida
"Nos toca MÁS de cerca, tODOS DEBEMOS ayudar"

La solidaridad ya no debe viajar fuera, el problema son los niños españoles

Más de 2,5 millones de niños españoles viven por debajo del umbral de la pobreza, según Unicef. Ahora, los regalos solidarios ya no viajan

Foto: Puesto de una ONG con productos de comercio justo para regalar esta Navidad. (efe)
Puesto de una ONG con productos de comercio justo para regalar esta Navidad. (efe)

Los niños forman parte de uno de los colectivos más vulnerables ante el actual panorama económico del país, a pesar de lo cual se han convertido en los grandes olvidados. La última memoria anual de Cáritas eleva la cifra de pobreza infantil hasta casi el 27%, lo que supone un aumento de 3,1 puntos desde el inicio de la crisis. Los datos de Unicef publicados el pasado mes de noviembre son todavía más desesperanzadores, al señalar que ya son más de 2,5 millones los niños que en España viven por debajo del umbral de la pobreza.

El desarrollo de los más pequeños, tanto desde el plano intelectual como emocional y físico, marcará el devenir de la sociedad del mañana, por lo que es imprescindible resituarlos en el centro de atención mimando su alimentación, educación, asistencia sanitaria y, cómo no en estas marcadas fechas, también su ilusión. Precisamente, este último es el reto de la campaña Dobles Sonrisas, impulsada por los creadores de la serie de animación infantil Jelly Jamm, y con la que se pretende no dejar a ningún niño con dificultades económicas sin regalo.

“La infancia es juego, todos debemos crecer jugando, y por eso creemos que es imprescindible que los Reyes Magos lleguen a todos los niños, como una forma para que mantengan la ilusión y seguir alimentando la llama de la esperanza”, explica Víctor M. López, creador de la serie infantil que ha lanzado la campaña. Para López, que lleva más de doce años produciendo contenidos audiovisuales para los más pequeños, entre los que destaca Pocoyó, es una responsabilidad involucrarse en el desarrollo emocional de los niños “y los juguetes son una parte central de su desarrollo”.

Es imprescindible que los Reyes Magos lleguen a todos los niños, como una forma para que mantengan la ilusión y seguir alimentando la llama de la esperanza

“Ya no es el momento de concienciar, sino de actuar”

Por cada peluche, libro, puzle, juego educativo o cualquier otro producto relacionado con la serie Jelly Jamm que se venda en El Corte Inglés, se regalará otro igual a un menor en riesgo de exclusión social de nuestro país. El objetivo es hacer llegar un regalo durante estas fechas al mayor número posible de niños con dificultades económicas en España. Para los responsables de la campaña, la situación de pobreza de un alto porcentaje de los niños españoles es pavorosa, por lo que creen que “ya no es el momento de concienciar, sino de actuar”. La productora ya ha renunciado al 100% de los ingresos que se obtengan con la venta de sus juguetes.

La solidaridad con los más pequeños característica de estas fechas solía traspasar fronteras, pero ahora se han trasladado a familias antaño de clase media que cada vez tienen más dificultades para salir adelante, por lo que “nos toca de pleno y todos debemos arrimar el hombro” para evitar así que la pobreza siga reproduciéndose. Hasta el momento, López valora positivamente la respuesta a la campaña, pero confía en que se intensifique durante estos últimos días previos a los Reyes.

Para llevar a cabo la iniciativa, el productor destaca la colaboración de la ONG Cooperación Internacional, que será la entidad que gratuitamente coordine la entrega final de los artículos a los niños beneficiarios, a través de su campaña de voluntariado Una Sonrisa por Navidad. Asimismo, López agradece también la colaboración de la Fundación Seur, que transportará las existencias recaudadas a las sedes territoriales de la ONG. El director general de esta última, José María Pérez-Seoane, se mostró optimista ante esta campaña solidaria y afirmó que gracias a ella, “estamos convencidos de que este año podremos llegar a más niños necesitados. Y queremos animar a todos las personas a sumarse a esta iniciativa”.

Los niños forman parte de uno de los colectivos más vulnerables ante el actual panorama económico del país, a pesar de lo cual se han convertido en los grandes olvidados. La última memoria anual de Cáritas eleva la cifra de pobreza infantil hasta casi el 27%, lo que supone un aumento de 3,1 puntos desde el inicio de la crisis. Los datos de Unicef publicados el pasado mes de noviembre son todavía más desesperanzadores, al señalar que ya son más de 2,5 millones los niños que en España viven por debajo del umbral de la pobreza.

Responsabilidad Pobreza Niños Juguetes Infancia Cooperación Cáritas
El redactor recomienda