Es noticia
Menú
Cuidado con el alimento estrella de las dietas: puede ser peligroso
  1. Alma, Corazón, Vida
EL POMELO, ¿LA MEJOR O LA PEOR FRUTA?

Cuidado con el alimento estrella de las dietas: puede ser peligroso

El pomelo se ha convertido en el alimento estrella de muchas dietas, tanto por su poder saciante (el 90% de su contenido es agua), como por

Foto: Cuidado con el alimento estrella de las dietas: puede ser peligroso
Cuidado con el alimento estrella de las dietas: puede ser peligroso

El pomelo se ha convertido en el alimento estrella de muchas dietas, tanto por su poder saciante (el 90% de su contenido es agua), como por alguno de los nutrientes que contiene, los cuales ayudan a reducir los niveles de insulina, la hormona encargada de controlar el almacenamiento de grasas. Sus calorías son menores a los de otros cítricos, como la naranja (con un 32% más de calorías), la mandarina (un 25% más) o el limón (un 23%), lo que ha animado al consumo de esta fruta entre las personas que buscan adelgazar. Además es una fuente de vitamina C, fibra y calcio.

La buena reputación que ha adquirido esta fruta podría hacernos pensar que todo son beneficios en su consumo. Sin embargo, no siempre es así, dependiendo de con qué se combine y de los problemas de salud de cada uno. Por otra parte, tampoco son pocos los estudios que han puesto en duda alguna de las propiedades que se le otorgan o, al menos, que rebajan sus beneficios para la salud.

Efectos secundarios si se combina con fármacos

Uno de estos estudios más recientes alerta en sus conclusiones sobre el hecho de que un compuesto del pomelo (la furanocumarina) inhibe una enzima en el intestino encargada de metabolizar ciertas sustancias. La mayoría de estas sustancias están presentes en medicamentos, como los destinados a regular la presión arterial, el colesterol alto, las arritmias y la depresión. La Viagra y la metadona también entran en conflicto con el pomelo, según los resultados de dicho estudio, que otros elevan hasta el 50% de los fármacos en el mercado. Según avanzan las investigaciones la lista se va engordando cada vez más, ya que en 2008 se habían registrado 17 de estos fármacos y el pasado mes ya rozaban el centenar.Casi un centenar de fármacos pierden sus efectos si se combinan con esta fruta 

Otro estudio similar publicado el pasado mes de noviembre en la revista científica Canadian Medical Association Journal reforzaba estas mismas tesis y advertía que, además de dejar sin efecto los medicamentos consumidos si se combinan con la ingesta de pomelo, podrían ocasionar perjudiciales efectos secundarios para la salud. Estos pueden ir desde simples mareos, hasta hemorragias gastrointestinales, problemas de respiración o arritmias.

Un poder adelgazante relativo

La capacidad del pomelo para reducir los niveles de insulina y las grasas también ha sido puesta en evidencia por un estudio realizado por un equipo de investigadores de la escuela de medicina de la Universidad de Vanderbilt. En sus conclusiones subrayan que “las diferencias de peso observadas no fueron estadísticamente significativas entre los grupos observados”, uno que se sometió a una dieta rica en pomelo y otro que no. A la luz de estos resultados, el expresidente de la American Dietetic Association, Connie Diekman, insistió en la prensa norteamericana que el pomelo ayuda a bajar de peso, pero “no es una solución mágica para adelgazar”El pomelo no es una solución mágica para adelgazar

En caso de que se estén consumiendo alguno de los medicamentos incluidos en la lista de incompatibles con el pomelo, se puede sustituir esta fruta por otras con propiedades similares. Por ejemplo, su excelente fuente de vitamina C (34 mg/100 gr.) también se puede obtener de las naranjas, las fresas, las mandarinas, los kiwis o el melón. Por otra parte, el calcio y la fibra que contiene también se puede suplir aumentado el consumo diario de leche y cereales.

El pomelo se ha convertido en el alimento estrella de muchas dietas, tanto por su poder saciante (el 90% de su contenido es agua), como por alguno de los nutrientes que contiene, los cuales ayudan a reducir los niveles de insulina, la hormona encargada de controlar el almacenamiento de grasas. Sus calorías son menores a los de otros cítricos, como la naranja (con un 32% más de calorías), la mandarina (un 25% más) o el limón (un 23%), lo que ha animado al consumo de esta fruta entre las personas que buscan adelgazar. Además es una fuente de vitamina C, fibra y calcio.