CLAVES DE AMOR DE LA SABIDURÍA ANTIGUA

Diez consejos zen para mantener viva tu relación

La palabra "zen" ha sido utilizada de muchas maneras para definir, de un modo amplio, una manera de comportarse que tiene más que ver con la

Foto: Diez consejos zen para mantener viva tu relación
Diez consejos zen para mantener viva tu relación
Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    La palabra "zen" ha sido utilizada de muchas maneras para definir, de un modo amplio, una manera de comportarse que tiene más que ver con la meditación y la búsqueda de sabiduría que con el discurso racional. Su origen también es complejo, y aunque se trata de la escuela budista más extendida en occidente, su contenido religioso se ha perdido casi por completo. Por el contrario, se ha asimilado todo lo que tiene que ver con su filosofía basada en el cultivo de la mente y la meditación, unas enseñanzas que compartieron gente tan dispar como Einstein, Jung, Heidegger o Picasso.

    La psicóloga Andrea F. Polard, ha tratado de hacer un compendio de las enseñanzas zen desde una óptica occidental, creando Una teoría unificada de la felicidad, que da nombre a su último libro y a su blog. En su opinión, “el zen no es magia”, pero puede ayudar a superar las dificultades de nuestro devenir cotidiano, y una de las facetas en las que más se puede aprender de las enseñanzas zen es en lo relativo a las relaciones amorosas.

    Para la “psicología zen” que propugna Polard, todos los “aspectos particulares de nosotros, cualquier experiencia, acción, característica o evento, están conectados entre ellos, dentro y fuera de nosotros mismos”. Esto conlleva que “cambiando pequeños comportamientos podemos activar una reacción en cadena que puede alterar profundamente la vida de nuestra pareja”. En su opinión, para hacer más agradable y satisfactorio nuestro matrimonio, debemos centrarnos en reducir los pequeños comportamientos que molestan a nuestra pareja, y trabajar otros que puedan agradarle. Estos consejos funcionan mejor, según Polard, si se comparten y discuten en pareja.

    Cinco técnicas zen que podemos llevar a cabo para mejorar nuestra relación

    1. Presta una atención especial a tu pareja en los primeros 10 minutos de la mañana y en los 10 primeros minutos en los que os veis tras volver del trabajo. Esto puede hacer que las cosas mejoren muy rápidamente. Basta con ser más cariñoso, preguntar cómo ha ido el día, abrazar y besar a tu pareja de forma especial y, en definitiva, ser afectuoso.

    2. Ten amplitud de miras y gana perspectiva. Para lograr esto, Polard propone una dura, pero efectiva, técnica: piensa cómo sería tu vida si tu pareja desapareciera. Así te darás cuenta de lo mucho que LA quieres y lo mucho que te aporta. Esto te ayudará a ver cuánto significa para ti.

    3. Presta atención a los argumentos de tu pareja cuando surja un conflicto. Trata de comprender su punto de vista. Las personas que son capaces de entender el problema desde la otra perspectiva son más propensas a lograr que la relación se mantenga en el tiempo.

    4. El amor consiste en decir “sí”. “Recuerda que nadie es perfecto, pero el amor consiste en amar la imperfección perfectamente”, cuenta Polard. En su opinión las decepciones son naturales, pero siempre hay que aceptar los errores, y prestar ayuda cuando sea necesario.

    5. Presta atención a las cosas mundanas que dice tu compañero. No todo en la vida es excitante, pero muchas veces tenemos la necesidad de expresar nuestras vivencias cotidianas, y lo que menos nos gusta es que nuestra pareja pase de lo que le estamos contando. Cuando las parejas muestran interés en los aspectos cotidianos de la vida, también son más fuertes y superan las dificultades con mayor facilidad. “Es fácil amar lo extraordinario”, comenta Polard, “pero el amor reside en lo cotidiano”.

    Cinco cosas que debemos evitar para tener una relación zen

    1. Evita el nagging. Tal como explicó Héctor G. Barnés en un reciente reportaje, el 'nagging' es un problema de comunicación en el que un miembro de la pareja pide algo y el otro hace caso omiso. Suele aparecer por pequeñas rencillas como no haber fregado los platos, dejar la tapa del váter abierta o llegar a casa con unas cañas de más. Cuando identifiques una de estas situaciones lo mejor es callarse, y tratar el tema más adelante y desde una perspectiva más amplia.

    2. Céntrate en lo que de verdad importa. Deja de ver la tele, chatear o hablar por teléfono. Si tienes poco tiempo al día que dedicar a tu pareja, aprovéchalo, y no malgastes esos valiosos minutos. Polard es clara al respecto: “La tecnología mata el amor erótico”

    3. Deja de usar la retórica negativa. Cómo decía el lingüista Sebastià Serrano, “en parejas es muy fácil jugar a enfadarse”. Es muy habitual entrar en un círculo vicioso de ironías, sarcasmos y bromas faltonas. Y es lo peor que puede hacer una pareja. “En el momento en que hay expresiones de menosprecio ya no hay prácticamente vuelta atrás”, asegura Serrano.

    4. Evita los comportamientos que no gustan a tu pareja. Este consejo es muy sencillo, pero muy difícil de llevar a cabo. La mejor manera de sorprender a tu pareja consiste en demostrarle tu amor haciendo un esfuerzo por evitar hacer las cosas que le desagradan.

    5. No hables negativamente de tu pareja. Los comentarios a terceros criticando a tu compañera sentimental solo pueden llevar al desastre. Peor aún son los chistes sobre matrimonios. Evítalos a toda costa. 

    Alma, Corazón, Vida
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    5 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios