Año 2100: dos trabajadores en activo por cada jubilado
  1. Alma, Corazón, Vida
LAS CONSECUENCIAS DEL ENVEJECIMIENTO POBLACIONAL

Año 2100: dos trabajadores en activo por cada jubilado

Las previsiones demográficas de la ONU para las próximas décadas advierten sobre un fuerte retroceso vegetativo y envejecimiento poblacional en los países más desarrollados. Sin embargo,

Foto: Año 2100: dos trabajadores en activo por cada jubilado
Año 2100: dos trabajadores en activo por cada jubilado

Las previsiones demográficas de la ONU para las próximas décadas advierten sobre un fuerte retroceso vegetativo y envejecimiento poblacional en los países más desarrollados. Sin embargo, esta tendencia afectará en igual o mayor medida en los países en vías de desarrollo: en China, el número de adultos en edad de trabajar por cada persona mayor de 65 años se reducirá de las 7,9 actuales a 1,6 en 2100, mientras que en la India, esta misma proporción pasará de 11,1 a 2. Estas son las principales conclusiones del estudio Bayesian Probabilistic Population Projections for all Countries publicado esta semana en la revista de la National Academy of Sciences de Estados Unidos y que advierte sobre las consecuencias económicas de un fenómeno a escala mundial.

En España se calcula que en poco más de una década el porcentaje de mayores de 65 años se acercará al 21% y llegará al 32,6% en 2050, lo que se traduce en 10,3 y 16,8 millones de jubilados, respectivamente. La esperanza de vida también aumentará, de tal modo que en 2025 habrá un 6,1% de españoles con más de 80 años (tres millones) y en 2050 representarán el 11,6% de la población total (casi seis millones), según los datos de la ONU, puesto que las previsiones del INE se limitan al año 2020. Una inversión de la pirámide poblacional que por sí misma significa un retroceso del crecimiento económico, al margen de las posibles crisis estructurales, ya que acarreará una disminución del consumo y la productividad, como explica el consultor empresarial Alejandro Macarrón en su informe titulado El suicidio demográfico en España

El Estado del bienestar, en peligro

La viabilidad del sistema de pensiones y la sanidad pública se pondrá claramente en duda a la vista de estas cifras, ya que la carga para los trabajadores en activo y empresarios será prácticamente insoportable. Así lo alertó estos días el exministro alemán de Economía Wolfgang Clement al tiempo que propuso una jubilación libre, al menos hasta los 80 años. “Es la consecuencia lógica del cambio demográfico, con jubilarnos a los 67 no alcanzamos. Quien quiera y pueda debe seguir trabajando hasta los 75 e incluso hasta los 80”, defendió el socialdemócrata.La población en edad de trabajar casi se equiparará a la jubilada a finales de siglo

La tendencia en el Viejo Continente, con unas tasas de fecundidad en continuo retroceso, tampoco deja margen al optimismo. Por ejemplo, en Holanda el número de trabajadores en activo por cada jubilado pasará de los cuatro actuales a 1,6 a finales de siglo y en Gran Bretaña esta misma cifra caerá del 3,6 al 1,6. En Estados Unidos el descenso será de 4,6 a 1,8, aunque el director de la investigación, Adrian Raftery, profesor de Demografía en la Universidad de Washington, apunta que el país norteamericano mantendrá una ligera ventaja de mano de obra sobre otros países desarrollados gracias a la inmigración. China podría dejar de ser la ‘fábrica del mundo’.

Saldo migratorio negativo

De mantenerse la tendencia migratoria actual en España, a finales de esta década el saldo será negativo (450.000 emigrantes por 513.000 inmigrantes), con una población estimada que también retrocederá, pasando de los 46,1 millones actuales a los 45,6 de dentro de ocho años, según las previsiones del Instituto Nacional de Estadística (INE). En este mismo período, el número de nacimientos descenderá a razón de unos 14.000 menos por año, pasando de los 496.000 del 2011 a los 481.000 que se estiman en 2020.

La crisis demográfica tendrá unas “dramáticas” consecuencias, según el equipo dirigido por Raftery, por lo que animan a la ONU a que incorpore los datos de este estudio, elaborados mediante una metodología estadística bayesiana (introducen probabilidades subjetivas en base a conocimientos previos), en su siguiente informe sobre tendencias demográficas que será lanzado en febrero del próximo año.En 2025 uno de cada cinco españoles superará los 65 años

La investigación excluye a los 38 países en los que el VIH se considera una epidemia, ya que requieren un método estadístico diferente, pero en el resto de países en vías de desarrollo se observa un ascenso de la esperanza de vida media, lo que eleva a 10.100 millones la población mundial a finales de este siglo, casi mil millones más de lo que se preveía hasta el momento. “Aunque no tenemos total seguridad de lo que vaya a suceder en el futuro, estas cifras deberían ser tenidas en cuenta por los responsables políticos para adaptar a ellas sus decisiones y proyecciones”, apunta Raftery.

Más población infraalimentada

Cada vez son más las voces que piden una nueva revisión de la edad de jubilación en España, una recomendación que ya llegado desde Bruselas o la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, pero que se podría convertir en una imposición de la troika que el país debería acatar para recibir el rescate bancario.China podría dejar de ser la 'fábrica del mundo' si se cumplen las previsiones

La convulsión demográfica internacional ya no solo preocupa en términos del Estado del bienestar, sino de supervivencia. El acceso a los alimentos y recursos estará menos garantizado, ya que descenderá la productividad paralelamente a la disminución de la población en edad de trabajar y, al mismo tiempo, aumentará el número total de habitantes del planeta. En la actualidad, con una población mundial de 7.000 millones de habitantes, la infraalimentación afecta a uno de cada cinco, por lo que a finales de siglo, con una población estimada de 10.100 millones, las cifras de hambrientos en el mundo podrían ser mucho más escalofriantes. Una auténtica “destrucción masiva”, como explicó a El Confidencial el vicepresidente del consejo consultivo de la Comisión de DDHH de la ONU, Jean Ziegler, en su último ensayo titulado La Geopolítica del Hambre (Península), al predecir nuevas crisis alimentarias provocadas por la especulación con los recursos agrarios.