Es noticia
Menú
"Si eres joven y ambicioso, la banca de inversión sigue siendo tu destino profesional"
  1. Alma, Corazón, Vida
GOLDMAN SACHS, LA EMPRESA PREFERIDA PARA TRABAJAR

"Si eres joven y ambicioso, la banca de inversión sigue siendo tu destino profesional"

Ante la crisis del sector financiero, sería lógico pensar que los jóvenes estudiantes se lo pensarán dos veces antes de elegir la banca como el entorno

Foto: "Si eres joven y ambicioso, la banca de inversión sigue siendo tu destino profesional"
"Si eres joven y ambicioso, la banca de inversión sigue siendo tu destino profesional"

Ante la crisis del sector financiero, sería lógico pensar que los jóvenes estudiantes se lo pensarán dos veces antes de elegir la banca como el entorno ideal para desempeñar su carrera laboral. ¿Es así? Según un reciente estudio realizado entre diversos estudiantes franceses por Universum, una agencia enfocada a los estudiantes, parece ser que no: los bancos siguen siendo el destino laboral predilecto de la mayor parte de estudiantes de las escuelas de negocios. Concretamente, empresas como Goldman Sachs, J.P. Morgan y Morgan Stanley aparecían muy bien situados, ya que a diferencia de lo que podría pensarse, siguen siendo las preferidas por los jóvenes, ya que siguen ofreciendo los salarios más altos del sector.

El consultor de Eurotalent Juan Carlos Cubeiro, señala que “estos bancos son muy criticados, sí, pero aún ganan mucho dinero. Y lo seguirán haciendo. Por lógica económica es normal que sean atractivos ya que siguen teniendo mucho poder en sus manos”. Y recuerda que, por ejemplo, Goldman Sachs, la preferida por los estudiantes, goza de una gran reputación internacional, desmarcada de la influencia de Lehmann Brothers. Ayer mismo fue elegida para valorar los activos de BFA-Bankia. “Si una persona es joven y ambiciosa, tiene ganas y aspiraciones, es normal que se plantee una carrera en una empresa como esta. Al fin y al cabo, los salarios siguen siendo altos, y la posibilidad de llevar a cabo una potente carrera con el tiempo, por lo que es previsible que atraiga al talento”.

La difícil situación de la banca comercial

Esta bonanza de los bancos de inversión se encuentra en conflicto con la caída de la banca de depósito. Es un momento especialmente crítico en el que los costes de personal están siendo recortados drásticamente, como ha ocurrido con Banca Cívica, que anunció recientemente que tiene intención de recortar 150 millones de euros en costes de personal, que se unen a los 13.820 empleos que se destruyeron en el sector entre 2008 y 2012 en España.

Los bancos han sido el icono por excelencia de las escuelas de negociosEl profesor de Economía del Instituto de Empresa Rafael Pampillón señala que “evidentemente, no es el mejor momento para los bancos. Se están produciendo tal cantidad de cierres, se está dando menos crédito, se están realizando nacionalizaciones, toda una serie de ajustes que provocan que a la fuerza se deban ajustar sueldos”. Sin embargo, se trata de una profesión que ha sido tradicionalmente considerada de manera positiva. En ese sentido, José Miguel Ucero, profesor del ESIC, cree que hay un “efecto inercia” en dicha concepción, ya que los efectos de la crisis tardan tiempo en dejarse ver en concepciones muy arraigadas, por lo que aún no hemos visto las consecuencias reales de dicha coyuntura.

El atractivo del sector

Víctor Conde, coordinador del Área de Empresa de la Universidad Antonio de Nebrija y responsable del Club de Emprendedores, no se muestra nada extrañado por los resultados de la encuesta. “Tiene bastante sentido porque siempre ha sido así. Es posible que al haber sido uno de los grandes damnificados por la crisis, parezca haber sufrido más, pero se trataba de un sector solvente, estable, que además reconocía fácilmente las titulaciones de las Escuelas de Negocios”, recuerda.

Ucero añade que la banca de depósitos, “ofrece una serie de ventajas que resultan muy atractivas, como las facilidades de cara a pedir un préstamo, la vivienda, ese tipo de ventajas marginales que son muy valoradas entre los trabajadores”. Y recuerda las razones que suelen llevar a alguien a trabajar en un banco: “en primer lugar es una cuestión de imagen, también que se trata de un sitio “limpio” y que, hasta ahora, no se habían ido nunca a pique. Otra cosa es que el futuro siga siendo así”.

Uno  de los movimientos que se ha producido el último año, según los resultados ofrecidos en el estudio, es el retorno de la preferencia por las consultoras en detrimento de los bancos, y donde vuelven a aparecer los nombres de algunas de las Big Four, como KPMG o Deloitte. Se trata un proceso opuesto al producido en los últimos años y una consecuencia de la incertidumbre prolongada en el sector financiero, que Pampillón atribuye a que “en las consultoras se aprende mucho, sí, pero se cobra poco y se exige una gran dedicación. Esa es una de las razones por las que en muchos casos se han abandonado a favor de los bancos, donde las retribuciones son mayores”.

El perfil tradicional

Otra de las explicaciones que señalan los expertos ante tal situación es el papel del banco como epítome de lo que debería ser el objetivo de todo estudiante. Víctor Conde recuerda que “ha sido un sector de referencia para la mayor parte de las escuelas de negocios, su icono por excelencia, y eso es algo que no cambia de la noche a la mañana. Además, es posible que si el sector financiero está igual de mal que otros, siga manteniendo ese valor diferencial”.

Se están produciendo una serie de ajustes que fuerzan a adelgazar los sueldosUno de los datos más representativos del estudio es que, aunque los estudiantes de las escuelas de negocios siguen prefiriendo los bancos, los universitarios se decantan por otro tipo de sectores, ya que salvo Goldman Sachs, ninguno figura entre las preferencias de los asistentes a las distintas facultades. Es lo que ha sido considerado una especie de autocensura, en cuanto que como señala el estudio, muchos estudiantes universitarios no se ven a sí mismos como parte de ese tipo de empresas. Ucero recuerda que “lo que ocurre es que la gente con una mayor vocación suele pasar por la Escuela de Negocios”, pero matiza que “también se puede acceder desde la Universidad, como por ejemplo ha ocurrido con Caja Madrid en los últimos tres años, donde desde la Complutense se accedía a través de unas prácticas y muchos se han quedado”.

Una situación transitoria

La mayor parte de los expertos se muestran bastante cautos ante lo que pueda ocurrir en el futuro, como consecuencia del “efecto retardo” al que se refiere Pampillón, y por el cual defiende que los cambios en el mercado no se están percibiendo como consecuencia de una visión tradicionalista entre parte del profesorado. “Algunos siguen aferrados a concepciones antiguas, es previsible que un futuro haya una cierta evolución”, señala el profesor. Y recuerda que “es algo temporal, dudo que próximamente se sigan pagando los mismos sueldos. Con la cantidad de cosas que están ocurriendo hay que adelgazar, pretender lo contrario es vivir en un mundo ideal”.

Víctor Conde señala que “aunque el sector bancario ha tenido una gran importancia, ahora percibo una evolución hacia las nuevas tecnologías, que es donde probablemente se encuentre el futuro, al menos en España”. Pampillón también habla de la innovación tecnológica como el área que se desarrollará más. Según el estudio, son los estudiantes universitarios y no los de las empresas de negocio los que apostaban por este tipo de empresas más tecnológicas, como Apple, Google o EADS.

Ante la crisis del sector financiero, sería lógico pensar que los jóvenes estudiantes se lo pensarán dos veces antes de elegir la banca como el entorno ideal para desempeñar su carrera laboral. ¿Es así? Según un reciente estudio realizado entre diversos estudiantes franceses por Universum, una agencia enfocada a los estudiantes, parece ser que no: los bancos siguen siendo el destino laboral predilecto de la mayor parte de estudiantes de las escuelas de negocios. Concretamente, empresas como Goldman Sachs, J.P. Morgan y Morgan Stanley aparecían muy bien situados, ya que a diferencia de lo que podría pensarse, siguen siendo las preferidas por los jóvenes, ya que siguen ofreciendo los salarios más altos del sector.