CANADÁ PREPARA LOS 'MINTCHIP'

El fin del euro y del dólar: llegan las monedas virtuales

¿Las divisas oficiales corren el riesgo de desaparecer en un futuro próximo ante el auge de las monedas virtuales descentralizadas? Este parece ser el temor de

Foto: El fin del euro y del dólar:  llegan las monedas virtuales
El fin del euro y del dólar: llegan las monedas virtuales
Autor
Tags
    Tiempo de lectura6 min

    ¿Las divisas oficiales corren el riesgo de desaparecer en un futuro próximo ante el auge de las monedas virtuales descentralizadas? Este parece ser el temor de la Royal Canadian Mint, la casa de la moneda oficial canadiense, que pretende lanzar en septiembre su propia moneda virtual, llamada MintChip, para utilizar en las transacciones comerciales electrónicas.

    El responsable de finanzas de la casa de moneda canadiense, Marc Brule, parece que ha adoptado el dicho de ‘si no puedes con el enemigo, únete a él’, ya que todas las experiencias monetarias en internet llevan el sello de empresas privadas, con el consiguiente riesgo para los Estados y bancos centrales de perder el monopolio de la oferta en un futuro no muy lejano. “A través de nuestros estudios de investigación hemos descubierto que algunas necesidades del mercado no se cubren con la oferta de pago actual”, explica en una entrevista concedida a The Wired.En el 2013 se espera que los ingresos por venta de moneda virutal alcancen los 6.000 millones de dólares

    Los créditos de redes sociales como Facebook o Tuenti, así como los famosos Bitcoins, desarrolladas por el informático japonés Satoshi Nakamoto, y que fueron utilizadas por Wikileaks como método de donación para sortear el bloqueo gubernamental de sus cuentas, ya mueven cantidades ingentes de dinero en la red. Según los cálculos de la Universidad de Indiana, los internautas gastaron el pasado año 1.000 millones de dólares en este tipo de divisas, mientras que para el 2013 se espera que los ingresos por la venta de monedas virtuales alcance los 6.000 millones de dólares sólo en Estados Unidos.

    Alerta estatal

    Este nuevo escenario dibuja una serie de incógnitas y peligros inherentes a estas prácticas, como el fraude, blanqueo de dinero o la posibilidad de realizar transacciones ilícitas en el mercado negro, sobre todo en el comercio de drogas, según han advertido las autoridades estadounidenses. El Gobierno chino también le ha visto las orejas al lobo y ha anunciado su intención de prohibir el uso de las monedas virtuales como medio de pago de bienes materiales.

    Brule defiende la iniciativa de la Royal Canadian Mint porque “no estamos tratando de desalentar el uso de dinero en efectivo en el mundo físico. Nosotros hemos acuñado para facilitar el comercio en Canadá desde hace más de un siglo y así se continuará haciendo”. Sin embargo, reconoce que “en el contexto de la explosión de la economía digital, el dinero tradicional no es aplicable y MintChip podría ser el equivalente del dinero en efectivo para las transacciones online”.La Royal Canadian Mint presentará su propia moneda virtual en septiembre de este año para operar internacionalmente en la red

    La pretensión de la Royal Canadian Mint es asociar las MintChip a cualquier dispositivo virtual (teléfonos móviles, ordenadores, tablets, discos USB, o incluso en la nube) que permita su uso en la red y posibilite transacciones de todo tipo, incluidos micropagos de cantidades extremadamente pequeñas, de una manera sencilla, eficiente en coste y sin necesidad de intercambiar datos personales, como ocurre con las tarjetas de crédito y métodos similares. Una oportunidad también para recuperar el control sobre el comercio digital, evitar el fraude y hacer aflorar el dinero negro.

    La gran oportunidad

    El tecnólogo y analista de la sociedad red, Enrique Dans, es de los que piensan que surgirán más iniciativas de este tipo. “Las consecuencias de una moneda virtual eficiente, bien planteada, y respaldada, como es el caso, por un país específico con una moneda fuerte, pueden ser sumamente interesantes en términos económicos”, explica, aunque no esconde su sorpresa por el hecho de que coloque el primer ladrillo “una institución dedicada a acuñar moneda tradicional”.

    Para Dans, la Royal Canadian Mint “ha reconocido una gran oportunidad porque será pionera en colonizar un espacio que se articula internacionalmente y no por proximidad”. El impacto macroeconómico de poner en funcionamiento los Bitmint rompiendo las fronteras estatales puede tener unas consecuencias de gran alcance al estar respalda en una moneda oficial.

    Esta moneda digital canadiense también puede servir para contrarrestar el poder que están adquiriendo otras monedas virtuales, acuñadas directamente por usuarios, con un planteamiento totalmente descentralizado.

    Burbuja financiera digital

    La corta vida de los Bitcoins, cuyo valor de cotización por unidad llegó a superar los 30 dólares e intercambiarse por divisas reales como yenes o libras, pone en entredicho este tipo de experiencias monetarias surgidas desde el ámbito privado. Una serie de ataques informáticos sacaron a relucir sus fallos de seguridad hasta disminuir en casi un 100% su precio de intercambio. “Estos modelos descentralizados de moneda virtual son mucho más arriesgados porque no se sabe en qué medida puede afectar el hacking y el hecho de que alguno de los eslabones de la cadena sean vulnerables”, explica Dans.Los impulsores de las Bitcoins defienden su implantación para solucionar los problemas de inflación

    Esta moneda virtual se balanceó en una burbuja financiera con un estrepitoso ascenso y una caída todavía más rápida. El economista australiano que trabaja en el concepto de la ‘criptomoneda’,  Michael Suede, un férreo defensor de los Bitcoins, explica que sus oscilaciones son una simple consecuencia de la especulación y del libre mercado. “Recuerden que es el mercado el que nos dice qué es moneda y qué no lo es y el mercado ha hablado. Los bitcoins tienen valor porque el mercado dice que tienen valor, no se imponen por decreto gubernamental”.

    Por esta supremacía de los mercados en la autorregulación del valor de las monedas, Suede explica que son “la solución al problema de la inflación de los recibos de oro por parte de bancos y gobiernos (algo que siempre acaba ocurriendo bajo el patrón oro) y a los problemas de fraude que impregnan a todos los sistemas de intercambio basados en meras representaciones en papel (o digitales) de commodities”.

    Los impulsores de esta moneda todavía van más allá y proponen las transacciones mediante Bitcoins como el mejor método para “protegerse” en un escenario en el que reine la inestabilidad, “especialmente, en España, Gracia y Europa”, aseguran. Pescar en aguas revueltas parece ser su objetivo para reimpulsar la moneda y preparar el terreno, dicen, “para un futuro en el que los sistemas bancarios fallen y las protecciones gubernamentales ya no estén disponibles”. Una postura que tratarán de divulgar mediante la publicación de un libro, que ya está confeccionado pero no ha revelado el título, y que llegará a las librerías españolas en las próximas semanas.

    Alma, Corazón, Vida
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    5 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios