Los productos de limpieza incrementan las posibilidades de padecer asma
  1. Alma, Corazón, Vida
TENEMOS QUE PROTEGERNOS

Los productos de limpieza incrementan las posibilidades de padecer asma

Cada día utilizamos más productos de limpieza que, además de ser un foco de contaminación, pueden ser una amenaza para nuestra salud. Concretamente, la proliferación de

placeholder Foto: Los productos de limpieza incrementan las posibilidades de padecer asma
Los productos de limpieza incrementan las posibilidades de padecer asma

Cada día utilizamos más productos de limpieza que, además de ser un foco de contaminación, pueden ser una amenaza para nuestra salud. Concretamente, la proliferación de agentes químicos en estos productos incrementa el riesgo de padecer asma, lo que se traduce en que los profesionales de la limpieza representan el gremio laboral más vulnerable a sufrir esta afección respiratoria, en auge desde los últimos años. Los síntomas: silbidos al respirar, tos, presión en el pecho y falta de aire.

Síntomas del asma: silbidos al respirar, tos, presión en el pecho y falta de aire

En los países industrializados, el asma es ya la enfermedad respiratoria ocupacional más frecuente, es decir, adquirida en los puestos de trabajo. ¿Por qué? Los productos de limpieza juegan un papel decisivo en la contaminación del aire y por tanto en las afecciones respiratorias como el asma. El deterioro del aire contribuye a una mayor incidencia de crisis de asma. Según datos de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), dos de cada diez episodios de asma bronquial se desarrollan en el lugar de trabajo.

Los principales agentes irritantes contenidos en productos de limpieza son los compuestos de amonio cuaternarios, los sprays desengrasantes, la lejía (hipoclorito sódico) y otros desinfectantes. Estos componentes por separado o en mezcla, así como la exposición a alérgenos de interiores –como ácaros y hongos–, se han relatado como posibles agentes causales de asma. Es más, la exposición prolongada a éstos se asocia a un peor pronóstico y a una disminución más acelerada de la función pulmonar.

Exposiciones bajas pero prolongadas, síntomas más graves

Los productos de limpieza también tienen un impacto en la calidad del agua

Los trabajadores de limpieza en cocinas, hospitales y escuelas son los que más riesgo tienen de padecer asma. "Este tipo de asma viene desarrollado por una exposición aguda  a altas concentraciones de irritantes. Aunque el tipo de asma más asociado a los trabajadores de la limpieza es el debido a exposiciones bajas o moderadas, pero prolongadas, a irritantes respiratorios", explican desde el SEPAR.

El problema se agrava cuando se limpian espacios pequeños y poco ventilados –como baños sin ventanas– donde los niveles de los químicos de limpieza en el aire pueden estar altamente concentrados. Los productos de limpieza también tienen un impacto en la calidad del agua. En mayo de 2002 un estudio del U.S Geological Survey demostró que casi el 70% de los riachuelos examinados en Estados Unidos contenían productos de desecho de detergentes, mientras que el 66% contenía desinfectantes.

Tenemos que limpiar en condiciones de seguridad

No es un secreto que los químicos de limpieza afectan a la salud humana, estamos bien informados sobre sus impactos a corto plazo –como irritación de la piel, ojos y pulmones–. De hecho, esta información está usualmente disponible en las etiquetas de los productos. Sin embargo, conocemos poco sobre los impactos a largo plazo, y la posible conexión con enfermedades crónicas, como el asma. "A día de hoy no existen trabajos que estudien la evolución clínica del asma en el sector de operarios de limpieza, nosotros lo vamos a empezar a hacer muy pronto", asegura el neumólogo del SEPAR Xavier Casas, que recomienda a los profesionales de la limpieza adoptar medidas de prevención y usar los productos en condiciones de seguridad. "Los trabajadores deben ponerse mascarilla y utilizar productos con bajos niveles de toxicidad, así como medir su uso", puntualiza.

Los trabajadores deben ponerse mascarilla y utilizar productos con bajos niveles de toxicidad, así como medir su uso

Los productos químicos –como desinfectantes, insecticidas o detergentes– que se emplean en las tareas de limpieza o sustancias vegetales –como el látex– son algunos de los factores que contribuyen a aumentar el riesgo de asma entre los empleados de limpieza. En concreto, y según los últimos datos de un estudio realizado en Finlandia del que se ha hecho eco el SEPAR, tienen un 42% más de papeletas de padecer asma que el resto. Otro estudio basado en las encuestas del Europeo de Salud Respiratoria informan de un incremento del riesgo de asma entre un 30 y un 50% en adultos que usaban productos de limpieza en forma de spray en sus hogares, al menos, una vez por semana. "En nuestro país, un estudio de asma incidente en el adulto relacionaba la limpieza doméstica en un 4% de todos los casos y se consideró la ocupación de riesgo que más se asociaba a esta enfermedad", comenta Casas.

El equipo liderado por el doctor David Vizcaya del Centro de Investigación en Epidemiologia (CREAL) y el Hospital del Mar de Barcelona publicaron en mayo del 2011 en la revista British Medical Journal el estudio A workforce-based study of occupational exposures and asthma symptoms in cleaning workers (Estudio basado en las exposiciones ocupacionales y los síntomas de asma en los trabajadores de la limpieza) con el objetivo de identificar los productos específicos que pueden producir asma y si el tipo de limpieza que se realiza y el lugar tienen alguna asociación. El estudio confirmó que los trabajadores de la limpieza tenían un alto riesgo de padecer asma y síntomas respiratorios.

Hay que avisar al médico de que se trabaja con productos tóxicos

Muchos trabajadores de la limpieza con asma se ven obligados a abandonar su trabajo

Ya alertaron entonces de que estos resultados debían permitir promover estrategias para salvaguardar la salud de los trabajadores de la limpieza y alertarles de los riesgos que conlleva la exposición a estos productos, así como de la necesidad de detectar de forma precoz los síntomas y acudir al médico. Casas aconseja que lo primero que debe hacer una persona que detecte síntomas es acudir a su médico de referencia y advertirle de que trabaja con productos de limpieza para así establecer una relación causa-efecto. "Es muy difícil de determinar porque los enfermos no suelen asociar el empeoramiento de los síntomas con el trabajo", lamenta el especialista.

Según informa Casas, muchas de las personas relacionadas en este ámbito se ven obligadas a dejar su trabajo, debido a que los problemas de salud cada vez son más persistentes y los síntomas más graves.

En el V Congreso Internacional de Medicina Ambiental, celebrado en Madrid el pasado mes de junio, también se recalcaba la necesidad de que nuestro ambiente sea un entorno más sano. “No queremos provocar alarma –se decía en esa declaración- pero sí alertar del riesgo del uso abusivo de químicos tóxicos en productos que usamos todos los días y en nuestras casas y lugares de trabajo”. Además, el asma también afecta a nuestro bolsillo, ya que es causa frecuente de hospitalización, visitas médicas, tratamientos y bajas laborales.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más