La cocaína, la droga estrella de las juergas

Entró en la vida de decenas de miles de españoles “hace no mucho” y lo hizo para quedarse. Quien la toma se siente como “un ser

Foto: La cocaína, la droga estrella de las juergas
La cocaína, la droga estrella de las juergas
Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min

    Entró en la vida de decenas de miles de españoles “hace no mucho” y lo hizo para quedarse. Quien la toma se siente como “un ser superior”, “ingenioso” y ya no concibe una noche de copas sin ella. La cocaína es el “psicoestimulante estrella” que “acompaña en el tiempo de ocio”, y tras ella se esconden graves casos de adicción, violencia y fracaso escolar. A diferencia del tabaco y el alcohol, cuyo consumo ha bajado en la última década, el de la cocaína se mantiene en niveles altos. El director general de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) Ignacio Calderón ha analizado en El Confidencial los datos que se desprenden de la Encuesta Domiciliaria sobre Alcohol y Drogas en España (EDADES) 2007/2008 presentada este martes por los ministros de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, e Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

     

    ¿Cómo valora los datos de reducción en el consumo de alcohol y tabaco?

     

    Son datos positivos. Datos de bajada que confirman un cierto cambio de tendencia que ya empezó en la encuesta anterior, pero siguen siendo cifras muy importantes.

     

    ¿Los problemas económicos de los consumidores ayudan al descenso en el consumo de drogas?

     

    Las crisis no tiene nada que ver con los datos que arroja la encuesta. El esfuerzo que se ha hecho en España es importante: tanto desde la política con la Ley del Tabaco, como desde Interior con la presión y las campañas de los accidentes de tráfico, como desde los medios de comunicación, las familias, la educación, las organizaciones no gubernamentales... La sensibilización influye mucho.

     

    A pesar del descenso en el consumo de tabaco y alcohol, el de la cocaína sigue siendo uno de los más altos del mundo.

     

    La cocaína ha cogido protagonismo hace no mucho tiempo. Antes su consumo se daba dentro de un colectivo muy determinado de la clase social más alta pero en un momento determinado entró en el bazar de la droga y su consumo se inicia a los 15,7 años. Es un psicoestimulante muy limpio y la sociedad busca no limitarse en la diversión. Hace sentirse a quien lo toma un ser superior e ingenioso. Es un silencio clínico. En España estamos muy a la cabeza en su consumo y la euforia de los datos que apuntan su estancamiento no tiene que impedir que sigamos haciendo entender porque hay una gran confusión social. La sociedad debe conocer la importancia del fenómeno porque la visión de la gente no coincide con la realidad actual. Las sustancias que se consumen actualmente no generan un efecto tan alarmante como el de la heroína; no asusta tanto, pero se debe saber que tras su consumo hay daños colaterales que no siempre se identifican como la violencia o el fracaso escolar.

     

    ¿Y cuando la cocaína se consume junto a otras sustancias nocivas?

     

    El alcohol es la sustancia más consumida de todas pero existe el policonsumo. Todos mezclan. Conocen los efectos de la sustancia que están tomando y lo compensan con drogas. En la mayoría de los casos no se toma una sustancia exclusiva; el alcohol y el cannabis están presentes en casi todos. Las drogas se han convertido en productos de consumo y diversión; como acompañamiento. Cuando uno está toda la noche de cubatas y lo mezcla con otras drogas es enormemente peligroso pero también lo es por separado. Independientemente de las mezclas cada droga por separado es muy peligrosa.

     

    ¿Es la juventud actual menos sana que la de antes?

     

    La mayoría de los jóvenes toma drogas legales. El consumo de cannabis ha descendido del 25 al 20%, lo que quiere decir que un 80% no consume. Aun así el 20% es un dato muy alto.

     

    ¿Cuáles son los motivos principales que les llevan a probar las drogas?

     

    Las drogas se han convertido en un elemento de acompañamiento, diversión y ocio como un elemento casi inseparable. Entre los motivos de probar las drogas está el de que el joven no sabe cómo divertirse sin ello. Saben del peligro pero la mayoría del consumo en España es esporádico.

     

    ¿Es más fácil conseguir drogas ilegales en la actualidad?

     

    El acceso a las drogas es fácil aunque menos que antes. Ahora hay mucha vigilancia, aunque cada año, desde 1988, siguen llamando a FAD unas 14.000 personas. El año en el que más llamadas recibimos fue en 2002. Fueron unas 24.000 y el 50% tenían que ver con la cocaína por lo que tuvimos que dar la voz de alerta. Antes la heroína era la que daba más problemas. Ahora, la droga ‘estrella’, con un crecimiento rapidísimo es la cocaína, la droga que colapsa más del 40% de las llamadas. Tenemos que dar la máxima protección a los menores. Los efectos de las drogas en ellos son mucho más perjudiciales.

     

     

    Alma, Corazón, Vida
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios