El envejecimiento de la población es una bomba para las pensiones

La oficina estadística de la Unión Europea, Eurostat, estima que la población del bloque alcanzará los 506 millones de personas para el 2060, cuando sólo habrá

Autor
Tags
    Tiempo de lectura2 min

    La oficina estadística de la Unión Europea, Eurostat, estima que la población del bloque alcanzará los 506 millones de personas para el 2060, cuando sólo habrá dos individuos en edad de trabajar por cada adulto de 65 años o más. Las autoridades se están preparando para un gran aumento en el número de pensionistas, lo que pondrá a prueba las arcas públicas, ya que el aumento de la esperanza de vida reduce la proporción de población activa, incluso contando con la inmigración.

    En la actualidad hay cuatro personas activas por cada ciudadano de 65 años o más. Se calcula que la población combinada del bloque de 27 países alcanzará los 521 millones en el 2035, frente a los 495 millones de personas que había en enero de este año, y se espera que las muertes superen a los nacimientos a partir del 2015, según Eurostat. A partir del 2035, ni siquiera la inmigración neta servirá de contrapeso para equilibrar el impacto negativo de la reducción de natalidad, de acuerdo a Eurostat. La economía del bloque sufrirá al haber menos gente trabajando y los ministros de economía europeos están estudiando el asunto.

     

    España, envejecida

    Más de dos millones de españoles superan los ochenta años y constituyen el 4,6% del total de la población del país, según el último padrón municipal publicado por el Instituto Nacional de Estadística. En total, y según el censo de 1 de enero de 2008, un total de 2.127.348 españoles tienen más de 80 años, y de ellos 1.379.945 son mujeres, que representan el 65% del total. En cuanto al porcentaje que supone este colectivo sobre la población total, Castilla y León es la autonomía más envejecida, hasta un 7,2%, casi tres puntos por encima de la media nacional. Le siguen como comunidades más envejecidas Asturias, Galicia y Aragón. Las autonomías con menor porcentaje de población octogenaria es Canarias (2,7%), Murcia (3,4%) y Andalucía y Baleares (3,6%), además de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, con el 2,3% y el 2,4%, respectivamente.

    El acusado envejecimiento de la población que registran estas autonomías es una de las singularidades que exponen sus gobiernos autonómicos en las propuestas de financiación al objeto de conseguir más recursos económicos. Los problemas derivados del envejecimiento de la población son cada vez más patentes en España. Ya desde principios de esta década se ha ido alertando de las consecuencias de dicho envejecimiento, que van desde los peligros que suponen para el sistema público de pensiones hasta el aumento de casos de enfermedades que pueden estar asociadas a la edad, como el cáncer o el Alzheimer. 

    Alma, Corazón, Vida
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios