Un útero artificial para los óvulos fertilizados 'in vitro'
  1. Alma, Corazón, Vida

Un útero artificial para los óvulos fertilizados 'in vitro'

Un grupo de científicos japoneses dijo que creó un 'útero' para incubar en sus primeros días óvulos fertilizados artificialmente, lo que los ayudaría a crecer casi

Foto: Un útero artificial para los óvulos fertilizados 'in vitro'
Un útero artificial para los óvulos fertilizados 'in vitro'

Un grupo de científicos japoneses dijo que creó un 'útero' para incubar en sus primeros días óvulos fertilizados artificialmente, lo que los ayudaría a crecer casi tan rápido como lo harían en un vientre humano. Actualmente, los embriones humanos surgidos de fertilización in vitro (FIV) son mantenidos en "microgotas", una mezcla de aceite mineral y fluido de cultivo, para evitar que se sequen.

Pero ese mecanismo está lejos de igualar las condiciones que provee el útero humano. Los embriones fertilizados artificialmente suelen crecer mucho más despacio en las microgotas, comparados con los embriones concebidos naturalmente. Esto no es lo ideal porque se considera que los embriones más grandes y de más rápido crecimiento tienen mejores chances de sobrevivir después de ser reinsertados en el vientre materno.

En la última edición de New Scientist Magazine, investigadores de Japón indicaron que diseñaron un 'chip' de 2 milímetros (mm) de ancho y 0,5 mm de alto que, según explicaron, simula mejor las condiciones del útero natural. Los embriones frescos sometidos a FIV son colocados en los chips, que descansan en una membrana de células uterinas cultivadas, y, una vez que están listos para pegarse ellos mismos a la pared del útero, son reinsertados en la matriz materna.

"La idea es brindar un ambiente más confortable para los embriones (...) Funciona como una cama para los embriones", dijo Teruo Fujii, del Instituto de Ciencia Industrial de la Universidad de Tokio. El equipo de Fujii experimentó con embriones de ratones y halló que aquellos criados en chips crecieron más rápido que los que fueron colocados en microgotas.

El 80% de los embriones mantenidos dentro de los chips estuvieron listos para ser colocados en el útero en 72 horas, mientras que sólo el 20% de los que permanecieron en microgotas llegaron a ese estadio en la misma cantidad de tiempo. "Es una enorme diferencia entre el método convencional y nuestro dispositivo", expresó Fujii durante una entrevista telefónica.

"Los embriones que se desarrollan rápido son de mayor calidad (...) por lo que el ambiente de un útero artificial puede brindarnos una forma de hacer que se desarrollen más rápido y simular una situación más cercana" a la del vientre, dijo el experto. Los investigadores esperan usar el chip finalmente en embriones humanos. Con todo, los óvulos mantenidos dentro de ratones hembras siguieron teniendo la mejor respuesta. Un 90% de ellos estuvieron listos para llegar al útero en 72 horas.