podría usarse para dirigirles publicidad

Un nuevo modelo de Barbie graba la voz de los niños y la envía a Mattel

Los juguetes intentan actualizarse, pero eso tiene sus riesgos. Hello Barbie, el último modelo de la famosa muñeca, incluye un 'software' que escucha y aprende de su dueña. Ha levantado polémica

Foto: Hello Barbie, la muñeca inteligente que ha desatado la polémica
Hello Barbie, la muñeca inteligente que ha desatado la polémica

La industria juguetera se haya en la difícil posición de adaptar sus productos a un público que demuestra un apego cada vez mayor a la tecnología, y desde edades más tempranas. A la vez, tiene que andar con pies de plomo para que los derechos de su jovencísimo público no se vean comprometidos, especialmente su privacidad, un asunto delicado cuando son menores los que pueden salir perjudicados. En este panorama, la que probablemente es la muñeca más famosa de la historia ha hecho saltar la polémica.

Hello Barbie es el último lanzamiento de la icónica muñeca, perteneciente a la marca Mattel. Entre otras funciones, Hello Barbie cuenta con conexión wifi y con un software de reconocimiento de voz con el que podrá escuchar lo que le digan y responder. Sus creadores aseguran que con el tiempo y el uso irá aprendiendo, y se ajustará a los temas de conversación que más le interesen al menor.

La muñeca funciona gracias un pequeño micrófono que se activa apretando un botón. Cuando su dueña habla, las grabaciones de audio viajan por la red hasta un servidor donde los cortes son procesados, ayudando así a confeccionar las respuestas de Barbie. La tecnología que utiliza la muñeca fue creada por una startup de San Francisco, ToyTalk, fundada por dos exempleados de Pixar que ya han creado un puñado de apps con las que los niños pueden hablar con todo tipo de animales o seres fantásticos. Esto es lo que se puede leer en sus políticas de privacidad:

“Podremos utilizar, transcribir y almacenar estas grabaciones para proporcionar y mantener el servicio, para desarrollar, probar o mejorar la tecnología de reconocimiento de voz y los algoritmos de inteligencia y para otros propósitos de investigación, de desarrollo o internos”.

“Podremos compartir las grabaciones con los proveedores de servicio que nos asisten para proporcionarlo o para desarrollar, probar y mejorar la tecnología de reconocimiento de voz y los algoritmos de inteligencia artificial, o llevar a cabo investigación y desarrollo en cualquier otra forma”.

“También podríamos compartir datos y transcripciones de esas grabaciones, de los que se habría eliminado cualquier información personal, con proveedores de servicio u otras terceras partes, para su uso en el desarrollo, prueba y mejora de tecnología de reconocimiento de voz y algoritmos de inteligencia artificial y para investigación y desarrollo en cualquier otra forma”.

Una puerta abierta a la publicidad personalizada

Los defensores de la privacidad y las organizaciones que buscan proteger a los niños de la publicidad malintencionada han puesto el grito en el cielo por las implicaciones que puede tener este juguete en manos de menores, hasta el punto de pedir que no salga al mercado, algo que está previsto que ocurra en otoño de este año.

Los niños estarán hablando directamente con un conglomerado de empresas jugueteras que tienen en ellos un interés financiero

“Si yo tuviese un hijo pequeño me preocuparía mucho que sus conversaciones privadas con sus juguetes estuviesen siendo grabadas y analizadas”, asegura Angela Campbell, miembro del Centro de Privacidad y Tecnología de la Universidad de Georgetown. Hello Barbie, asegura, puede hacer preguntas sobre los intereses de su dueña, sus aspiraciones o su familia, y las respuestas “pueden tener un enorme valor para los anunciantes, o utilizarse para un marketing inapropiado con los niños”.

Porque esa es una de las principales preocupaciones, que sus intereses se terminen transformando en publicidad especialmente dirigida a ellos. Susan Linn, directora de la Campaña para una Infancia Libre de Anuncios, teme que los niños sean, por ejemplo, animados de forma sutil a pedir a sus padres otros productos de Barbie. “Los niños que jueguen con Hello Barbie no estarán hablando solo con una muñeca, estarán hablando directamente con un conglomerado de empresas jugueteras que tienen en ellos un interés financiero”, asegura. “Es siniestro, y crea un peligro para los niños y sus familias”.

“Mattel está comprometida con la seguridad, y Hello Barbie se ajustará a los estándares gubernamentales”, ha asegurado Mattel en un comunicado para The Washington Post. Oren Jacob, CEO de ToyTalk dijo al mismo periódico que “los datos nunca se utilizan para nada relacionado con el marketing, la publicidad ni nada parecido. En absoluto”.

Faltan unos meses para su aterrizaje en el mercado, y ToyTalk aún está desarrollando su política de privacidad, pero adelanta que seguramente incluirá una app en la que los padres tendrán que registrarse y dar su consentimiento para que la voz de sus hijos sea grabada. Además, según lo que se hizo público en la presentación del juguete, los padres recibirán un email diario o semanal con acceso a los audios de las conversaciones de sus hijos con la muñeca. “Queremos asegurarnos de que los padres tienen el control de los datos de su familia todo el tiempo”, asegura  Jacob.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios