SOLAMENTE GOOGLE MANTENDRÁ SU HEGEMONÍA

Qué empresas tecnológicas dominarán el mundo en 2030

En 2012, el editor jefe de The Economist, Daniel Franklin, lanzó una lista premonitoria anticipando las empresas que dominarán el mundo dentro de dos décadas. Una
Foto: Qué empresas tecnológicas dominarán el mundo en 2030
Qué empresas tecnológicas dominarán el mundo en 2030
Fecha
Tags
    En 2012, el editor jefe de The Economist, Daniel Franklin, lanzó una lista premonitoria anticipando las empresas que dominarán el mundo dentro de dos décadas. Una especie de juego donde se atrevió a profetizar grandes fusiones, en previsión de las tendencias tecnológicas llamadas a mover los hilos del mundo.

    Vaticinó que la primera empresa del planeta en 2035 se llamará Exxon-Hydro, nacida de la fusión de la firma petrolera y la empresa de energías renovables. Su nicho de mercado: el agua, “que se convertirá en el recurso estratégico más importante”.

    En cuanto a la industria del software, Franklin imagina una empresa de nombre Tatasoft, pensando en una futurible adquisición de Microsoft por parte de la india Tata. Algo parecido a lo que piensa que ocurrirá con la industria del cine, con la fusión de Bollywood y Disney en una nueva empresa global: BollyDis.

    En cuanto a Google, que en todas las quinielas a largo plazo aparece como la empresa global por excelencia, Franklin apuesta por la reconversión del gigante tecnológico a los negocios bancarios, con el surgimiento de un nuevo imperio de nombre SGG (Goldman Sachs Google). 


    En ese sentido, el economista Simón Pérez, no está totalmente de acuerdo. "Pueden tener partners, alianzas, por ejemplo es posible que Microsoft se quede con parte de Bank of America, pero de ahí a ver un Google Bank, no lo veo, pero todo es jugar a predecir”, explica a Teknautas el autor de Defiende tu dinero.
    La supervivencia de Google
    No obstante, parece que Google es la empresa con más posibilidades de mantener su hegemonía. Sobre todo, “por su capacidad para cambiar de rumbo, porque estar dispuesto al cambio es lo único que sirve”, apunta a Teknautas Carles Coll, fundador de 1Tapps y uno de los desarrolladores de apps para AppStore más exitosos del mundo.

    “Aunque siempre que veo cualquier estudio a diez años vista, me río. Aún me acuerdo de estar con Altavista, antes de Google, y nadie se podía imaginar un buscador instantáneo”, apunta. “Apple ha estado a punto de desaparecer varias veces. Microsoft acaba de iniciar un proceso de reestructuración interna e IBM hoy se dedica a hacer I+D, y ya no se parece nada a lo que era. ¿Entre los grandes, quiénes sabrán adaptarse? No lo sé”.

    "Es difícil que los viejos conocidos caigan, no han llegado donde están por su innovación o por su brillante idea en un momento determinado y sí por su capacidad de adaptación a los cambios. Entre los gigantes, Google es quien tiene mayor velocidad de reflejos, quien mejor consigue capturar los intereses de la población y transformarlo en producto. Si lo pensamos detenidamente, es lógico que pueda hacer eso, ya que son los dueños del mayor buscador del planeta y solo tienen que prestar atención a lo que buscamos en internet para ofrecer lo que la gente quiere", piensa, por su parte, Diego Polo, fundador de Wwwhatsnew.

    Sobre Microsoft, el empresario tecnológico piensa que la firma está pasando por una fase crítica: "Puede definir su futuro en los próximos cinco años. Su sistema operativo para móviles no consigue hacer frente a Android y iOS y su Windows 8 no tiene todo el éxito esperado. Si no cambia su linea de productos para algo más asequible y atractivo, podrá desaparecer en la próxima década".


    Para Andreu Veà, Google no sólo está llamada a liderar el futuro, sino que ya se está preparando para ello. “Google persistirá, pero no como buscador, sino como director general del tráfico mundial. Todo va a terminar siendo un monopolio”, explica a Teknautas el presidente de la Internet Society.

    “En internet todo tiende hacia la verticalidad y el monopolio. Por ejemplo, hemos visto cómo Infojobs ha destronado a los clasificados de los periódicos: ya es imbatible. Y algo parecido ha hecho Idealista. Ahora mismo, Google Maps ya es un monopolio. En general, Google se dedica a resolver problemas que todavía no tienes”, agrega Veà.

    Aunque el editor de The Economist se imagina el sector del automóvil dominado por China, gracias a su mercado interno, el presidente de la Internet Society ve en el proyecto del coche de Google las líneas maestras del futuro de la empresa.

    “El buscador sólo es una excusa. Los mapas de Google y su coche automático, que en Estados Unidos ya ha recorrido cientos de miles de millas sin un solo accidente, van a converger. Quien tenga toda la información de todas las carreteras del mundo, dominará el sector”, piensa.
    La evolución de la tecnología
    Sin embargo, adelantarse al futuro es imposible. “Para 2030 queda demasiado tiempo, pero una de las empresas de internet que va a ser más importante en los próximos años es Kickstarter”, cuenta a Teknautas Javier Martín, fundador de Loogic.

    “También creo que Twitter tiene mucho recorrido por delante y que pronto estará a la altura de Facebook. Para 2030, el gran avance serán nuevos dispositivos con los que nos conectaremos a internet, ahora empezamos a ver algunas cosas con Google Glass”, añade.


    Hoy por hoy, el universo de las apps móviles está en la cresta de la ola. Parece que llevan siglos con nosotros, pero son una realidad muy reciente. “Apenas nació hace 5 años la AppStore”, señala Carles Coll. Por eso, para el catalán, el dominio del mercado no dependerá tanto de las empresas sino de la evolución de la tecnología y de la capacidad de las nuevas o viejas compañías para incorporarlas al mercado.

    “Qué pasará depende mucho de cómo evolucione la tecnología, no tanto de las empresas que conocemos. Sólo con que aparezca una de estas tres tecnologías disruptivas, todo lo que conocemos se va al garete: ordenadores cuánticos, nanotecnología aplicada a nuestro día a día y energía eléctrica gratis”, informa Coll.
    Sectores emergentes
    Andreu Veà cree que el futuro será “más pequeño, más barato y más rápido”. En ese sentido, “por ejemplo, si el espacio en internet no hubiese sido tan barato, jamás habrían aparecido empresas como Vine o Youtube”, señala el fundador de 1Tapp.

    "En las nuevas startups hay muchas promesas, pero cada vez que una se destaca, como el caso de Waze, llegó un gigante y lo compró. Ocurrió lo mismo con Skype y, seguramente, ocurrirá lo mismo con Whatsapp y compañía. En el mercado actual es muy difícil que nazca una nueva Microsoft o una competencia a Google, las ofertas de miles de millones de dólares ofrecidas por las grandes compañías son mucho más tentadoras que las promesas de un futuro brillante" piensa Diego Polo. "Dropbox, MyShoeBox... son muchos los proyectos actuales con gran proyección de futuro, aunque no creo que ninguno de ellos llegue a 2020 sin pertenecer a otra gran compañía".


    Siguiendo con el juego iniciado por Daniel Franklin, atendiendo a la posibilidad de que surjan, como siempre ha ocurrido -y Facebook es uno de los últimos ejemplos- empresas de la nada con un fuerte empuje en sectores emergentes, el editor de The Economist imagina tres industrias calientes: la impresión 3D, la educación y la industria farmacéutica.

    En el caso de la impresión 3D, Franklin piensa en una nueva compañía global de nombre ManuVation, especializada en fabricación aditiva. En el ámbito de la educación, el único sector que para Steve Jobs las nuevas tecnologías todavía no habían explotado, OxBridgeHarvard es su propuesta (también imaginaria) para liderar el negocio del e-learning en habla inglesa.

    "En lo que se refiere a Facebook... no le veo mucho futuro. Es una moda pasajera, que puede durar 5 o 10 años, pero será necesario que entren en otros mercados para no concentrarse únicamente en su red social. De la misma manera que Google dejó de ser un simple buscador, Facebook tendrá que dejar de ser una simple red social. Y en cuanto a Apple, que parece haber perdido con Steve Jobs su gen creativo, las actualizaciones de los últimos años no dejan de ser actualizaciones, sin presentar productos que nos dejen con la boca abierta, sin sorprender como lo consiguieron con el lanzamiento del iPhone", piensa Diego Polo.