La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

La obsesión por los ingenieros en Silicon Valley

Uno de los tópicos más extendidos sobre Silicon Valley dice que el sector tecnológico aquí está orientado y dirigido por ingenieros, y que son ellos los
Foto: La obsesión por los ingenieros en Silicon Valley
La obsesión por los ingenieros en Silicon Valley
Tiempo de lectura7 min
Uno de los tópicos más extendidos sobre Silicon Valley dice que el sector tecnológico aquí está orientado y dirigido por ingenieros, y que son ellos los que cortan el bacalao en las empresas del Valle. En Europa, por el contrario, las startups normalmente las crean y dirigen emprendedores con perfiles más orientados al marketing y ventas o producto y contenidos. Curiosamente, a diferencia del resto de mitos que hemos ido desmontando semana a semana en estos #SiliconValleyFacts, éste sí es cierto: aquí el mercado gira en gran medida en torno a los ingenieros y programadores, a los que se trata como si fueran estrellas del rock. 

Al poco de llegar a San Francisco ya me di cuenta de por dónde iban los tiros: el encargado de mantenimiento del edificio donde tenía alquilado mi apartamento se presentó como el "Building Engineer", dejándome con la boca abierta y una media sonrisa cínica en los labios. Que un chapuzas de toda la vida se presente a sí mismo como el "ingeniero del edificio" indica con bastante claridad la importancia que aquí se da a los títulos profesionales, y más concretamente al hecho de ser ingeniero (aunque no lo seas, como era el caso, y siempre con todo mi respeto para los que se dedican a las "ñapas" :)). 

Aquí ser ingeniero mola. Es el perfil profesional más demandado y el que más cobra, con diferencia: unos 80.000 dólares anuales los recién licenciados sin experiencia y unos US$ 120.000 si ya llevas dos años trabajando en el sector. No es raro ver enormes carteles publicitarios en la ciudad, o en la famosa Route 101 entre San Francisco y San José, ofreciendo trabajo para "techies" en las empresas más conocidas. Compañías como Google, Facebook, Ebay o Yahoo! tienen programas de captación por el cual pagan a sus trabajadores jugosas primas de entre 3.000 y 6.000 dólares por presentar a un programador a la empresa,  si éste acaba siendo contratado. Si presentas a potenciales trabajadores con otros perfiles, o bien no hay prima o la misma se reduce de forma considerable. 

También es muy habitual que muchos emprendedores con una idea busquen de mil formas posibles a algún ingeniero que se quiera sumar al proyecto como co-fundador: ponen anuncios en webs especializadas, y hasta se hacen eventos de presentación al más puro estilo de los eventos de "dating" para buscar pareja. Esto quizá suene raro en Europa, donde si un emprendedor de perfil no tecnológico tiene una idea, puede recurrir a una empresa externa para el desarrollo, o puede contratar a un programador para llevarla a cabo. También, por supuesto, se puede optar por un co-fundador técnico, pero digamos que hay más opciones y no pasa nada por seguir otros caminos. 


En Silicon Valley, por el contrario, NECESITAS tener a un co-fundador ingeniero que esté al mismo nivel que el creador de la idea. Lo necesitas porque aporta peso específico y seriedad al proyecto, ya sea como CTO o incluso como CEO, porque eso es lo que esperan los inversores. En un entorno donde los programadores tienen tanto peso específico y son tan respetados (y donde te los pueden robar con enorme facilidad ofreciendo más dinero y mejores condiciones que tú), muchos VCs no conciben invertir en una startup donde el mago de la programación no sea socio fundador y tenga una gran aportación que hacer en el proyecto. De hecho, muchos inversores analizan a fondo los perfiles técnicos de la empresa, y pueden dejar de invertir si el "techie" que da la cara no les convence, o si no está bien "atado" con un porcentaje de acciones muy relevante. 

No es de extrañar, por tanto, que los ingenieros y programadores se sientan aquí los reyes del mambo. Porque lo son. 

Probablemente esto sea así por razones históricas. No olvidemos que Silicon Valley surge alrededor de empresas fundamentalmente de hardware, donde la ingeniería es la pieza clave para el éxito del producto. Posteriormente el sector viró hacia una importancia mayor de los sistemas operativos y grandes programas, donde también los desarrolladores y su virtuosismo eran una pieza central. 

No es de extrañar, por tanto, que los ingenieros y programadores se sientan aquí los reyes del mambo. Porque lo son.Incluso después, en los inicios de la era digital dominada por Internet, la creatividad y capacidad del equipo técnico era vital para diferenciarse, porque había que tirar millones de líneas de código, con lenguajes menos desarrollados y menos estándar que hoy en día. Todo estaba por hacer, y ahí los ingenieros seguían reinando. 

Pero hoy en día ya no hay tantas diferencias. Hoy una aplicación para iPhone para hacer y compartir fotos, que se puede copiar en cuestión de semanas por un equipo pequeño, vale mil millones de dólares. O una web de cupones, a la que le surgen centenares de clones en cuestión de días, recibe inversiones multimillonarias. O una web de mensajes de texto que se caía casi cada día por deficiencias técnicas se convierte en uno de los mayores fenómenos del sector en muchos años. Así que algo más que ingeniería y tecnología hay detrás. 

Hoy sigue habiendo programadores buenos y malos, rápidos y lentos, tontos y genios... pero las diferencias en el resultado obtenido por unos y otros cada vez son menores gracias al uso masivo de los estándares, a los servicios en la nube, y a los millones de elementos de programación pre-existentes, de módulos con los que crear casi cualquier cosa, que están a disposición de todos por el enorme desarrollo del software libre. Hoy para ser un buen programador casi es más importante saber buscar bien y elegir los componentes idóneos para tu proyecto que ser un verdadero genio de la programación. 

Digamos que hoy en día, la parte técnica, siendo imprescindible, se da por supuesta, casi como si fuera un "commodity". La programación no es lo que realmente aporta un valor diferencial si analizamos muchos de los proyectos online que triunfan hoy. Aunque hay excepciones, casi todo se puede copiar con relativa facilidad y sin inversiones demasiado grandes. Hoy son otros los elementos que confluyen en el triunfo o el fracaso de un proyecto digital. Ya hablamos en su momento de la cada vez mayor importancia del diseño en Silicon Valley, o de la relevancia central de los contenidos

Estoy convencido de que en este momento la diferencia entre ganar y perder está en una mezcla de ideas, buena ejecución técnica, buen diseño, buena marca, buen posicionamiento, saber acertar con el momento oportuno, tener los inversores adecuados, generar presencia en medios de forma masiva o saber innovar en marketing o en precios... En resumen, que hoy en día lo realmente importante es tener un equipo multidisciplinar potente. Un equipo que debe incluir buenos programadores y ingenieros, claro, pero éstos ya no serán los únicos en aportar valor a la empresa

Por eso creo, y hay señales que así lo evidencian, que la era de la ingeniería en Silicon Valley tiene los días contados, y cada vez más se valorarán más otros perfiles como elementos clave en el futuro de las empresas digitales. Pero mientras, si quieres conseguir inversión, necesitarás a tu co-fundador técnico para convencer a los VCs. La mentalidad y una cultura arraigada durante tantos años no se cambian en dos días. 

#10
Compartir
Hey!!

1- Me siento muy identificado con tus descubrimientos y observaciones acerca del ecosistema innovador americano. Desde mi experiencia en el mundo innovador de Chicago, me sorprende lo profunda, sencilla, intuitiva e incluso obvia que parece esta cultura. Y pese a ello, no existe en España [salvo en contadas instituciones].

2- Gracias y mucho ánimo divulgando lo que ves. No te preocupes por los bias y los devil advocates. Stick to it y screw them all! ;-] Hay gente que nos flipa lo que cuentas!

Carlos.
Ampliar comentario
#9
Compartir
Los diseñadores están pasando a convertirse en la nueva élite.
Gran parte de las mejores start-ups del momento han sido fundadas por gente proveniente del diseño: Instagram, Vimeo, Flipboard, Pinterest,... todas con diseñadores entre sus fundadores.
El legado de Jobs es profundo.
Ampliar comentario
#8
Compartir
Como le gusta a la gente menospreciar. Que si ingenieros, que si gestores, que si izquierda, que si derecha, que si naces, que si te haces, que si Cataluña, que si España...
Los que piensan que el código es algo transversal, tienen parte de razón, cualquiera con cierta habilidad debería ser capaz de hacerse un portal web.
A los programadores [no digo ing. por no excluir FP], nos toca crear los sistemas que a alto nivel usan otros. Se puede montar mucho negocio de base tecnológica sin necesitar programación de la buena. Pero para empujar los límites del estado del arte tecnológico... eso es otra cosa.

Lo que es cierto es que sea cual sea el negocio, siempre necesitas una buena GESTIÓN: un buen financiero, abogado, etc.
Ampliar comentario
#7
Compartir
3 si tuviéramos más ingenieros en el congreso por lo menos imperaría la lógica!

los ingenieros son los únicos q saben crear valor de la nada, a diferencia de los financieros q lo único q generan es humo. y de los abogados, sociólogos y ldos en ciencias políticas mejor ni hablamos...

fdo. un financiero
Ampliar comentario
#6
Compartir
3
No tienes razón y lo sabes. Cómo le va a pegar un político o un abogado a todo? eso no tiene sentido. Un ingeniero es una persona especializada y a la vez con una formación científica de primera que sabe lo que se puede hacer, cómo se puede hacer y sobre todo lo que NO se puede hacer. No es un vendeburras.

Pero cómo va a escribir un abogado un proyecto sobre nanotecnología, o coordinar grupos de trabajo de especialistas en esto? es imposible si no tiene ni idea. Las softskills, el rollito de presentar powerpoints y hacer mucho marketing, es típico de paises industrialmente de segunda B. Como desgraciadamente es Espana, un país controlado por gente de letras, analfabetos científicos y tecnológicos.
Ampliar comentario
#5
Compartir
1
Se nota que el articulista no ha echado una línea de código en su vida. Pertenece a esa escuela de powerpointistas, vendedores de humo e ideas evanescentes.

La programación actual en redes es muchísimo más complicada en el pasado, hay que manejar mil tecnologías diversas y juntarlas con el p egamento del código. Si se pretende hacer algo medianamente potente, incluso con libraries y s, hay que conocer a fondo las tales libraries, sobre todo cuando se trata de hacer programación en paralelo, etc.

Lo dicho, por algo estoy fuera de Espana. Demasiados cuentistas metidos en cárnicas sin idea técnica, como el articulista.
Ampliar comentario
#4
Compartir
2 cierto que la ingenierías siempre han gozado de una excelente reputación. Pero, cuántos ingenieros hay en política? tan poco laureada recientemente!! muchísimos. e ingenieros incultos? sin dotes de comunicación? otros muchos, como en todos los lados. Personalmente, considero que hay cierto intrusismo! ya les llegará su día y caerán. El tiempo deja a cada uno en su lugar.

hay economistas excelentes gestores, y politólogos intelectuales que tb lo son. Pero en todas las carreras hay engañados, como tú, que con tu comentario ya dices lo que eres y quién eres.
Ampliar comentario
#3
Compartir
Generalmente los ingenieros [aeronáuticos, industriales, informáticos, caminos -no meto a agrícolas-forestales-químicos y demás temas que de ingeniería no tienen nada-] son la gente más capaz tanto a nivel técnico como organizativo. Incluso con un entrenamiento adecuado son los mejores gestores.

En España se ha querido dar valor a los picapleitos y a unas actividades extrañas [económicas, empresariales, ADE, o similares] y así nos va. ES FUNDAMENTAL PONER EL DINERO A LOS EMPRENDEDORES CON CONOCIMIENTOS TÉCNICOS. El resto son charlatanes de feria muchas veces.
Ampliar comentario
#2
Compartir
No sé por qué pero le veo un aire un tanto envidiosillo a este artículo...
Ampliar comentario
#1
Compartir
Estimado Miguel A. Díez Ferreira, ¿serías capaz de imaginar tu columna siliconvalleyfacts en cualquier medio de SF Bay Area? Dale vueltas a ver qué pensaría un lector por allí si la leyese.

Creo que en España nos encanta chismorrear y destapar mitos para luego decir que no son tales mitos y al final no aportar nada y dar que hablar. Me parece formidable tu iniciativa de contar tu experiencia por SF, que puede venir muy bien a muchos emprendedores españoles con ganas de saltar el charco, pero creo que es mejor no seguir alimentando mitos.

Entiendo que después de estos meses en por Silicon Valley, te habrás dado cuenta de que lo único que importa es el verbo TO MAKE y que a aquel que vale, se le da lo que se merece. Y a aquel que no vale, enseguida se le sustituirá por alguien que pueda aportar más, que es de lo que se trata, y cuanto antes mejor. Si lo pensáis, es de lo más justo.

En España aun hay mucho que aprender para ser capaces de valorar a un miembro del equipo en la medida en que aporta valor al proyecto, al margen de su procedencia educacional o social. Cada cual es libre de decidir, pero que no se queje luego de que huele a podrido a su alrededor.




Ampliar comentario