tras la sentencia del juez del 21 de abril

El PP borró o destruyó los discos duros de Bárcenas hace menos de cuatro meses

El juez Pablo Ruz ha iniciado hoy el volcado de la información de los dos ordenadores que el que el extesorero del PP Luis Bárcenas tenía en la sede

Foto: El extesorero del PP, Luis Bárcenas, a su llegada a los juzgados de Plaza de Castilla (EFE)
El extesorero del PP, Luis Bárcenas, a su llegada a los juzgados de Plaza de Castilla (EFE)
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    El juez Pablo Ruz ha iniciado hoy el volcado de la información de los dos ordenadores que el que el extesorero del PP Luis Bárcenas tenía en la sede del partido en Génova. El primero de ellos (Toshiba), carecía siquiera de disco duro. El segundo, que se trata de un Mac, cuenta con 467 gigas ocupados que han sido volcados esta mañana en la Audiencia Nacional. Sin embargo, según confirman fuentes judiciales, no es información que guardó el extesorero. El propio PP, en un escrito al juez, confirma que borró o destruyó los discos duros hace menos de 4 meses.

    Efectivamente, en un escrito de tres folios enviado al juez, el PP asegura que "los discos duros de los ordenadores de Luis Bárcenas fueron destruidos, cumpliendo el protocolo, cuando fue firme la sentencia" del juzgado de Madrid ante el que Bárcenas reclamó para que el partido le devolviera los ordenadores. Cuando el juez desestimó su reclamación, al entender que los aparatos eran del partido, e hizo firme su sentencia, el PP -según asegura en el escrito al juez- decidió destruir los discos duros. La sentencia del juez data del 21 de abril, por lo que el borrado de los discos lo hizo el PP hace menos de cuatro meses y en plena efervescencia del caso Bárcenas.

    Con este argumentario, el PP ha entregado esta mañana un toshiba que ni siquiera tenía disco duro, y en el Mac, en el que instaló otro para que otro empleado pudiera utilizar el ordenador portátil. Según ha registrado por escrito el secretario del juzgado, el ordenador de Apple tiene "un disco duro Toshiba" con evidencias de que los tornillos del compartimento que lo aloja han sido manipulados. El PP insiste en que ese disco lo extrajo en octubre de 2012 el propio Bárcenas y que así lo declaró ante el juez. Posteriormente, el PP formateó ese disco "de conformidad con el protocolo habitual de utilización y reciclaje de material informático", y es el que tenía 467 gigas con información de otro trabajador que posteriormente usó el aparato.

    Argumentos del PP

    El PP asegura además que el Toshiba es un aparato muy antiguo que ni siquiera tiene puerto USB para almacenar en un pendrive la información, como ha declarado Bárcenas ante el juez y aseguran que "no se sabe cómo se ha sacado el pendrive".

    El Partido Popular recuerda que por la Ley de Protección de Datos cada vez que un usuario deja de utilizar un equipo que le ha sido asignado, se reintegra al sistema general, es decir, a la empresa y esta debe borrar la información que contiene, formatearlo y ponerlo a disposición de otro usuario. Señalan, en este sentido, que eso se aplica a todos los medios de almacenamiento masivo de información como los pendrive, CDs o discos duros externos.

    En este sentido, explican que en la Ley de Protección de Datos hay una "guía sobre almacenamiento y borrado seguro de información" desarrollada en el Real Decreto de 21 de diciembre de 2007. En su artículo 92.4 dice que "siempre que vaya a desecharse cualquier documento o soporte que contenga datos de carácter personal deberá procederse a su destrucción o borrado mediante la adopción de medidas dirigidas a evitar el acceso a la información contenida en el mismo o su recuperación posterior". Real Decreto de 21 de diciembre de 2007.

    Lo que no explica el PP es por qué no existe físicamente ese disco duro, como sucede con el Toshiba que ha entregado esta mañana.

    España
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    117 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios