Los pescadores del Campo de Gibraltar han partido esta mañana del puerto de La Atunara con destino a Puerto Chico para protestar por la situación que llevan padeciendo desde hace más de un año y por el lanzamiento de bloques de hormigón al caladero por parte del Gobierno del Peñón.

Los pescadores están siendo escoltados en su protesta por la Guardia Civil, según ha explicado Leoncio Fernández, patrón mayor de la Cofradía de La Línea (Cádiz). Su intención es permanecer concentrados en el caladero donde Gibraltar lanzó 70 bloques de hormigón, una medida que ha impedido al colectivo faenar en estas aguas desde el pasado 24 de julio.

Fernández entiende que las reivindicaciones del sector "son justas" y ha puesto el acento en las importantes pérdidas económicas que están teniendo los 80 barcos que hasta el pasado mes de julio desarrollaban su trabajo en este caladero.

En este sentido, el patrón mayor de La Línea (Cádiz) ha hablado de pérdidas de más de 1,5 millones de euros desde que hace más de un año el Gobierno del Peñón comenzara a poner trabas a la labor de los pescadores en las aguas que rodean a Gibraltar.

La protesta de los pescadores en Puerto Chico comenzará a las 10.00 horas y tendrá una duración de entre 30 y 45 minutos. El colectivo reivindica que se les deje desarrollar su labor en un caladero donde siempre han podido faenar. 

"Los gobiernos que discutan lo que deban y a nosotros que nos dejen buscarnos la vida", declaraba ayer sábado Fernández, quien en cualquier caso ha recordado que la protesta será pacífica.

A la espera de Rajoy y Barroso

Por otro lado, fuentes de La Moncloa anunciaron el viernes por la tarde que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durão Barroso conversarían en "las próximas horas" sobre el tema de Gibraltar, tras conocerse que Barroso ya había hablado al respecto con el primer ministro británico, David Cameron, quien le pidió que la CE envíe urgentemente observadores a la zona ante las largas colas en la Verja.

El PSOE, por su parte, ha exigido al Ejecutivo que entable "ya" un diálogo directo con Reino Unido para resolver el conflicto.