LA PRINCESA ALEMANA VIAJÓ PRIMERO DE LONDRES A MADRID Y AL DÍA SIGUIENTE A VALENCIA

Corinna se reunió en privado con el Rey la víspera de acudir a un foro del Instituto Nóos

Corinna zu Sayn-Wittgenstein viajó el 26 de octubre de 2004 de Londres a Madrid para reunirse en privado con el Rey. Al día siguiente, la princesa
Foto: Corinna se reunió en privado con el Rey la víspera de acudir a un foro del Instituto Nóos
Corinna se reunió en privado con el Rey la víspera de acudir a un foro del Instituto Nóos
Corinna zu Sayn-Wittgenstein viajó el 26 de octubre de 2004 de Londres a Madrid para reunirse en privado con el Rey. Al día siguiente, la princesa alemana, íntima amiga del monarca, se trasladó a Valencia para participar como "observadora", invitada por Iñaki Urdangarín, en el Valencia Summit, un foro sobre turismo y deporte por cuyas tres ediciones el Instituto Nóos cobró 3,2 millones de euros de la Generalitat de Francisco Camps y el Ayuntamiento de Rita Barberá.

​En un correo electrónico al que ha tenido acceso El Confidencial, remitido por Corinna a Urdangarín el 13 de octubre de 2004, dos semanas antes de la inauguración del Valencia Summit, la aristócrata alemana anuncia a su interlocutor: "Estaré en Madrid el día 26 e iré directamente [a Valencia] desde allí". Corinna, en efecto, viajó a la mañana siguiente a la capital levantina y se alojó en el hotel Eurostars, el mismo en el que se hospedaron el yerno de don Juan Carlos y su entonces socio en el Instituto Nóos, Diego Torres.

​Antes de trasladarse a Valencia, sin embargo, la amiga del Rey hizo escala en Madrid para reunirse en privado con el monarca, según han confirmado a este diario fuentes muy cercanas al palacio de La Zarzuela. Las mismas fuentes aseguran que la princesa alemana, que entonces aún estaba casada con el príncipe Casimir zu Sayn-Wittgenstein, que le prestó el título y el apellido y de quien se divorció un año más tarde, pasó la noche en la capital de España.

El jefe del Estado tuvo ese día una agenda poco cargada. El único acto oficial de don Juan Carlos aquel 26 de octubre de 2004 fue una visita matinal al Mando de Transmisiones del Ejército, en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón, acompañado del entonces ministro de Defensa, José Bono. Ya por la tarde, el monarca y la aristócrata alemana se reunieron a solas en la capital, aunque las fuentes consultadas no quisieron precisar el lugar de ese encuentro.

"¿Cuándo hemos de llegar?"

En el email que envió a Urdangarín, Corinna confirmaba su asistencia al Valencia Summit y recordaba al duque de Palma que Guy Sanan, director general de la Fundación Laureus, e Ignacio Díaz, responsable de la consultora Fast Track y vinculado a la misma fundación, también acudirían al foro del Instituto Nóos. "¿Puedes decirme cuándo hemos de llegar [a Valencia]? ¿Deberíamos estar allí el 27 por la tarde?". Y añadía: "Guy llegará a Londres desde China el mismo día 27 por la mañana. Yo estaré en Madrid el día 26 e iré directamente desde allí".

Según revelan los últimos correos electrónicos entregados por Torres al juez José Castro, instructor del caso Nóos, el Rey pidió a Corinna en 2005, varios meses después de aquella primera edición del Valencia Summit, que colocara a Urdangarín en la Fundación Laureus, una organización internacional de carácter altruista que promueve el deporte como herramienta contra la pobreza infantil, y a cuya junta consultiva pertenecía entonces la princesa alemana. Ésta se comprometió con el yerno del monarca a conseguirle un sueldo de hasta 250.000 euros anuales.

Fue el propio jefe del Estado quien pidió personalmente a su yerno que invitase a Corinna al Valencia Summit. Urdangarín no se pudo negar: don Juan Carlos había conseguido que el magnate francés Bernard Arnault, dueño del imperio Louis Vuitton, fuera el principal sponsor del foro; y, además, la factura del viaje y la estancia en Valencia de la aristócrata corrían por cuenta de la Generalitat y el Ayuntamiento. Arnault, gracias a las gestiones del Rey, aportó 87.000 euros al evento, que el duque de Palma no declaró a Hacienda.

​Tras su estancia en Madrid y Valencia, el contacto entre Corinna y el Rey se hizo más frecuente. La princesa acompañó a don Juan Carlos en muchos viajes privados e incluso oficiales, y actuó en numerosas ocasiones como representante del monarca ante gobernantes y empresarios de países árabes. Entre 2011 y 2012 el jefe del Estado llegó a viajar al menos en tres ocasiones con Corinna en contra del criterio de sus médicos: se trasladó, primero, a Mónaco; más tarde a Kuwait y los Emiratos Árabes, y por último al polémico safari en Botsuana.
España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
49 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

SECUESTRO. Tráiler final en español HD. En cines 19 de agosto
LOS CABALLEROS BLANCOS - Trailer en español HD
30 segundos de 'La asamblea de las mujeres'

ºC

ºC