La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

LA AMIGA DEL MONARCA VIAJÓ A VALENCIA EN 2004 A GASTOS PAGADOS

El Rey pidió a Urdangarín que invitase a Corinna a un foro de Nóos para hacer contactos

Favor por favor. El Rey pidió a Iñaki Urdangarín que invitase a gastos pagados a su amiga Corinna zu Sayn-Wittgenstein a la primera edición del Valencia Summit, un
Foto: El Rey pidió a Urdangarín que invitase a Corinna a un foro de Nóos para hacer contactos
El Rey pidió a Urdangarín que invitase a Corinna a un foro de Nóos para hacer contactos
Favor por favor. El Rey pidió a Iñaki Urdangarín que invitase a gastos pagados a su amiga Corinna zu Sayn-Wittgenstein a la primera edición del Valencia Summit, un foro internacional sobre turismo y deporte organizado en 2004 por el Instituto Nóos. El yerno de don Juan Carlos no se pudo negar: el monarca había conseguido que el magnate Bernard Arnault, dueño del imperio Louis Vuitton, fuera el principal sponsor del evento, y además la factura del viaje y la estancia de la princesa alemana corrían por cuenta de la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento de la capital.

​La presencia de Corina Larsen -su apellido de soltera- en el Valencia Summit de 2004 sacudió la semana pasada a la Casa del Rey, después de que Diego Torres, el exsocio de Urdangarín en el Instituto Nóos, entregase al juez unos correos electrónicos intercambiados aquel año entre la amiga del monarca y un empleado de la entidad supuestamente sin ánimo de lucro. Los emails no tienen ninguna relevancia desde el punto de vista penal, pero con ellos Torres ha dejado claro su intento de chantaje al jefe del Estado y a su antiguo socio con la amenaza de revelar nuevos y más comprometedores documentos si entra en prisión.

​El Rey, según fuentes muy cercanas a la Zarzuela consultadas por El Confidencial, pidió a su yerno que incluyera a Corinna, que el próximo día 28 cumplirá 48 años, en la lista de invitados de aquel congreso internacional "para ayudarla a ampliar sus contactos". La amiga del monarca, gran aficionada como él a la caza y la vela, era entonces la responsable de una agencia británica especializada en organizar safaris para clientes exclusivos. Y, sobre todo, colaboraba muy activamente con la Fundacion Laureus, una organización que aúna filantropía y deporte.  

Fue precisamente esa ​afición común a la caza el detonante de la amistad entre el Rey y Corinna. Según las fuentes consultadas, el jefe del Estado era cliente habitual de Boss Sporting Agency (BSA), una agencia londinense promovida por la prestigiosa armería Boss&Co especializada en organizar exóticos y exclusivos safaris para aristócratas y millonarios europeos. Corinna era la responsable de BSA, y a comienzos de 2004 conoció a don Juan Carlos en una expedición de caza a Mozambique.

Comisionista e intermediaria

​Corinna estaba entonces casada con el príncipe alemán Casimir zu Sayn-Wittgenstein, de quien se divorció un año después. Tras su separación siguió utilizando por su cuenta el apellido de su exmarido y el tratamiento de princesa, y en 2005 montó su propia empresa: Apollonia Associates. La princesa Corinna se convirtió entonces, gracias a los contactos de altísimo nivel labrados durante su etapa en la agencia de safaris, en una comisionista de lujo que cobraba por intermediar en grandes contratos internacionales, principalmente entre empresas europeas y gobiernos árabes.

​Según fuentes próximas a la investigación del caso Urdangarín, Corinna viajó a Valencia desde Londres el 26 de octubre de 2004, la víspera de la inauguración de la primera edición del Valencia Summit -hubo dos más en 2005 y 2006-, por la que la Generalitat de Francisco Camps y el Ayuntamiento de Rita Barberá pagaron al Instituto Nóos un cánon de 1,1 millones de euros. La princesa alemana se alojó en el mismo hotel que Urdangarín y Torres, el Eurostars Gran Valencia, cercano al Palacio de Congresos donde se celebró el evento.

El pasaje de avión de ida y vuelta de la amiga del Rey y su estancia en la capital valenciana fueron reservadas a través de la agencia Europa Travel, según las mismas fuentes. El coste del viaje, alojamiento y manutención del centenar de ponentes, observadores e invitados -Corinna entre ellos- asistentes al foro sumó otros 310.000 euros, que también fueron abonados con fondos públicos. De esta forma, el margen de beneficio de Urdangarín y Torres no se redujo, y ambos socios se embolsaron prácticamente limpios los 1,1 millones del cánon.

Viajes privados y oficiales

​Tras su visita a Valencia, el contacto entre Corinna y el Rey fue mucho más frecuente. La comisionista alemana acompañó a don Juan Carlos en muchos viajes privados e incluso oficiales, y actuó en numerosas ocasiones como representante del monarca ante gobernantes y grandes empresarios de países árabes. Entre 2011 y 2012, el jefe del Estado llegó a viajar al menos en tres ocasiones con Corinna en contra del criterio de sus médicos. El monarca ignoró la recomendación de los facultativos y se trasladó, primero, a Mónaco; más tarde a Kuwait y los Emiratos Árabes, y por último al polémico safari en Botsuana.

Los emails que Torres asegura guardar aún en su poder, y que su abogado ha amenazado con desvelar, demostrarían que el Rey estuvo siempre al corriente de los negocios de su yerno e incluso llegó a impulsarlos, y que si en la primavera de 2006 forzó su aparente marcha del Instituto Nóos fue porque salieron a relucir públicamente los primeros trapos sucios de aquél. En febrero de aquel año, en efecto, el PSOE de Baleares cuestionó por primera vez en el Parlamento autonómico los pagos que el entonces presidente regional, Jaume Matas, hizo a la entidad sin ánimo de lucro por la organización de un foro sobre deporte y turismo similar al Valencia Summit.
#69
74 Totalmente de acuerdo con el comentario.

Por otra parte entiendo que, a la luz de la información disponible, los comentarios de otros tertulianos reflejan presunciones gratuitas y malintencionadas, rayanas en la injuria grave con publicidad [es preciso recordar que la ignorancia de ley no excluye su cumplimiento], lo cual quiere decir que la persona afectada, podría interponer una querella contra los presuntos difamadores.
Ampliar comentario
#68
Majestad por favor no haga caso de los malintencionados comentarios de este foro. Vd. Puede exigirle a su yerno ese pequeño favor, aunque después el que lo pague sean nuestros impuestos.Tiene que disfrutar. Se me olvidaba,si puede en el futuro invitar a otra persona, acuerdese de mí. Yo no le puedo invitar a cazar o a lo que sea.
Ampliar comentario
#67
La hija ejerciendo de celestina para el papá, mientras la mamá sufridora hace el ridículo defendiendo a la hijita.
Este vodevil comienza a ser una opereta bufa en la que sólo falta el maridito imaginario de la hermana de la heredera consorte, y su pasada relación con la dicha hipotética heredera. Y enm el segundo acto, el cada vez más lejanísimo heredero, va consiguiendo tener el gangoseo del padre,y presume de estrar preparado. ¿Preparado para què? Su única misión legal es la ganadero-reproductiva, y ya la ha cumplido. Para cortar cintitas de inauguración no hace falta preparaciòn alguna.
Ampliar comentario
#66
No sé qué sorpresa es esta, si de algo se han caracterizado los borbones a lo largo de la historia es de dedicarse a los placeres de la vida y el coñazo del gobierno pues que lo haga otro, ya sea valido de turno o presidente de gobierno. Y que Molt Honorable President y su Iltma. Alcaldesa paguen de sus bolsillos este despilfarro. Y dicen que están lavando su imagen ¡¡¡ni con salfumán señores de la Casa Real!!! Una vez que la mierda se expande no hay forma de limpiarla, muchos años intentando taparla entre todos los poderes [prensa, politicos, etc] pero de siempre es comidilla en Mallorca y Madrid y allende los mares los líos de faldas de unos y de pantalones de las otras ¡menos hipocresía y fuera todos, ya está bien de tomarnos el pelo y robar nuestros dineros! y su fortuna al Estado, verás que pronto se arreglan la prima de riesgo con las tijeras del Rajoy.
Ampliar comentario
#65
Esto cada dia se parece mas a una mezcla entre El Caso y las revistas de supermercado de EEUU. Y la mayoria de las veces &034;me dijeron&034; &034;fulanito sostiene&034; pero pruebas pocas.

El señor Lobo es color naranja de tan amarillo que se ha vuelto. Aun me acuerdo de la secta...
Ampliar comentario
#64
Si tiene esos mails que los saque y los haga públicos. Así, además de chorizo, que eso no se lo quita nadie, será condenado por chantajista pero al menos habrá hecho un buen servicio al país al que contribuyó a saquear. Y si amenaza con sacarlos pero no lo hace, a la trena con él por chorizo, evasor...etc y además BOBO.
Ampliar comentario
#63
Cuando uno se creia que habian cepillado [nunca mejor dicho] a la ex-princesa, otra vez sale delante de nosotros.
Menuda pandilla de pocotalantes que son todos, desde el rey hasta lo mas bajo..ejemplo Leticia.
Ampliar comentario
#62
.
La imagen de conjunto que se desprende, de cuanto vamos sabiendo, que no es sino lo que &034;La Casa&034; no puede impedir que sepamos, aboca a una situación generalizada de &034;todo vale&034;.

Y es cierto.

Hubo un momento en que todo valía, la prensa amordazada, cantando las loas del campechanismo y la actuación brillante evitando que los militares [los monárquicos, que los otros no estaban en el lío], dieran al traste con un sistema ideal.

Pero al tiempo, ni el sistema era ideal, el campechano collejero elefanticida, el nene bobo, y los yernos ya ve usted.

Nadie se cree que un yerno real, sin el apoyo expreso de la Real Familia puede contactar, pedir, tomar y coger.

Y se empiezan a esclarecer las cosas.

El Rey, no solo obvió el obligado control de su Familia, sino conociendo sus actividades fomentó que se incluyera, en ellas, a la concubida de turno, constituyéndose, así, en beneficiario, parcial, de la historia [quid pro quo].

Bien es cierto que, probablemente, este pobre hombre [Urdangarin], sea el que menos haya hecho de todos [probablemente peor y con peores socios, por eso se ve como se ve], y en su momento se viera como &034;normal&034; en el real entorno.

Ampliar comentario
#61
.
La imagen de conjunto que se desprende, de cuanto vamos sabiendo, que no es sino lo que &034;La Casa&034; no puede impedir que sepamos, aboca a una situación generalizada de &034;todo vale&034;.

Y es cierto.

Hubo un momento en que todo valía, la prensa amordazada, cantando las loas del campechanismo y la actuación brillante evitando que los militares [los monárquicos, que los otros no estaban en el lío], dieran al traste con un sistema ideal.

Pero al tiempo, ni el sistema era ideal, el campechano collejero elefanticida, el nene bobo, y los yernos ya ve usted.

Nadie se cree que un yerno real, sin el apoyo expreso de la Real Familia puede contactar, pedir, tomar y coger.

Y se empiezan a esclarecer las cosas.

El Rey, no solo obvió el obligado control de su Familia, sino conociendo sus actividades fomentó que se incluyera, en ellas, a la concubida de turno, constituyéndose, así, en beneficiario, parcial, de la historia [quid pro quo].

Bien es cierto que, probablemente, este pobre hombre [Urdangarin], sea el que menos haya hecho de todos [probablemente peor y con peores socios, por eso se ve como se ve], y en su momento se viera como &034;normal&034; en el real entorno.

Ampliar comentario
#60
O Letizio lo sabía o es tan corto que no sabe ver lo que tiene delante. No los quiero como Jefes de Estado. No me merecen.
Ampliar comentario
#59
Nos estan saturando de tanta mierda para que no nos importe nada lo que nos queda por ver.
Ampliar comentario
#58
Al borbón mataelefantes este lo encontramos el día menos pensado como a Ferrer Salat. Un viagrazo y al otro barrio mientras se folla a la puta de turno [ bueno, ahora lo llaman comisionista].
Ampliar comentario
#57
Que se puede esperar de una persona,que haga lo que haga,no se le puede procesar,aunque la constitución también añade que los responsables serán los gobiernos que lo refrenda,seria interesante ver si se puede culpar al gobierno de turno,la complicidad en esos desatinos Bórbonicos.Corinna es una mujer ambiciosa al igual que Letizia.la diferencia es que una se casó con el Bobón y la otra no.El responsable es quien [caso Corinna]la puso ahí,ella se dejo querer,echar las culpas a las mujeres no es de recibo,si él tiene dignidad no lo hace por lo tanto da igual que hubiera sido un hombre el daño lo hizo él.
Ampliar comentario
#56
[62] No es eso. Un comisionista es una persona que actúa como intermediario a la hora de realizar un negocio. Cuando las empresas quieren contactar con otras grandes empresas o con políticos a los que no tienen acceso, recurren al comisionista, que dispone de una agenda muy amplia de conocidos en todas las esferas. El comisionista facilita los contactos iniciales entre los interesados y puede intervenir en las negociaciones. Cobra un porcentaje en función del éxito de su gestión.
Ampliar comentario
#55
58 ¡Vaya! ¡Por fin alguien que SABE de HISTORIA !. Ya era hora. Y le añado: A José Antonio le dejaron tirado, eso sí, con mucho disimulo, porque era el político más prometedor y a la vez mas incómodo tanto para los rojos, como quizá aún más, para la derechona en general. Republicano convencido y preconizador de una verdadera DEMOCRACIA de personas, de ciudadanos, no de políticos, ni de partidos y sindicatos mafiosos, como ahora padecemos.¡...
Como anécdota curiosa, transcribo lo que comentó el general Cabanellas, cuando, a pesar de su oposición y la de Queipo de Llano a la elección de Franco, como jefe supremo, a los pocos meses de empezada la Guerra, este salió adelante [con el apoyo de Mola, quien así zanjó las discusiones entre ellos]. Cabanellas les comento, según el secretario de Mola, que estaba presente: &034;No sabéis lo que habéis hecho. Yo a éste [Franco], lo hje tenido bajo mi mando en África y le conozco bien. En cuanto se siente en el sillón, no se baja de él hasta que se muera&034;. Realmente profético.
Dicho esto, hay que reconocer que Franco no lo hizo del todo mal, por muchas chapuzas que también hizo, como ésta de &034;Instaurar&034; la monarquía borbónica... ¡¡Qué desastre !
Ampliar comentario