las empresas de alquiler se organizan

10.000 euros por 15 días en Magaluf: el negocio de los pisos turísticos en Baleares

"Estos datos confirman la tendencia de un turismo muy estacional y enfocado a grupos de jóvenes cuyo objetivo es disfrutar de la fiesta siete días a la semana", explican desde Hundredrooms

Foto: Imagen de dos turistas en la calle Punta Ballera de Magaluf. (Reuters)
Imagen de dos turistas en la calle Punta Ballera de Magaluf. (Reuters)

Verano tras verano, miles de turistas desembarcan en Magaluf en busca de unas vacaciones etílicas. Y verano tras verano, Magaluf se hace un hueco en los telediarios de España y Reino Unido por los escándalos que estos protagonizan: veinteañeros haciendo felaciones a cambio de copas, borrachos saltando de balcón en balcón... El listado de barbaridades es largo y, sin embargo, el sector turístico no deja de crecer. Según un estudio llevado a cabo por el comparador de alojamiento vacacional Hundredrooms, en los seis primeros meses de 2017 se ha detectado un aumento en las búsquedas de alojamientos, llegando incluso a duplicarse en comparación con el mismo perIodo del año anterior.

[Cómo reclamar en Airbnb si eres dueño o huésped de la casa​]

Ante el incremento de la demanda, Hundredrooms señala que alquilar un apartamento para seis personas durante la primera quincena de julio cuesta ya 10.203 euros de media, una cifra que hasta hace unos años solo tendría cabida en lugares como Ibiza o Formentera. "Estos datos confirman la tendencia de un turismo muy estacional y enfocado a un público determinado, a grupos de jóvenes cuyo objetivo es disfrutar de la fiesta 24 horas al día y siete días a la semana", explican desde la compañía. Pese al encarecimiento de las tarifas, el análisis de Hundredrooms apunta a que la ocupación de los apartamentos ronda ya el 80% para el mes de junio, mientras que en julio y agosto se encuentra en torno al 50%.

De todos modos, Magaluf no es la única localidad de las Islas Baleares en donde el alquiler de los apartamentos turísticos se ha disparado. Según los datos publicados el pasado abril por el INE, la comunidad cuenta ya con 4.968 plazas y 1.500 pisos, lo que convierte a este negocio en un temible rival para los hoteles. Lo mismo ocurre a nivel nacional, ya que la Alianza por la Excelencia Turística, Exceltur, apunta a que la oferta de pisos turísticos ha aumentado un 74% en tan solo tres años, superando así la cifra de 1,5 millones de plazas.

Manifiesto en defensa del alquiler vacacional

Alquilar un apartamento en las Islas Baleares se ha convertido en un negocio tan lucrativo que las empresas que viven de ello han optado por aunar fuerzas. De esta manera, 14 entidades firmaban el pasado 24 de abril el manifiesto 'Por un turismo de calidad y de todos', un escrito con el que pretenden demostrar el "apoyo social" existente hacia el alquiler vacacional y blindarse ante las críticas que llegan desde el sector hotelero.

Un par de jóvenes ayudan a su amiga en la calle Punta Ballena de Magaluf. (Reuters)
Un par de jóvenes ayudan a su amiga en la calle Punta Ballena de Magaluf. (Reuters)

El presidente de la Asociación de Apartamentos y Viviendas de Alquiler de Temporada de Baleares (Aptur-Balears), Joan Miralles, aseguraba entonces que este tipo de oferta supone "una ayuda al desarrollo local", argumentando que existen ciertas zonas "que no tienen la oportunidad de acceder a los ingresos generados por la oferta de alojamiento tradicional". En la rueda de prensa, los firmantes afirmaban además que "la saturación turística no proviene del alquiler vacacional", una de las razones que alega Ada Colau para limitar este negocio en Barcelona.

Indignación entre los hoteleros de Mallorca

Tan solo dos días después de la firma de este manifiesto, la presidenta de la Federación Hotelera de Mallorca, Inma de Benito, concedía una entrevista en la que exigía al Gobierno balear tomar medidas para regular los pisos turísticos de la isla, entre los que se encuentran los de Magaluf. En caso contrario, la empresaria amenazó con convertir los hoteles en apartamentos, ya que según ella sería la única opción para "competir con las mismas armas" contra "un modelo basado en la especulación, la opacidad y la economía sumergida".

Durante la entrevista, la presidenta insistió además en que nunca ha dicho que "el turismo residencial no sea necesario", reconociendo así que existe una demanda al respecto, pero argumentó que la situación actual beneficia a "la gente que quiere generar rentas muy altas con poco esfuerzo y sin pagar impuestos". En este sentido, De Benito aseguró que la falta de regulación no solo afecta a los hoteles, sino también a los precios de las viviendas y al exceso de turistas en Mallorca.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios