CIERRA CON UNA CAÍDA DEL 0,63% HASTA LOS 7.798

El dato de empleo de EEUU mina al Ibex, que cierra la semana por debajo de los 7.800 puntos

Los datos de empleo que han llegado de Estados Unidos han teñido de rojo las bolsas europeas. Era el indicador más esperado de la semana y,
Foto: El dato de empleo de EEUU mina al Ibex, que cierra la semana por debajo de los 7.800 puntos
El dato de empleo de EEUU mina al Ibex, que cierra la semana por debajo de los 7.800 puntos
Fecha
Tags
    Los datos de empleo que han llegado de Estados Unidos han teñido de rojo las bolsas europeas. Era el indicador más esperado de la semana y, aunque la creación de empleo privado (índice ADP) y las peticiones de subsidios por desempleo hacían pensar que el dato del paro en Estados Unidos no iba a ser bueno, ha resultado peor de lo esperado. En marzo se crearon 88.000 puntos de trabajo frente a los 190.000 que se esperaban y el reflejo de estas cifras en los índices no se ha hecho esperar.

    El Cac 40 se ha dejado el 1,7%, el Dax el 2% y el Eurostoxx 50 el 1,4%. La caída ha sido menor para el Ibex, que ha cedido un 0,63%, pero suficiente para perder el soporte técnico que los expertos fijaban en los 7.800 puntos, "donde el stop loss de muchos inversores", asegura María Muñoz, estratega de Inversis Banco. Además, con el descenso de hoy (retrocede un 1,52% en la semana) acumula cuatro semanas consecutivas a la baja, algo que no se producía desde hace un año y pierde en 2013 un 4,5%. Por su parte, el MIB italiano se ha desmarcado del resto de bolsas y ha cerrado con una subida del 0,49%.

    En el mercado de deuda, la prima de riesgo española se mueve hoy alrededor de los 355 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 4,76%. Ayer, la emisión de 4.300 millones de euros en bonos a 3, 5 y 8 años, con una demanda sólida en los plazos más largos -no tanto en el papel con vencimiento en 2016- en un escenario de tensión tras el despropósito del rescate de Chipre y el desgobierno de Italia, permitió a la deuda española bajar el coste de financiación del 5% en el que llevaba instalado las últimas dos semanas. 

    Hoy toda la atención del mercado estaba centrada en Estados Unidos. En marzo, la primera economía del mundo solo generó 88.000 puestos de trabajo, muy por debajo de los 190.000 previstos y la cifra más baja desde junio. Al mismo tiempo, es inferior a los 268.000 empleos creados en febrero. Este último dato ha sido revisado hoy al alza con fuerza desde los 236.000 empleos anunciados hace un mes.

    En cuanto a la tasa de paro, se ha reducido una décima, hasta el 7,6%. De este modo, sigue en el nivel más reducido desde finales de 2008, aunque todavía se encuentra en niveles altos para los estándares en los que suele moverse Estados Unidos. Sin ir más lejos, la tasa de desempleo media de los últimos 50 años se limita al 6,1%.

    Las decepcionantes cifras conocidas hoy siguen dejando margen para que continúe vigente la tercera ronda de estímulos cuantitativos (QE3) de la Reserva Federal (Fed), que se ha comprometido a mantener su actual política monetaria mientras el mercado laboral no afiance su recuperación.

    Claves microeconómicas

    Los bancos han vuelto a estar en el punto de mira después de que la agencia de calificación Moody´s haya ratificado que mantiene la perspectiva negativa para el sector por el efecto de la recesión económica y los activos tóxicos que tienen en sus balances. Santander ha bajado un 0,2%, BBVA un 0,7%, Bankinter, en pleno proceso de ampliación de capital, ha caído un 2,1%, mientras que sus derechos han subido un 2,31% hasta los 1,29 euros.

    Entre los pesos pesados, signo mixto. Destaca el fuerte repunte de Iberdrola, del 2%, mientras que Inditex, por el contrario, ha caído del 1,6%.Telefónica ha restado un 0,10% y Repsol ha sumado un 0,69%.

    En el lado de las pérdidas ha sobresalido el fuerte castigo que están sufriendo las acciones de IAG, que se ha dejado un 7,3%, en línea con las caídas del resto de compañías europeas del sector aquejadas por el nuevo brote de gripe aviar en Asia.

    En otros mercados, el euro se aprecia con fuerza y supera los 1,30 dólares, el rendimiento de los bonos estadounidenses a 10 años cae por debajo del 1,70% por primera vez en 2013 y el oro rebota de los 1.555 a los 1.572 dólares.